Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Llegó el fin de los cubiertos de plástico

Un camón descarga basura en el vertedero de Gardelegi, cerca de Vitoria.

Raúl Rejón


6

El Congreso de los Diputados ha aprobado definitivamente la nueva ley de Residuos: ha llegado el fin, casi inmediato, de los cubiertos, pajitas, platos y bastoncillos de plástico que no podrán venderse más una vez agotado el stock ahora en circulación. La medida llegará con nueve meses de retraso respecto a la fecha tope de 3 de julio de 2021 marcada en la normativa europea.

Agua del grifo para ahorrar dinero y basura: las embotelladoras protestan por su negocio de 1.200 millones al año

Agua del grifo para ahorrar dinero y basura: las embotelladoras protestan por su negocio de 1.200 millones al año

Tras su paso por el Senado, los diputados han votado a favor de la creación de un impuesto específico para la fabricación de utensilios de un solo uso y otro para el vertido e incineración de residuos, el cobro extra de vasos y paquetes de comida plásticos y la obligación de los restaurantes de servir agua del grifo a petición de los clientes. El objetivo general es reducir los desechos: un 13% en 2025 y un 15% en 2030 respecto al nivel de 2010.

Hacer más caro el usar y tirar

La idea general de la norma es que España corte la dinámica de usar y tirar. La utilización de grandes cantidades de objetos de plástico que se emplean una única vez y luego se desechan está detrás del flujo de basura que, a la larga, termina sobre todo en el mar. Ante la dimensión de esa marea, los países acordaron el pasado 1 de marzo iniciar la redacción de un acuerdo internacional vinculante para frenar esa oleada de 300 millones de toneladas cada año.

El nuevo impuesto a la fabricación de utensilios no reciclables, es decir, de un solo uso se ha establecido en 0,45 euros por kilo de plástico para los fabricantes o importadores. España tiene que recuperar terreno en cuanto al reciclaje: la previsión del Gobierno es que se pase del 36% al 55% en 2025, 60% en 2030 y 65% en 2035. La media de los países de la Unión es del 47%.



En este mismo sentido, a partir de enero de 2023, cuando alguien quiera un vaso de plástico con su tapita para llevarse una bebida o un paquete de plástico donde transportar una comida preparada deberá abonar, aparte, esos objetos. Los comercios deberán detallar en el tique el precio individual de esos objetos. Es una dinámica similar a la que ya funciona con las bolsas de plástico.

Otro de los aspectos que se notará en el día a día de los ciudadanos es la obligación de los negocios de restauración de dispensar agua de grifo cuando se lo pidan. El objetivo es similar: limitar el uso de envases desechables.

El fin declarado del texto preparado por el Ministerio de Transición Ecológica es que, en 2030, se hayan rebajado todos estos objetos un 70% respecto a los niveles de 2022. El cálculo del Gobierno es que, todos los años, unos ocho millones de toneladas de residuos llegan a los mares españoles. La mayoría son colillas de cigarrillos y objetos de plásticos como los bastoncillos, pajitas, cubiertos, tapas y distintos envases.

En el proceso de enmiendas del Senado, esta ley incorporó modificaciones de la ley de Aguas que han recuperado un canon hidroeléctrico que grava con un 25,5% la facturación por la producción de las centrales de mayor tamaño. Puesto en marcha por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2015, el Supremo anuló su carácter retroactivo y el Ejecutivo del PP dejó morir el tema.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats