eldiario.es

9
Menú

INTERNACIONAL

Los osos de Yellowstone vuelven a ser una especie protegida

Un juez estadounidense ha dictado sentencia a favor de estos ejemplares, cancelando de manera indefinida una polémica cacería deportiva que iba a celebrarse en Idaho y Wyoming

- PUBLICIDAD -
Una osa parda y su cría en el parque natural de Yellowstone

Una osa parda y su cría en el parque natural de Yellowstone Flickr: USFWS Mountain-Prairie

Un juez estadounidense ordenó este lunes que los famosos osos pardos que viven en el parque nacional de Yellowstone y en sus alrededores estén de nuevo en la lista de especies en peligro de extinción. Este fallo es histórico para la conservación de la vida silvestre en EEUU.

La medida significa que la polémica cacería deportiva de osos pardos en los estados de Wyoming e Idaho (fuera de los límites del parque) será cancelada de manera indefinida, extendiendo estas protecciones contra la caza que ha durado 44 años.

Tim Preso, del bufete de abogados ambientalistas EarthJustice, que fue el abogado principal en un caso que impugnaba la eliminación de la protección de los osos, estaba eufórico cuando hizo declaraciones desde su oficina en Bozeman, Montana, después de que se supiera la decisión.

Preso también dijo que era "trascendental" dada la ambición de los cazadores por los osos pardos y las amenazas cada vez mayores para sus supervivencia en este siglo. Entre dichas amenazas se encuentra la del cambio climático, que ha afectado a un alimento clave del oso pardo, las semillas que se encuentran dentro de las piñas de corteza blanca.

El juez Dana Christensen, que trabaja en un tribunal de distrito de Montana, había "hecho gran parte de los deberes cuando presentamos nuestro caso y, por eso, teníamos esperanzas", comentaba el abogado. "Este es un caso que será conocido y es una parte importante del legado de la conservación estadounidense. Hizo lo que tiene que hacer un juez: aplicar la ley sin ser influenciado por la política".

Hay otras cuatro poblaciones de osos pardos en el norte de las Montañas Rocosas, de las cuales solo una es importante en tamaño. Salvar a los osos pardos de la extinción en el área de Yellowstone es considerado uno de los mayores éxitos de la vida salvaje. El número de osos ha repuntado hasta los más de 700 de los 135 que se contabilizaron hace tres décadas.

Como tal, los estados de Wyoming, Montana e Idaho han hecho una fuerte presión para que se elimine a los osos de las protecciones generales.

Sin embargo, todavía hay preguntas en torno a su recuperación.

El argumento clave de Preso y sus colegas es que, como población insular de osos pardos, aislados y separados de otros grupos de osos, los osos de Yellowstone se enfrentan a continuos desafíos.

La verdadera recuperación biológica, tal como se especifica en la Ley de Especies en Peligro de Extinción, dijo el juez, significa reconectar a la población de osos de Yellowstone con otras poblaciones en los 48 estados continentales. Esto no ha ocurrido. De hecho, la magistrada calificó de arbitraria y caprichosa la justificación del caso del Gobierno para eliminar a los osos de la lista de especies protegidas.

Las autoridades encargadas de la vida salvaje, por su parte, expresaron su decepción. Los líderes del departamento de caza y pesca de Wyoming estaban ansiosos por autorizar la primera cacería de osos en dos generaciones, lo que habría permitido que se "capturaran" hasta 22 ejemplares este año. Ese plan fue recibido con una feroz protesta, incluyendo unos 650.000 comentarios de ciudadanos de todo el país y de todo el mundo oponiéndose a la matanza deportiva de criaturas que son un tesoro para Yellowstone, el parque nacional más importante de EEUU.

Preso dijo que espera que los abogados de los estados apelen contra la decisión de Christensen y que probablemente se pongan de parte de grupos que defienden la caza como Safari Club International.

El superintendente del parque nacional de Yellowstone, Dan Wenk, que se retira después de 43 años en el puesto, expresó su preocupación el fin de semana pasado en su fiesta de jubilación por la seguridad de los osos que deambulasen más allá de los límites del parque. Teme que puedan ser asesinados por los cazadores como sucedió en el infame caso de Cecil el león de Zimbabwe.

Durante una entrevista en Wyoming, la semana pasada, Jane Goodall también defendió a los osos. "No deberíamos matar animales por diversión. Deberíamos celebrar que los osos pardos están vivos y no ir corriendo a dispararles", concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha