La portada de mañana
Acceder
La mala ventilación en escuelas augura un invierno de abrigos en clase
Los barrios más ricos se enriquecieron casi el triple tras la crisis
Opinión - La tentación de jugar con el fuego de Vox, por Olga Rodríguez

El rey gastó 12 millones al margen del presupuesto de la Casa Real en 2012

El rey y la reina junto el abad de la basílica de San Lorenzo de El Escorial

La Casa Real se benefició de 12 millones de euros gastados por Patrimonio Nacional para la celebración de actos institucionales de la Corona. Los actos protocolarios que se celebran en lugares de Patrimonio Nacional, dependiente del Ministerio de la Presidencia, no corren a cargo de los presupuestos reservados a la monarquía, es decir, con la partida reservada para la Corona no se pagan parte actos oficiales, sino que estos se pagan aparte.

La Ley de Transparencia no obligará al rey ni a su familia a dar detalles de sus gastos y negocios

La Ley de Transparencia no obligará al rey ni a su familia a dar detalles de sus gastos y negocios

Todos los actos protocolarios que tienen lugar en dependencias de Patrimonio Nacional, como la recepción de embajadores o las cenas de gala, corren a cargo del presupuesto del organismo a través del ministerio de Presidencia. Del presupuesto asignado a la Casa Real no sale ni un solo euro para este tipo de gastos.

En 2012, el rey tuvo una asignación de 8,2 millones de euros que se justifica para "asegurar que la Jefatura del Estado disponga de una dotación presupuestaria suficiente para que el Jefe del Estado pueda desarrollar su labor con la independencia inherente a sus funciones constitucionales". Sin embargo, la actividad que desarrolla en dependencias de Patrimonio Nacional, como por ejemplo en el Palacio de la Zarzuela, no se contemplan dentro de esa partida.

Más gasto, menos actos

Esos gastos se pagan a través de las cuentas de Patrimonio Nacional, que reserva un apartado para "servicios a la Corona y Actos de Estado", como recepciones, audiencias, cenas de gala o visitas de jefes de Estado. A pesar de que el número de actos pagados por Patrimonio Nacional fue inferior al que estaba previsto, el coste se disparó en un 24%, ya que los eventos institucionales costaron dos millones de euros más.

De los 110 actos de Estado que Patrimonio Nacional tenía previsto financiar, la Casa Real solo celebró 64, pero gastó dos millones más de los 9,5 que tenía previsto: no se celebró ninguna de las siete visitas de jefes de Estado, el rey solo celebró tres de las siete recepciones planeadas y dos de las siete cenas de gala. Solo se superó el número de audiencias civiles del monarca (una por encima de las cinco previstas). En el apartado "otros" también hay una ejecución muy inferior a los actos previstos: 42 de 87.

Solo en actos oficiales, presupuesto anual dedicado a la Casa del Rey y empleados de Zarzuela, la monarquía se dejó, en 2012, un total de 26 millones de euros.

Etiquetas
Publicado el
13 de septiembre de 2013 - 13:37 h

Descubre nuestras apps

stats