eldiario.es

9

ENTREVISTA | Xavier Domènech

"Podem ha vivido una crisis potente y necesita un proyecto estabilizador, integrador"

El líder de los comunes explica su candidatura: "Es la gran oportunidad para que Podem se construya como una herramienta ganadora"

"Mi intención es que Podem se pueda desarrollar como Podem y que eso contribuya a desarrollar Catalunua en Comú"

"El bloque independentista está demostrando su incapacidad manifiesta o su no voluntad de formar un Govern para poder salir del 155"

25 Comentarios

Xavier Domènech, en Barcelona.

Xavier Domènech, en Barcelona. ROBERT BONET

"Podem ha vivido una crisis potente y necesita un proyecto estabilizador, integrador, que le permita desarollarse con toda su fuerza, porque es muy necesaria en la construcción del cambio en Catalunya". Así explica Xavier Domènech (Sabadell, 1974) el paso que ha dado para intentar ser el secretario general de Podem Catalunya. Un cargo que, en caso de ganar las primarias, debería compaginarlo con el liderazgo de Catalunya en Comú.

Domènech atiende a eldiario.es y aborda no solo la complicada gestión que deberá abordar si se hace con el triunfo, con la intención declarada de mantener la vida orgánica de ambos, sino también la situación en Catalunya dos meses y dos semanas después de las elecciones del 21 de diciembre.

Este mismo viernes el juez Pablo Llarena ha denegado la libertad provisional de Jordi Sánchez y el permiso para asistir al Pleno del Parlament de este lunes, ¿qué le parece la decisión?

Es una nueva violación de los derechos políticos y de representación política. Había un precedente por los diputados presos que pidieron ir a votar al Parlament y que Llarena se lo negó desde una contradicción evidente. En el auto de Junqueras, toda la primera parte es una oda a los derechos de representación política que luego niega.

Es evidente que Jordi Sánchez debería estar en la sesión de investidura. Es evidente que no estando no solo se están violentando sus derechos como diputado, sino los derechos de representación política de sus votantes. Esto va a acabar más temprano que tarde en los tribunales europeos. Y la justicia de nuestro país se va a sonrojar.

Dicho esto, lo que ha ocurrido era previsible. Ya dijimos que este iba a ser el resultado y que por eso Jordi Sànchez no era un candidato efectivo para la Presidencia de la Generalitat. La mayoría que está en disposición de conformar un Govern, que es la mayoría independentista, está demostrando su incapacidad manifiesta o su no voluntad de formar un Govern para poder salir del 155.

Una cosa es la normalización democrática, que tiene que ver con la situación de Jordi Sànchez y otros presos. Pero la agenda de Catalunya es muy amplia y no se puede estar bloqueando constantemente la Presidencia de la Generalitat intentando algo que no consigues. La semana pasada el representante de la CUP fue muy gráfico. Yo dije que hay estrategias que, más que boicot a otros, hacen autoboicot; y que ya bastaba de darse de cabezazos con la pared. El representante de la CUP dijo que ellos creían que había que seguir dando golpes con la pared.

Entiendo que no hubieran votado a Jordi Sànchez.

No hubiéramos votado a Sànchez porque creemos que un presidente de la Generalitat en la prisión no es efectivo. Hay una contradicción entre el motivo por el que Puigdemont no debía acudir al Tribunal Supremo, y era que el presidente de la Generalitat no podía estar en prisión y que por eso tenía que ir a Bruselas. La protección de la figura del presidente no permitía a Puigdemont ir a los tribunales y ahora los mismos que dijeron eso proponen a un candidato que sería presidente en la prisión.

Más allá de la lucha contra la represión, hay que ver qué proyecto de país tienes y qué programa representas. El de Junts per Catalunya es evidente que es antitético al nuestro.

La duda es, ¿y ahora qué? ¿A qué candidato votarían ustedes?

Parece que van a proponer a Jordi Turull. Nosotros hemos exigido poner encima de la mesa las cartas y que dijeran qué candidato real tienen. En cualquier caso, hay una mayoría de partidos independentistas. Nosotros no participamos en esa mayoría, así que difícilmente habrá un candidato al que nosotros fuéramos a apoyar.

Dice que hay que ver el proyecto de país que tienen los independentistas. ¿Se refiere solo a JxC o a todo el espectro independentista?

Hay un problema claro de definición de proyecto de futuro entre los independentistas. Yo les dije el otro día que les une más el pasado que el futuro. Y todo el debate legitimista denota que les une el pasado y no el futuro. En las pasadas elecciones [27S] tenían una propuesta, aunque fuera discutible, para la legislatura, ahora estamos debatiendo sobre personas. Pero en ningún caso hemos visto en sede parlamentaria o en declaraciones un debate real sobre cuál es su proyecto. Esto, directamente, es grave para el país.

Lo que está admitiendo ahora mismo ERC con la carta de Joan Tardá el otro día o Junqueras y Rovira este viernes es la necesidad de una estrategia que tiene que ver con alianzas progresistas, de izquierdas, y con la transversalidad. Básicamente, es lo que proponíamos en la campaña. No podemos estar en desacuerdo porque es nuestro discurso, pero es contradictorio con que tu principal aliado sea el heredero de Convergència.

¿Contempla la repetición de elecciones?

[Reflexiona]. Según pasa este largo tiempo donde parece que son incapaces de tener un proyecto para gobernar es verdad que el espectro de la repetición electoral se acerca. Puigdemont ha dicho recientemente que no es una tragedia.

Yo creo que sería una irresponsabilidad. Si alguien piensa en repetir elecciones no está pensando en propuestas para salir de la situación, si no en prolongarla. Nosotros ya lo vivimos esto en el Estado. Pero creo que es un espantajo para forzar negociaciones y que no habrá repetición electoral.

Si alguien, como parece apuntar Puigdemont, cree que no es grave una repetición electoral y que podría ser positivo, y esto lo hacen los partidos en disposición de formar Gobierno, deberían decir para qué sería la repetición. ¿Volvería Puigdemont, como prometió y no hizo tras el 21D? Y deberían además admitir que les parece bien que se prolongue el 155.

Hablaba antes de la estrategia de ERC y la mano tendida hacia ustedes. ¿Cómo lo interpretan? ¿Realmente hay espacio para el entendimiento con ERC, más allá de Tardá?

Nosotros defendimos en campaña, porque lo creíamos, que lo único que va a desbloquear esto es una salida progresista en Catalunya y en España. No solo porque creemos que la agenda social y la agenda económica están en el centro de la construcción del país y de una sociedad más justa. Sino porque entendemos que la problemática nacional solo tiene una salida progresista. Lo otro es mayor bloqueo.

Aquello que defendíamos en campaña y que desde sectores independentistas y desde el PSC se negaba, vemos ahora como cada vez más sectores, incluso ERC, ven que es la única salida a medio plazo. Ahora vamos a un Gover probablemente formado por el bloque que ganó las elecciones y difícilmente va a solucionar las grandes cuestiones de fondo que están encima de la mesa. Nosotros vamos a trabajar para que esto se pueda solucionar y para que haya una salida progresista más pronto que tarde.

¿Cree que el acercamiento que se propone desde ERC es más declarativo que real? ¿Se interpreta como una oferta de algo desde su espacio?

Sí creo que hay una oferta real de acercamiento, pero no vinculada a la investidura sino a una estrategia de largo recorrido. Es una contradicción entre esa propuesta de investidura no transversal ni progresista, y la aceptación real de que la salida real del problema pasa por otras alianzas. Es sus contradicción, no la nuestra.

¿Ese posible acercamiento es bien visto en Catalunya en Comú?

Lo prioritario no es hacia dónde nos acercamos sino qué construimos. No somos aquellos que venimos a unir a PSC con ERC. Venimos a construir una propuesta de cómo salir de la situación, de defensa de los derechos sociales, de la necesidad de hacer una propuesta de país inclusiva que nos permita avanzar más allá del estado autonómico actual. Eso pasa por los valores progresistas y por alianzas que pueden serlo. Lo hemos defendido siempre.

Se lo digo porque ICV, que forma parte de CatComú, tiene históricamente una visión más federalista del Estado y no la concepción confederal que es mayoritaria en el espacio de los comunes. ¿Es una diferencia de matiz? ¿O realmente hay un conflicto de estrategia?

Nosotros definimos el ideario político en una asamblea hace 11 meses. No hace tanto tiempo que definimos cuál es nuestra propuesta, que es clarísima y compartida con todos los espacios del cambio del Estado, también con Podemos: la construcción de un Estado plurinacional, con un reconocimiento de Catalunya y donde se avance hacia una relación bilateral. Ese tipo de relación tiene una raíz evidente de confederalidad. Y esto fue aprobado por la mayoría de los inscritos de Catalunya en Comú.

A partir de ahí, hay diferentes sensibilidades y formas de cómo se concreta. Pero el marco común es claro.

Ha decidido presentarse a la Secretaría General de Podem. ¿Por qué?

Hay una cuestión esencial y otra de fondo. La esencial es que me lo han pedido. No es un paso individual, sino colectivo. Hay una carta que firman compañeras y compañeros de Podem que creen que lo mejor es que yo sea el secretario general.

Lo segundo, lo de fondo. Yo he estado cerca del fenómeno casi desde sus orígenes. Pablo vino a Catalunya a hacer la primeras presentaciones antes de que emergiera Podem y participé en algunas. He vivido muy de cerca y he participado en el proyecto de Podem durante estos años. Creo que Podem ha vivido una crisis potente y necesita un proyecto estabilizador, integrador, que le permita desarollarse con toda su fuerza, porque es muy necesaria en la construcción del cambio en Catalunya. Sin un Podem fuerte, que no lo teníamos por diferentes causas, el espacio común del cambio tiene debilidades.

Ante esta petición y esta visión compartida, he decidido presentar mi candidatura para construir un proyecto estable para Podem Catalunya.

Más allá de esa carta, ¿se lo pidió Pablo Iglesias?

No, no, no. No es que apareciera la carta de repente. Pero ya hacía tiempo que esta opción estaba sobre la mesa. Pablo ya dijo el otro día que si le preguntaban en privado él diría lo que cree que es mejor, pero que quien tiene que decir quién es secretario general deben ser los inscritos e inscritas de Podem.

Pero esa reflexión compartida que dice que se ha dado en Podem, ¿también ha participado en ella Pablo Iglesias?

La reflexión compartida es con militantes de Podem Catalunya.

Xavier Domènech, en Barcelona.

Xavier Domènech, en Barcelona. ROBERT BONET

¿Lo consultó con él? Ustedes tienen una relación de amistad previa.

Nos conocimos hace años pero mucho más en el origen de Podem. Pablo lo que me ha comunicado siempre, incluso antes, es que tiene que tener respeto a lo que supone Podem y a las decisiones de los inscritos e inscritas.

Uno de sus objetivos, dice, es estabilizar Podem que en cuatro años ha tenido dos secretarios generales, dos gestoras. ¿Cómo lo piensa hacer?

Estabilizar no es el objetivo, es el instrumento y la herramienta para desarrollar el proyecto de Podem en Catalunya. Ese proyecto tiene tres piezas centrales.

El primero ya lo estamos viviendo. Después de un ciclo de máquina de guerra electoral, de concentrar las fuerzas para conseguir los resultados conseguidos, ahora vivimos la posibilidad del nacimiento de un nuevo ciclo cuyo camino lo marcan los abuelos y las protestas por las pensiones o lo que vivimos ayer [por el jueves, en la manifestación del 8M], con una jornada histórica donde las mujeres demostraron de nuevo dónde está el centro de todo cambio y el horizonte de esperanza para la sociedad.

Vamos a intentar hacer un Podem que sea un Podem en movimiento, que esté al lado, ayudando, detrás a todo lo que supone la movilización social, la recuperación de la calle.

Y también un Podem extraordinariamente abierto a la sociedad.

Estos son los objetivos. ¿Cómo? Vamos a integrar a las diversas sensibilidades que podemos encontrar en Podem, las fuerzas de los círculos y una candidatura que sea ganadora. Para construir un espacio compartido del cambio ganador, necesitamos una candidatura ganadora en Podem que supere la fragmentación interna y que deje de estar pendiente de su debate interno y que se construya hacia fuera.

Usted es líder de Catalunya en Comú, en cuya dirección hay importantes miembros de Podem, como Jessica Albiach o Vicenç Navaro. Y a la vez quiere ser líder de Podem como partido autónomo ¿Su objetivo es integrar a Podem en Catalunya en Comú o mantenerlos como dos espacios orgánicos diferentes?

La intención es que haya un Podem que se pueda desarrollar como Podem y que eso contribuya a desarrollar con fuerza el espacio compartido. Es verdad que puede parecer raro, pero mirémoslo desde otra perspectiva. Yo he sido el candidato para el conjunto del espacio y para Podem a dos elecciones generales, a las catalanas, he sido portavoz de En Comú Podem y soy el presidente del grupo de Catalunay en Comú-Podem. Yo ya representaba lo que es Podem.

¿Representan un espacio compartido que se dirige a sujetos políticos diferentes? ¿Qué sentido tiene mantener dos espacios independientes orgánicamente con un mismo liderazgo?

Hay un espacio común. Existe EUiA, ICV, gente sin partidos y que pertenece a Catalunya en Comú. Pero hay partes de ese espacio, que es Podem, que necesita poderse desarrollar e interpela a una parte sustancial de la población de Catalunya y que debe construirse para impregnar fuertemente ese espacio común.

¿Cree que se ha entendido el movimiento y que será bien recibido por las bases de ambos partidos?

Hubo una consulta tras una época accidentada en la que participaron 17.000 inscritos ante la posibilidad de que Podem se desarrollase como proyecto aliado a algunas fuerzas independentistas o de un espacio común. El voto mayoritario se expresó en este sentido. Creo que se entiende perfectamente, pero quien lo decide no soy yo ni los más de 121 que firmaron. Son los inscritos.

¿Es la última oportunidad para lograr que Podem se integre de una manera u otra en el espacio del cambio en Catalunya?

No, nunca debemos hablar de últimas oportunidades. Es la gran oportunidad para que Podem se construya como una herramienta ganadora en Catalunya. Decir la última es ponernos contra las cuerdas. La grandeza de los espacios del cambio es que son sus gentes quienes los construyen y pueden decidir en cada momento qué quieren. Sí creo que es una grandísima oportunidad para construir un espacio del cambio fuerte en Catalunya.

Ha habido un cambio de ciclo, hemos acabado con el bipartidismo, hemos cambiado la agenda, hemos logrado las capitales del Estado... Pero estamos viviendo un momento complejo, de fuerte reacción en el campo de los derechos y las libertades con un Gobierno del PP que bloquea todas las expectativas de cambio. Necesitamos construir los grandes principios que nos permitan volver a afrontar un ciclo de cambio que supere las expectativas del anterior.

En las elecciones del 21D uno de los elementos fundamentales fue que el votante que confió en ustedes en las generales se fue a otras opciones. ¿Por qué ocurre esto? ¿Es esa relación con Podem lo que determina el voto?

En diciembre constatamos que necesitamos nuestra mayor fuerza y para eso hay que desarrollar toda la fuerza de Podem en Catalunya. Llegamos todos al 21D en situación compleja y Podem también. Necesitamos de todas nuestras fuerzas y el desarrollo político de Podem es clave.

Pero además fueron unas elecciones extraordinarias. Venían de las prácticas extrema de la unilateralidad que se practicó contra una parte del país, no contra el Estado. Y de la represión del Estado con los encarcelamientos y el 155. Nuestra propuesta política tenía dificultades objetivas para desarrollarse, pero el tiempo no está dando la razón como decíamos al principio. Y cuanto más tiempo pase más claro será que nuestra propuesta es la de futuro para Catalunya y España. Hay muchos signos. Las movilizaciones llegan en un momento en el que parecía que la reacción se imponía y demuestran que los derechos sociales o de género son la gran pulsión. Debemos encontrarnos en las calles y también en proyectos compartidos. Eso lo representa mejor que nadie Podemos, Podem y los espacios de confluencia. Hay apuestas que en un momento dado pueden tener dificultades pero son las que pueden tener futuro.

¿Con quién contará para liderar Podem?

Será una lista de futuro, que integre a muchas sensibilidades diversas. Aún no la tenemos cerrada, pero habrá gente del Podem más del movimiento, como Conchi Abellán, Jaume Durall o la diputada Mar García Puig. Será diversa y unida por la ilusión de construir un futuro para Podemos.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha