La portada de mañana
Acceder
El Gobierno encauza sus últimos Presupuestos tras pactar la reforma fiscal
Las lluvias torrenciales completan los fenómenos climáticos extremos
OPINIÓN | Los impuestos son ideología, por Ignacio Escolar

Monedero: “Los consensos no siempre funcionan, las propuestas tienen que ser compatibles”

Monedero, Iglesias, Errejón y Bescansa, en la Asamblea de Podemos. / Marta Jara

Los dos equipos cuyas propuestas organizativas previsiblemente se van a disputar el triunfo en la Asamblea de Podemos, el del equipo promotor liderado por Pablo Iglesias y el que comandan los eurodiputados Pablo Echenique, Teresa Rodríguez y Lola Sánchez, han expuesto hoy ante los miles de asistentes al Palacio de Vistalegre sus posturas. Primero, con una exposición de sus principios; luego, respondiendo a las preguntas planteadas por los simpatizantes a través de la aplicación Appgree.

Pablo Iglesias apela a la "eficacia" frente a las propuestas de más participación

Pablo Iglesias apela a la "eficacia" frente a las propuestas de más participación

En el turno de preguntas, ambos equipos han constatado los puntos en los que divergen. Interpelados para sumar posturas, desde el grupo de Iglesias, Juan Carlos Monedero ha asegurado: “Los consensos no siempre funcionan, las propuestas tienen que ser compatibles”. Por su parte, Echenique ha defendido su idea de liderazgo compartido, pero ha recordado que ellos desean que Iglesias siga siendo la cabeza visible: “Proponemos que Pablo sea más que un secretario general: tiene que ser la voz de toda la gente”.

En las primeras intervenciones ambos grupos han mantenido sus posturas y han insistido en los argumentos dados en los últimos días. Rodríguez y Echenique (Sumando Podemos) han pedido el apoyo para que el partido sea lo que, en su opinión, les ha permitido llegar en apenas 10 meses a donde están. La eurodiputada ha repetido ante un público entregado las palabras que había adelantado por la mañana a los medios: “Las elecciones no las gana un secretario general, ni tres ni 100. Las gana la gente”.

Por su parte, Echenique ha hecho un guiño al equipo rival al reconocer que sin Pablo Iglesias nada de lo que ha sucedido sería posible. Y al concederle, antes de ninguna votación, que es el líder que necesitarán en el futuro: “Hemos llegado aquí gracias a una campaña perfectamente diseñada y ejecutada. Creemos que Pablo [Iglesias] es el mejor portavoz que puede tener Podemos”.

El eurodipuado ha insistido en que “los principios de Podemos son ganadores” y en que el partido “no quiere ni debe parecerse a los partidos de la casta”. “No proponemos nada que no se haya hecho ni que no funcione. Sumando podemos”, ha concluido.

El equipo de Iglesias, Claro que Podemos, ha subido al escenario minutos después, también entre aplausos. El líder ha querido rebajar la sensación de pelea: “No hay ganadores ni perdedores en procesos como este”. El documento lo ha defendido Carolina Bescansa, una de las fundadoras de Podemos, quien ha reconocido el trabajo hecho hasta ahora pero ha advertido de que “lo más difícil está por delante”. Y, ante esas dificultades, lo que hace falta en su opinión es “inteligencia, astucia y trabajo para coordinar el esfuerzo de las miles de personas que hoy somos Podemos y de las miles y miles que lo serán en los próximos meses”.

Esa labor “será mejor, más eficaz”, si se sigue el modelo que propone Claro que Podemos, ha asegurado. Un modelo que les convertirá “en la organización más democrática, capaz, deliberativa y transparente que ha conocido la historia de nuestro país”. “Sin cuotas ni criterios de corrección; que los pactos y los programas los elija la gente; que todos podamos participar, especialmente los que no podamos participar”.

“Podemos no es un experimento universitario”

El turno de preguntas también ha estado centrado en dos de las cuestiones que han monopolizado el debate en las últimas semanas: el papel de Podemos en las municipales y el “paso al lado” que Iglesias ha asegurado que dará si no gana su documento.

La primera cuestión la ha respondido Teresa Rodríguez (Sumando Podemos), quien ha insistido en la necesidad de comenzar a ganar poder y a cambiar las cosas desde los pueblos y ciudades porque “Podemos no es un experimento universitario”. La eurodiputada gaditana ha defendido que “Podemos tiene que echar raíces: este país tiene que llenarse de alcaldes y alcaldesas de Podemos”.

Sobre los miedos que existen a las infiltraciones, Rodríguez cree que la respuesta está “en el control colectivo”: “Yo soy de un pueblo y en los pueblos sabemos quiénes son los arribistas, los corruptos, su padre, su madre y sus hermanos. A ver si conseguimos un efecto como en las municipales del 31”.

El turno de preguntas lo ha cerrado Pablo Iglesias, quien ha pedido al público que no aplaudiera durante su intervención, algo que ha logrado no sin dificultades: “Os voy a desafiar. No quiero un solo aplauso en mi intervención. Vamos a demostrarles que somos capaces de no aplaudir. Aunque sea muy fácil para mí arrancar un aplauso simplemente elevando el tono de voz. No tenemos por qué aplaudir.

¿Por qué no estarías dispuesto a ser portavoz independientemente de los documentos y estrategia?, le han preguntado. “Lo que temen de nosotros es que a veces somos capaces de decir no, aunque sea mucho más fácil decir sí”, ha explicado Iglesias.

“Soy militante y ser militante es defender posiciones. Todas las propuestas, aunque sean distintas y planteen estrategias diferentes, son honestas. Y yo no soy imprescindible, yo me pongo al servicio de un equipo de trabajo y si la mayoría cree que hay que elegir otra estrategia, yo no soy un macho alfa, me pongo a las órdenes del que gane”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats