El jurado declara al 'Rey del Cachopo' culpable de matar y descuartizar a su novia

Captura de video de la señal institucional del Tribunal Superior de Justicia que muestra al acusado César Román Viruete, conocido como el Rey del Cachopo, mientras declara. EFE/ Tribunal Superior de Justicia de Madrid/Archivo

Agencias


1

El jurado popular del juicio contra César Román, conocido como el 'Rey del cachopo', le ha declarado por unanimidad culpable de un delito de homicidio y otro de profanación de cadáver por la muerte y descuartizamiento de quien era su pareja, Heidi Paz Bulnes, cuyo torso se halló el 13 de agosto de 2019 en una maleta localizada en una de las naves alquiladas por el acusado en el distrito de Usera.

Los nueve miembros del jurado popular han dado a conocer su veredicto este martes tras dos jornadas de deliberación y ha considerado culpable a Román de homicidio y descuartizamiento, tras un juicio que se celebró a lo largo de catorce sesiones.

La Sección 26 de la Audiencia de Madrid procederá ahora a redactar la sentencia en base a los hechos que se han declarado probados y la calificación penal solicitada por las acusaciones en el juicio. En su informe, el fiscal ha solicitado una condena de 15 años de cárcel por homicidio, con los agravantes de parentesco y razón de genero. Además, pedía cinco meses más de previsión por la profanación del cadáver de la víctima.

La acusación particular reclama 25 años de cárcel por asesinato; tres años más por maltrato habitual de Román a Bulnes; y otros cinco meses por profanación del cadáver. La defensa del hombre había pedido la libre absolución de su cliente, que durante el juicio había mostrado una actitud desafiante.

El juicio quedó el pasado jueves para sentencia con la última palabra del empresario, quien rogó a los miembros del jurado que impartieran justicia en su veredicto citando a Luther King con su frase 'Una injusticia en cualquier parte, es una amenaza a la justicia de cualquier lugar'.

El fiscal cree que los hechos están acreditados a través de doce indicios que desmontan su presunción de inocencia. Uno de ellos es el móvil de la víctima en poder del acusado, dado que la Policía lo localizó en el piso que alquiló César Román en Zaragoza para ocultarse. En el terminal constaba la última llamada realizada por la joven a su pareja a las cinco de la madrugada y que sería su última conexión.

Desde 2003, año desde el que se tienen datos, han sido asesinadas en España por sus parejas o exparejas 1.095 mujeres, víctimas de la violencia machista, y 15 en lo que va de año.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats