Investigación

El marido de la alcaldesa de Marbella conocía la investigación secreta y avisó a su hijo: “Tu teléfono está intervenido”

Lars Gunnar Broberg, marido de la alcaldesa, avisó a su hijo de que tenía el teléfono pinchado

Pedro Águeda


28

El promotor inmobiliario Lars Gunnar Broberg, marido de la alcaldesa de Marbella, advirtió a su hijo Joakim de que tenía el teléfono móvil intervenido por la policía en plena investigación contra él por narcotráfico y blanqueo de capitales. “Escucha, escucha, el que estás sujetando está intervenido”, advirtió Lars Gunnar a Joakim Broberg el 28 de octubre de 2019, según consta en un informe de la Policía al que ha tenido acceso elDiario.es.

La alcaldesa de Marbella acumula más de 12 millones en patrimonio después de tres décadas en política

La alcaldesa de Marbella acumula más de 12 millones en patrimonio después de tres décadas en política

Habían pasado seis meses desde que arrancara la causa secreta 38/2019 en el Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional. Unos meses antes, todavía en 2018, las autoridades suecas habían dirigido una Comisión Rogatoria Internacional ante la sospecha de que nacionales de su país habían asentado en la Costa del Sol una organización dedicada a importar hachís y marihuana desde Marruecos, con destino final en Suecia. 

En el momento en el que se produce el chivatazo, la Audiencia Nacional ya tiene entre sus objetivos a Joakim Broberg. Todavía no figura como imputado su padre, del que comenzarán a investigar su implicación en la red de blanqueo precisamente a través de las intervenciones telefónicas. La conversación, que ambos mantienen en sueco, es captada a las 20:19 horas del 28 octubre de 2019 y aparece plasmada en un informe de la Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) fechado en agosto de 2020.

Tal y como recoge la Policía, Joakim Broberg asegura que ya sabe que su número de teléfono está intervenido. También dice que eso no le preocupa porque tiene otro terminal que “no pueden intervenir”. Joakim parece aludir a que tuviera en su poder un teléfono a salvo de pinchazos telefónicos. 

Lo que probablemente desconocía Joakim Broberg es que, como en tantas operaciones contra el narcotráfico de los últimos años, la investigación a su organización contaría con los datos obtenidos por las autoridades francesas de Encrochat, una empresa que fabricaba teléfonos a salvo de interceptaciones, incluidas las del Sistema de Intervención Telefónica español, el Sitel. 

Francia actuó contra la empresa en junio de 2020, tras conocer que el 90% de los clientes de Encrochat en su país eran narcotraficantes o miembros de otras organizaciones criminales. La colaboración de las autoridades francesas con otros países mantiene abiertas un número incalculable de investigaciones en todo el mundo a partir de la información recuperada de los servidores de Encrochat por los servicios de Información del país vecino. En noviembre de 2020 llegaron a la Audiencia Nacional los datos sobre la Mocro Mafia de la Costa del Sol que contenía los servidores de Encrochat. 

Lars Broberg sería detenido el 9 de febrero de 2021 para asistir al registro del local donde comparten sede sus empresas y las de su hijo en un centro comercial y de negocios de Marbella. Joakim Broberg fue detenido tiempo después en Brasil y extraditado para ingresar durante nueve meses en prisión provisional.

La Audiencia Nacional tampoco investigó el chivatazo

Lars Broberg está casado desde hace tres décadas con un cargo público, la ex diputada del Congreso, actual senadora y alcaldesa de Marbella en 15 de los últimos 17 años, Ángeles Muñoz. En el sumario del caso no hay rastro de que la Audiencia Nacional ordenara investigar el origen del chivatazo. Fuentes del tribunal especializado han confirmado a elDiario.es que el atestado policial advirtiendo del chivatazo no provocó ninguna investigación específica. Si la filtración partió del propio Juzgado de Instrucción número 6, de la Fiscalía Antidroga o de las Fuerzas de Seguridad –en la investigación participaron Policía y Guardia Civil– es una incógnita. 

Ocurre con el chivatazo como con el resto de indicios de corrupción en torno al Ayuntamiento de Marbella que surgieron durante la investigación: ni el Juzgado ni la Fiscalía Antidroga apreciaron motivos para investigarlos. Después, el magistrado Manuel García Castellón dictó auto de procesamiento –el 29 de septiembre pasado– sin que hubiera trascendido nada de la causa llevada durante tres años bajo secreto. 

El procesamiento de Lars Gunnar y Joakim Broberg pasó desapercibido hasta que elDiario.es desveló el contenido de dicho auto el 23 de octubre pasado. Desde entonces, este medio ha informado de la propuesta de la Policía en 2019 para abrir una línea de investigación por presunta corrupción, descartada por el juez y la fiscal, con la causa bajo secreto; del montante de la fortuna de Muñoz y cómo hurtó el conocimiento de una parte al Senado; o de los correos electrónicos que examinó la Fiscalía hace cinco años y que recogen igualmente indicios adicionales de corrupción que el Ministerio Público no apreció o consideró prescritos.

“El padre se despide abruptamente”

Lars Broberg no esperó a ver a su hijo en persona para lanzarle la advertencia ese 28 de octubre de 2019, pese a que ambos quedaban casi todos los días, como recoge el sumario. El tono de la llamada parece de urgencia. Cuando Joakim presume de tener un teléfono a salvo de pinchazos “el padre se despide abruptamente”, según el reflejo de la conversación que aparece en el informe de la UDEF. 

En aquellos días, uno de los movimientos de Joakim Broberg provocaba especialmente la atención de los agentes. El hijastro de Muñoz quería que un empresario ruso, Oleg Gurkov (Moscú, 1960), al que la Policía considera su“testaferro”, accediera al Ayuntamiento para desbloquear un proyecto empresarial que ambos impulsaban. “El investigado Joakim Broberg habría realizado funciones de mediador entre Oleg Gurkov y el Ayuntamiento de Marbella en varias ocasiones”, escribió la Policía en su informe de agosto de 2020.

Dos días y medio después de la advertencia sobre los pinchazos, el empresario ruso, Oleg Gurkov, se reunía en el Ayuntamiento de Marbella con su teniente de alcalde y responsable de las concejalías de Hacienda, Administración Pública, Comercio, Industria y Vía Pública. Se trata de Félix Romero, mano derecha de Muñoz y habitual portavoz de la alcaldesa.

“Oleg ha salido muy contento y muy agradecido a Titi [Muñoz]”

Los pinchazos revelan cómo Broberg es quien consigue que su socio sea recibido y cómo llama a Ángeles Muñoz al término de la entrevista. Ella le contesta que no puede hablar en ese momento porque está reunida. Así que Joakim llama a su padre y le dice: “Oleg ha salido muy contento de la reunión y estaba muy agradecido a Titi y a Félix”. Titi es el apelativo familiar y que su círculo utiliza para referirse Ángeles Muñoz. 

Las intervenciones telefónicas también revelan que quince días antes se ha producido otra reunión, fuera del Ayuntamiento, para abordar el patrocinio del coche de carreras del Christian Broberg Muñoz, hijo de Lars y la alcaldesa, por parte del empresario Gurkov. En la misma reunión, Joakim y el resto de participantes hablan de la reunión que va a conseguir el hijastro con el número dos de la alcaldesa. 

“El desarrollo de las conversaciones, el cómo entrelazan ambos temas, los intervinientes comunes, la cercanía en el tiempo de las llamadas relativas a la gestión del patrocinaje del vehículo de carreras de Christian Broberg y la reunión en el Ayuntamiento podría indicar que se trate de un intercambio de favores”, afirma la UDEF en su informe. 

El propio Lars Broberg dice a su hijo en otro pinchazo que “tiene que sacar un poco de dinero con Oleg, si no es problema”. Joakim le contesta que “se hace difícil porque obtienen de él todo gratis”, según destaca la UDEF. 

Gurkov y Broberg buscaban la concesión del restaurante El Picadero, de titularidad pública. En el pasado, el negocio había funcionado como parte de las empresas de Gurkov, según la UDEF y reseñas en Internet. En 2018, el Ayuntamiento lo había cerrado por no cumplir las condiciones de la adjudicación. La concesión no se ha vuelto a adjudicar desde entonces, según un portavoz del Consistorio. El restaurante, situado en la urbanización Aloha Golf de Nueva Andalucía, permanece en en la actualidad en estado de abandono. 

Lo que sí fructificó fue el patrocinio del coche de carreras con el que compitió Christopher Broberg Muñoz, hijo de la alcaldesa, por parte de Gurkov. El coche lució la publicidad de Dwine, una sociedad vinculada al “testaferro” ruso. De este modo, el empresario que logró acceder al número dos del Ayuntamiento con la intercesión del hijastro de la alcaldesa patrocinaba la actividad deportiva del hijo de Muñoz. Gurkov no figura en el auto de procesamiento del juez Manuel García Castellón. 

Un concejal de Muñoz: “Podrías aprender de tu padre”

Las sospechas de que Joakim Broberg obtenía beneficio del cargo de la alcaldesa de Marbella se incrementaron cuando los agentes escucharon otra conversación. Esta vez, el interlocutor de Joakim es Diego López Márquez, concejal de Obras e Infraestructuras, Limpieza Pública, Parques y Jardines. Es el concejal quien llama a Joakim el 22 de noviembre, pero este sigue sin hacer caso de las recomendaciones de su padre. 

Tras saludarse, Broberg le dice que quiere presentarle a alguien que va a ofrecerle “un producto para tu uso”, en alusión a sus competencias en la limpieza del municipio. La UDEF escribe: “Diego le corta descaradamente y le dice varias veces, para que no siga hablando: te veo el lunes, martes, te veo el martes… a ver si aprendes de tu padre. Ambos ríen. Quedan para hablar el lunes”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats