La portada de mañana
Acceder
Las comunidades del PP presionan a Sanidad para el certificado COVID en bares
Las sombras de Sotheby’s, la empresa que intervino en la venta del Goya de Aguirre
Opinión - Otra política y otra derecha, por Esther Palomera

Sobre este blog

@Retiario estudió biología pero siempre quiso aprender y contar historias reales. En tiempos remotos fue paleontólogo, pero desde hace décadas es periodista y profesor de periodismo. Cree en la ciencia, la tecnología y el poder de la humanidad para cambiar las cosas para bien, si se aplica. Pasa la mayor parte de su tiempo en Internet y es un firme defensor de la pluma (y la red) frente a la espada.

Esta es la mujer que demostró que la Tierra no es hueca

Inge Lehmann

En tiempos se pensaba en serio que la Tierra era hueca por dentro, como se describía en el Viaje al Centro de la Tierra de Julio Verne, pero para principios del siglo XX estaba claro no sólo que era maciza, sino que tiene estructura interna.

Para estudiar esta estructura se analizan las ondas causadas por los terremotos que recorren el interior del planeta y cuyos patrones de reflexión y refracción permiten comprender las diferentes capas que hay bajo nuestros pies y sus diferencias.

Así fue como la sismóloga danesa Inge Lehmann desentrañó la estructura más interna de nuestro planeta demostrando la existencia de un núcleo sólido rodeado de una capa líquida, separadas ambas capas por la discontinuidad que hoy lleva su nombre.

Lehmann estudió matemáticas en Dinamarca y continuó sus estudios en Cambridge, Francia, Alemania, Países Bajos y Bélgica; se especializó en geodesia y se encargó de desplegar una red de sismógrafos en Dinamarca y Groenlandia.

En 1928 fue nombrada jefa del departamento de sismología del Real Observatorio Danés, cargo que ocupó durante 25 años.

En 1936 publicó un artículo de breve título (P’, es decir, P prima) en el que describió el análisis de ondas sísmicas que permitía deducir la existencia en el centro de nuestro planeta de un núcleo interno sólido y otro externo más líquido.

Esta estructura resulta ser clave en el origen del campo magnético terrestre, vital a su vez para desviar algunas de las más peligrosas radiaciones solares facilitando así la vida en la Tierra.

Respetada en su profesión, Inge Lehmann participó en casi todas las reuniones de la Unión Internacional de Geodesia y Geofísica, y en 1971 fue la primera mujer en recibir la Medalla William Bowie, la máxima distinción de la Unión Geofísica Estadounidense. Murió en 1993.

Imagen de 1932 bajo licencia CC.

Sobre este blog

@Retiario estudió biología pero siempre quiso aprender y contar historias reales. En tiempos remotos fue paleontólogo, pero desde hace décadas es periodista y profesor de periodismo. Cree en la ciencia, la tecnología y el poder de la humanidad para cambiar las cosas para bien, si se aplica. Pasa la mayor parte de su tiempo en Internet y es un firme defensor de la pluma (y la red) frente a la espada.

Etiquetas
Publicado el
11 de enero de 2018 - 21:04 h

Descubre nuestras apps