Primera manifestación de la República con Felipe VI: "Quiero votar al jefe del Estado para acabar con la corrupción"

Luz no necesita recurrir a manuales para saber lo que es vivir en una España sin monarquía. "En el año 1931 fui a la Casa de Campo a ver el advenimiento de la Segunda República", rememoraba con los ojos húmedos por la emoción, mientras, a su ritmo, intentaba no perder el paso de la manifestación que en la tarde de este martes ha recorrido el centro de la capital. "Es necesario para la libertad, beneficiaría al pueblo, la guerra nos lo quitó. República es libertad", responde cuando se le cuestiona sobre la idoneidad de una Tercera República.

Hace 84 años una jovencísima Luz festejaba la caída de Alfonso XIII junto a sus padres. Hoy se ha hecho acompañar de sus hijos y de sus nietos para conmemorar una fecha que marca con rotulador en el calendario. De los mismos colores que el broche que colgaba de la solapa de su chaqueta, decenas de banderas tricolores han ondeado a lo largo de la madrileña calle Alcalá en una marcha convocada por la Junta Estatal Republicana.

El objetivo de la convocatoria, más descafeinada que otros años, como reconocían algunos asistentes, era doble: ensalzar las virtudes de la última república española, y pedir un referéndum "porque en el siglo XXI una jefatura del estado hereditaria no tiene sentido". Entre las centenas de personas se mezclaba Rubén, estudiante de un máster en educación que en agosto hará las maletas, a su pesar, para irse a trabajar a Estados Unidos. Pese a la evidente diferencia de edad, su diagnóstico apenas muestra diferencias.

"Aún aceptando la legalidad de la Constitución, que nos ha dado calidad de vida, realmente la base social más justa sería una república, donde se apostara por la igualdad de todos los ciudadanos", contaba este estudiante ataviado con una bandera republicana que lucía con orgullo. Eso sí, al igual que Luz, cree que "no será fácil poder ver" ese modelo de Estado en España en los próximos años. "Yo me moriré, pero espero que los jóvenes lo viváis y luchéis", pedía la anciana.

Desde la plaza de Cibeles partía a las siete de la tarde la manifestación bajo el título 'No a la Constitución de 1978. No al pago de la deuda. Salida de la Unión Europea. Derecho de autodeterminación de los pueblos'. En la primera cabecera se podía leer 'Por la Tercera República', y en primera línea se hallaban algunos políticos como Cayo Lara, de Izquierda Unida o Juan López de Uralde, de Equo, así como representantes del PCE y de la Unión Cívica Republicana.

Para el diputado de la Izquierda Plural, una república es necesaria "para superar el proceso desconstituyente en el que estamos, y garantizar los derechos más elementales". Cayo Lara también ha afeado la ausencia de PSOE y Podemos, a quienes ha recomendado que "no se anden con ambigüedades". Por su parte, el coportavoz de Equo ha defendido un país sin corona porque "en el Siglo XXII el poder debe venir del pueblo, debe tener capacidad de decisión, y lo primero es ver que modelo de Estado se quiere".

Un referéndum para decidir monarquía o república, el fin de los privilegios de unos pocos y una mejora democrática, han sido las tres ideas más repetidas por los manifestantes en los corrillos cundo discutían los beneficios de la república. Si bien, el disparadero no solo se ha colocado contra la monarquía. También han tenido hueco proclamas contra la austeridad, el Gobierno del Partido Popular o la corrupción.

De hecho, además de las organizaciones convocantes también se han dado cita grupos de feministas, los yayoflautas, grupos memorialistas y sindicatos, como Comisiones Obreras en su lucha contra el cierre de la embotelladora de Coca-Cola en Fuenlabrada. "Me parece importante venir, quiero que pregunten, me parece mal que la máxima institución del Estado sea elegida a dedo", decía Lucía, mientras arrimaba al pecho a su hijo de pocos meses. "A la gente no le preocupa este tema", se resignaba mientras hacia bailar los pendientes decorados con la bandera republicana.

Unos pendientes que se podían comprar a lo largo de la marcha en varios puestos donde también se vendían pegatinas, broches o libros. Todo "en favor de la república", explicaban algunos de los tenderos. En la Puerta del Sol, donde ha encallado la manifestación, Carmelo se despedía de algunos amigos. "Sigo reivindicando que España sea un estado republicano, al monarca no lo hemos elegido. Si se fuera Felipe, cambiaran muchas cosas, a mejor", puntualiza.

El sol se va poniendo y es momento de plegar y recoger las numerosas pancartas y carteles. Tino se afana en doblar una de ellas. "La monarquía es la consecuencia de esta dictadura democrática que ha hecho que todas las conquistas sociales sean eliminadas", dice. La gente se va dispersando mientras resuenan algunos de los cánticos que se han escuchado en la marcha: "España mañana será republicana", "Madrid será la tumba del franquismo" o "El pueblo unido jamás será vencido".

Etiquetas
Publicado el
14 de abril de 2015 - 21:43 h

Descubre nuestras apps

stats