Así se hizo el ránking de la OCDE sobre los tests de coronavirus

Test de coronavirus.

¿Cómo ha elaborado la OCDE el ránking de tests del coronavirus por países? ¿Por qué España estaba en puesto y luego en otro? ¿Quién recopila los datos? ¿Están contrastados? "Es importante tener en cuenta que la comparabilidad internacional de los datos sobre test es limitada", explica de entrada la propia OCDE, "dado que existen diferencias en cuanto a la medición del número de pruebas o de personas que hayan sido examinadas; si incluyen o no todos los test de laboratorio (públicos y privados); y la regularidad con que la información es actualizada en cada país".

La OCDE corrige y España queda por debajo de la media en el test de la COVID-19

La OCDE corrige y España queda por debajo de la media en el test de la COVID-19

Fuentes del Gobierno reconocen que “se ha penalizado la transparencia de España”, al caer del puesto 8 al 17 en un ránking “por entregar los datos desagregados, cuando quien elabora la base de datos está reconociendo irregularidades y ausencia de un criterio único y de rigor”.

El sistema de trabajo es el siguiente. "Una vez evaluadas las distintas fuentes alternativas para las tasas de pruebas diagnósticas por cada 1.000 habitantes, se determinó que la información disponible más confiable se encontraba en la fuente Our World In Data (OWID)", explica la OCDE –Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, organismo de cooperación internacional, compuesto por 37 estados y con sede en París–.

Es decir, es el proyecto Our World in Data, vinculado a la Universidad de Oxford, el que recopila la base de datos con la información facilitada por los países. Y, con esa base de datos, la OCDE elabora el ránking. Este medio ha intentado recabar la versión de dos de los investigadores de Our World in Data, sin obtener respuesta. No obstante, en las últimas horas han reconocido al Gobierno que no median y que “la información de algunos países, datos y unidades, a veces no son claras”.

"Debido a que la cobertura de países en los datos de OWID sobre pruebas diagnósticas estaba aún incompleta, se hicieron esfuerzos para extender la cobertura a la mayor cantidad de países posible", prosigue la OCDE: "Cuando las autoridades españolas pusieron a disposición nuevos datos detallados y desagregados, compilados por el Ministerio de Sanidad y el Instituto Nacional de Estadística, incluyendo exámenes PCR, serológicos y el agregado de ambos; los expertos de la OCDE decidieron incluir el dato agregado en la citada gráfica, la cual fue publicada ayer [por el martes] por la mañana".

Una gráfica en la que España aparecía en el octavo puesto.

"A continuación", continúa la OCDE, "OWID clarificó que en sus datos solo incluían los exámenes PCR. Una vez que los datos oficiales españoles fueron puestos a disposición, OWID también incluyó a España en la lista de países con datos sobre pruebas, pero incluyendo solo el examen PCR (dejando fuera los exámenes serológicos)".

En ese momento, España cae en la lista al puesto 17.

La información ofrecida por el Ministerio de Sanidad de España distingue entre el total de pruebas PCR realizadas, 1.035.522, y los test de anticuerpos, otros 310.038, es decir, un total de 1.345.560 pruebas. En la primera gráfica, salía el sumatorio. En la segunda, sólo con las PCR realizadas.

Uno de los investigadores, Max Roser, explicaba en Twitter el cambio de criterio con España:

"Los datos de España que publicó la OCDE no son comparables con los datos de otros países. Nuestro objetivo es no incluir pruebas de anticuerpos, pero la OCDE sumó las pruebas de PCR y anticuerpos para España. [1,035,522 pruebas de PCR + 310,038 pruebas de anticuerpos según su fuente]", decía Roser.

Lo que no viene en el gráfico de la OCDE, y tampoco en el hilo de Twitter de Roser, son las dudas que explicita el propio Our World in Data en la base de datos que reúne y en su web sobre los datos facilitados por los países que, en todo caso, está utilizando.

De Austria y de Australia, se dice que "la fuente informa estos datos como el ‘número de pruebas realizadas’. Sin embargo, según el contexto, no está claro si esto se refiere al número total de pruebas realizadas o al número de personas que han sido evaluadas".

De Croacia, por ejemplo, se afirma: "No está claro si las cifras facilitadas incluyen pruebas para las cuales los resultados están pendientes". En el caso de Luxemburgo, se explica: "Proporciona una actualización diaria de las pruebas realizadas desde el comienzo de la crisis. El número de personas que dieron positivo se informa como una cifra separada, lo que puede sugerir que pruebas realizadas puede referirse al número de personas evaluadas".

Más ejemplos. De Irlanda sostiene que "las unidades no están claras. Algunos comunicados hablan de ‘pruebas realizadas’, mientras que otros dan cifras de ‘personas evaluadas". Y de Estados Unidos, explican: "En general, las cifras deben considerarse como una indicación general,, en lugar de un recuento específico de un indicador dado", y califica la cobertura de "muy incompleta".

En el caso de España, Our World in Data explica que se remite a dos comunicados de prensa del Ministerio de Sanidad, el último, el del 27 de abril, "proporciona un desglose por comunidades autónomas, con un total para España de 1.035.522 pruebas de PCR y una cifra de 310,038 pruebas de anticuerpos realizadas en todo el país".

Y añade: "Nuestra base de datos tiene como objetivo no incluir pruebas de anticuerpos, y para proporcionar los datos que son más comparables con los otros países en nuestra base de datos, incluimos solo el recuento de pruebas de PCR para esta observación".

Sin embargo, en el ránking aparecen igualmente también aquellos países cuyos datos han sido cuestionados por el propio organismo.

Media o media ponderada

La gráfica de la OCDE que establece la media en 23,1 pruebas por cada mil personas viene dada de sumar los datos de los 37 países y dividirlos entre 37. Como si todos los países fueran magnitudes homologables –Luxemburgo, con 200.000 habitantes y EEUU, con 330 millones–.

Si se hace una media ponderada, teniendo en cuenta la población de cada país, la cifra media de pruebas por cada 1.000 habitantes en la OCDE, estaría en los 12,9. Si se tiene en cuenta que el valor atribuido a España es 22,3, la posición relativa de España -y del resto de países- en relación con la media, sería otra bien distinta.

Etiquetas
Publicado el
29 de abril de 2020 - 22:02 h

Descubre nuestras apps

stats