eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Junqueras, el independentista que ama a España

77 Comentarios

Junqueras, en su declaración en el juicio del procés

Oriol Junqueras no es hombre de corbata. No se la ponía para dar clases en la Universidad y cuando era vicepresidente no acostumbraba a llevarla. En la cárcel iba en chándal. Y tampoco la ha lucido los dos primeros días de juicio. Pero este jueves, el presidente de ERC compareció ante el tribunal que lo juzga con corbata y con el pin de conseller de la Generalitat en la solapa. Se enfrenta a 25 años de cárcel. Junqueras cumplirá los 50 dentro de dos meses. Hagan cálculos.

El líder republicano tenía dos opciones: presentarse como un reo que busca el perdón, al coste que sea, o como un político que no renuncia a sus ideas y acciones, al coste que sea. Junqueras escogió la segunda. Solo en los primeros minutos, al repasar su trayectoria profesional, proclamó que actualmente se considera un preso político. A partir de ahí, antepuso la estrategia política a la judicial. Menos barroco de lo que es habitual en él y más claro de lo que acostumbran a ser sus discursos, el presidente de ERC protagonizó una intervención cargada de contenido político y nada exculpatoria a ojos de la Fiscalía y, a buen seguro, de una importante parte de la opinión publicada. Fue un harakiri judicial de alguien que se sabe condenado pese a estar convencido de que no ha cometido el delito que se le imputa.

Junqueras, que es de los presos que menos ha leído en la cárcel porque ya había leído mucho antes de entrar (Raül Romeva ironizaba en la prisión con que el líder republicano de pequeño se cayó en una marmita de sabiduría), ha decidido que si él no puede ser presidente lo sea alguien de ERC. Los sondeos señalan a su partido como el ganador. Claro que también el 21D eran los favoritos y Puigdemont les acabó ganando la partida. La diferencia respecto a anteriores citas electorales es que los republicanos han conseguido sacarse de encima los complejos y resistir a las presiones a las que les someten los herederos de Convergència, sea en el Parlament, en tertulias o en las redes.

Seguir leyendo »

Dejemos que nos roben en paz

57 Comentarios

La bancada del PP aplaude a Casado tras una intervención en el Congreso

Decepción, tristeza, rabia… que cada cual use el sustantivo que prefiera. Una vez más las izquierdas han perdido una oportunidad histórica de cambiar las cosas. Y lo han vuelto a hacer por los motivos de siempre: las peleas cainitas, la constante improvisación y la falta de determinación. Siempre pensamos, y con razón, que la derecha española, por mucho que se divida puntualmente, acabará con las filas prietas porque le une un objetivo superior, el business. Si alguien creía que la fragmentación en tres de sus votantes iba a cambiar esa realidad, se equivocaba. Acabamos de verlo en Andalucía, donde la maquinaria del tripartito funciona ya al cien por cien eliminando el impuesto de sucesiones y anunciando el fin de las llamadas "subastas de medicamentos" que ahorraban cientos de millones de euros a la sanidad pública andaluza. Las grandes fortunas, la industria farmacéutica y las empresas que gestionan los hospitales privados ya están haciendo la ola al eje PP-Cs-Vox. 

Ellos lo tienen claro. ¿Y la izquierda? ¿Hay algo que tenga claro la izquierda? Me refiero a algo que no consista en asesinar al compañero o compañera que se sienta en el escaño de al lado, ya sea para montar un nuevo partido o un nuevo país. ¿Importa subir la partida presupuestaria para luchar contra la violencia de género, para becas o para atender a los dependientes? ¿Interesa poner en marcha un plan de empleo juvenil, incrementar el permiso de paternidad o rebajar las tasas universitarias? ¿Hay que limpiar este país de corruptos y sanear sus putrefactas instituciones? 

En lugar de contestar, voy a recordar algunos hechos acaecidos en los últimos días y lanzaré al aire unas cuantas preguntas. 

Seguir leyendo »

El relator se cargó la legislatura

28 Comentarios

Pedro Sánchez

Un relator non nato se ha acabado llevando por delante al breve gobierno de Sánchez y la legislatura más convulsa de la democracia desde el 23F. Hace una semana, los socialistas daban por hecho la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado y la continuidad del ejecutivo en la Moncloa hasta 2020.

Para ello, tenían apalabrado con los partidos independentistas la creación de una mesa de partidos que sirviera para abrir el dialogo sobre posibles salidas a la grave situación política e institucional de Cataluña.

Los partidos catalanes querían en esa mesa un mediador internacional; algo que el Gobierno no podía aceptar. Por ello, la vicepresidenta Carmen Calvo propuso el nombramiento de un relator que coordinara o facilitara las reuniones.

Seguir leyendo »

Hurgando en la herida

46 Comentarios

Comprendo muy bien que los responsables del documental Dos Cataluñas se rebotaran al saber que Puigdemont les iba a entregar el premio. Y lo digo en serio: Puigdemont es arte y parte, y el documental pretende ser neutral, aunque a mí no me lo pareció. Y no sólo porque excluyeran mi testimonio después de hacerme perder media tarde, sino porque el relato refleja el título, y el título Dos Cataluñas es un simplificación que excluye los matices y refuerza el marco mental de Ciudadanos, esto es, que lo que ocurre en Cataluña es ajeno a España y a la actitud primero indolente, después hostil y finalmente represiva por parte de su gobierno.

No, no hay dos Cataluñas; hay una, o en todo caso hay muchas. Como también hay muchas Españas, afortunadamente. En este pedazo mediterráneo de la península conviven sentimientos cruzados, y algunos tienen que ver con la política y otros no. Pero como los sucesivos gobiernos españoles se empeñan en orillar la vía política, el asunto ha pasado al terreno judicial y al terreno emocional, que son poco idóneos para el debate y la transacción.

Los miembros del gobierno de Puigdemont merecen un juicio político, un juicio histórico, si se quiere, y lo tendrán. Lo que no merecen es una farsa inquisitorial basada en un relato ficticio, con una instrucción escandalosa y una prisión preventiva de más de un año, lo que constituye un castigo arbitrario y desproporcionado, sobre todo en un país donde nos hemos acostumbrado al trasiego de políticos corruptos que han esperado sentencia desde la comodidad de sus hogares. Muchos de ellos no llegarán a pisar la cárcel. ¿Por qué? Los procesados no han robado ni un euro, no han ejercido la violencia (más bien la han recibido, junto con miles de catalanes), y dos de ellos -los Jordis- ni siquiera ejercían cargos de gobierno. Llevan más de 400 días en prisión por intentar disolver una manifestación sin altercados. Una manifestación que comparada con las jornada de luchas de los taxistas fue casi un picnic. El encarnizamiento sobre estos hombres y mujeres se debe a que sobre el sentido de la justicia ha prevalecido el bien supremo de la unidad de España, que es "fuente de derecho" según las palabras del presidente del Tribunal Supremo en 2017, Carlos Lesmes.

Seguir leyendo »

El país de las oportunidades para arruinarse con facturas médicas

24 Comentarios

Manifestación en Estados Unidos en defensa de la Sanidad Pública

Un reciente estudio publicado en la revista médica del Colegio Americano de Cardiología arroja datos demoledores sobre la sanidad en Estados Unidos. Allí, como en otros muchos países occidentales (entre ellos España), la principal causa de muerte y morbilidad es la enfermedad cardiovascular aterosclerótica (ECA). La ateroesclerosis es el proceso patológico mediante el cual se depositan poco a poco lípidos y otros componentes en la pared de los vasos sanguíneos en forma de placas, provocando un estrechamiento progresivo de estos vasos. Con el tiempo, se puede producir una obstrucción total o parcial mediante estas placas y también por la formación de trombos (coágulos sanguíneos en los vasos). Como consecuencia, se desencadenan infartos cardíacosictus o una enfermedad arterial periférica.

El gasto médico asociado a la ECA en EEUU es especialmente costoso por su carácter crónico y por el precio de los fármacos. Se estima que el gasto anual medio es de más de 2.000 dólares por persona, siendo casi la mitad los gastos por medicamentos. Además, ni siquiera las personas con seguro sanitario se libran de las dificultades financieras por esta enfermedad, debido a los altos costes del seguro.

A pesar de que este gran gasto sanitario por la ECA es una preocupación pública, no existían estimaciones nacionales sobre la carga real que supone en los bolsillos de los pacientes. Por ello, investigadores de la Universidad de Yale analizaron los datos recogidos en una encuesta nacional de salud entre los años 2013 y 2017. Ahora sabemos que más del 45% de los adultos menores de 65 años que sufren ECA (alrededor de 3.9 millones de personas) informaron de dificultades financieras debido a las facturas médicas. Incluso el 19% (1,64 millones de pacientes) reconocía que era incapaz de pagar dichas facturas.

Seguir leyendo »

Estos días

Rommy Arce

Estos días en que empieza el juicio por el Procés. Estos días de la manifestación de las derechas patrioteras y racistas, a la que acude puntual el Sindicato de la Policía Municipal, que sabemos bien de qué pie cojea. Estos días, finalmente, son los aciagos días en que se confirma que la concejala Rommy Arce tendrá que ir a juicio por unos tuits en los que denunciaba la violencia racista institucional de este país. Fueron esos mismos policías que van a las manis fachas y gritan pidiendo más vallas en las fronteras quienes presentaron la querella contra la política de Ahora Madrid, que ahora la jueza procesa por el presunto delito de injurias graves. Políticos, jueces, policías… toda la maquinaria estatal al servicio de la censura y la persecución política.

Estos días que no se nos olvide que Arce fue una migrante sin papeles que hoy es concejala del Ayuntamiento de Madrid. Migró de Perú a España para buscarse la vida cuando tenía 15 años, en 1992, ese año horríbilis, en que el dictador Fujimori y su patrulla canina se dedicaban a asesinar estudiantes y vecinos de barrios de Lima. El Perú era un infierno y España vivía sus sueños de bonanza que después se estrellarían con la crisis en mil pedazos. Rommy y su madre llegaron con visado de turista, sin permiso de trabajo, porque era la única manera de entrar al país. Sobrevivieron gracias a un asilo humanitario y luego permanecieron un tiempo indocumentadas. Recibieron la carta de expulsión, pero con la ayuda de una ONG pudieron finalmente regularizar su situación de residencia, aunque sin permiso para trabajar. Recién diez años después se le concedió a Rommy la nacionalidad.

Estos días que tampoco se nos olvide cómo muchas mujeres migrantes como Arce tienen que trabajar en el servicio doméstico y en hostelería sin derechos laborales. Seamos conscientes de lo que es ser maltratada por ser migrante, por haber buscado mejor condiciones de vida en un país del “primer mundo”, en el que nos cuesta años volver a ser quienes somos. Por eso Arce hace política, y desde ese lugar rechaza las políticas migratorias racistas y xenófobas europeas. Por eso pide que no haya más redadas policiales racistas en los barrios. Y por eso la quieren condenar.

Seguir leyendo »

España en serie

Dicen que las plataformas digitales han cambiado nuestra forma de ver televisión y cine. Y de percibir la realidad también. Al final de tanto ver series acabas viviendo la realidad como si fuese una de ellas. Espera, no. Es que la realidad cada vez se parece más a la ficción. Ya no la supera, están a la par.

En un mismo día coinciden varios puntos calientes de información. En el Tribunal Supremo primera jornada del juicio contra los líderes independentistas catalanes. Escenificación en la puerta, y en la sala. Los asientos de los acusados van de tres en tres como en los aviones o como en el dragón kan, tal y como han observado algunos en twitter.

La foto del momento es la de Emilio Naranjo de la Agencia Efe que muestra quién se gira y quién no a saludar al President de la Generalitat desde las filas de los acusados. Es una foto de premio porque lo resume todo ahora mismo en la trastienda del independentismo. Arranca el juicio con mucha expectativa pero ya veremos quién aguanta toda la temporada con la misma atención y ritmo.

Seguir leyendo »

Cuanto peor… peor

52 Comentarios

Pedro Sánchez y Joan Tardá en una imagen de 2016

Bien, la legislatura de Pedro Sánchez ya está acabada. Durante unos días, quién sabe si pocos o unos cuantos más, se especulará sobre la fecha de las elecciones generales. Hasta que éstas tengan lugar, también sobre quien o quienes las ganarán. Y el gobierno que surgió de la moción de censura del pasado 1 de junio figurará pronto como una anécdota en el devenir político español. Sin que haya dejado la mínima herencia que permita afrontar con algo más de optimismo los gravísimos problemas que aquejan a este país. Y a la cabeza de ellos el de Cataluña, que después de un año de idas y venidas ha empeorado en términos reales.

Que los socialistas iban a estar muy poco tiempo en La Moncloa era el dato del que se partía hace ocho meses. El propio Sánchez lo reconoció expresamente en su discurso de investidura. La coalición que se formó sobre la marcha para echar del poder a Mariano Rajoy sólo podía prolongar su existencia si se profundizaba en el entendimiento circunstancial que se produjo en junio. Ese salto cualitativo se dio, más o menos, entre el PSOE y Podemos. Pero los socialistas no han sido capaces de lograr algo parecido en su relación con los independentistas catalanes.

La pregunta que queda en el aire, y que es crucial para el futuro, si no a corto sí a medio y largo plazo, es si en algún momento existió la posibilidad de un acuerdo. No hay respuesta tajante a la misma, aunque en las últimas semanas hubo indicios de que Pedro Sánchez abría seriamente las puertas al mismo. Al final ha quedado en nada. Porque era un truco de imagen o porque los protagonistas del entuerto lo han estropeado.

Seguir leyendo »

Una fecha y mil preguntas

42 Comentarios

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo

"Abril es el mes más cruel: engendra lilas de la tierra muerta, mezcla recuerdos y anhelos, despierta inertes raíces con lluvias primaverales"
T. S. Eliot. La tierra baldía


Va a haber elecciones anticipadas. El lunes, tras la manifestación de las derechas y los ultras, yo misma aposté a que no. Fallé pero a buen seguro no soy la única sorprendida por este último movimiento en el tablero. Lo cierto es que teníamos argumentos para aventurar que una exhibición de fuerza, que no le salió especialmente bien a la derecha, no iba a cambiar las cosas y, por otra parte, que los presupuestos no tenían pinta de ir a salir tampoco era ninguna novedad, aunque ahora se hable de jugadas a último aliento. Por otra parte, unas elecciones ahora no las quiere aparentemente ninguno de los socios naturales o de fortuna del Gobierno Sánchez, porque no termino de creerme que los independentistas hayan apostado a arriesgarse a que lleguen al poder los castigadores del 155 para agitar la factoría de sus seguidores, pero el presidente del Gobierno las va a convocar. Más allá de la fecha, las preguntas se agolpan en la mente sobre todo de los votantes de izquierda.

No parece que los números de las últimas encuestas permitan reeditar unos apoyos similares a los que propiciaron la moción de censura y, sin embargo, si parecen apuntar a una posible mayoría del ya llamado "trifachito" que ha pactado en Andalucía. Vox incluido. ¿Por qué arriesgarse justo en este momento?, ¿qué saben Sánchez y Redondo que no sepan Iglesias ni Garzón ni el PNV, que tampoco debe estar nada contento? ,¿qué creen que va a suceder que no controlen los propios simpatizantes de sus partidos?

Seguir leyendo »

Casado se envuelve en la estelada

35 Comentarios

A la misma hora que el abogado de Jordi Cuixart, Benet Salellas, protagonizaba el Supremo una intervención que debería visionarse en las facultades de Derecho, el líder del PP, Pablo Casado, demostraba en el Congreso que el día que explicaron separación de poderes tampoco fue a clase. Salellas argumentaba por qué se están vulnerando los derechos de presidente de Òmnium mientras Casado defendía que el procés se está juzgando en Madrid porque el PP impidió que lo hiciera el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Albert Rivera sólo ve españoles pero Casado en Cataluña sólo ve independentistas. No salva ni a un colectivo tan poco sospechoso como los jueces.

Mientras en el Supremo las defensas de los presos, con mayor o menor pericia, aportaron argumentos que deberían obligar como mínimo a alguna reflexión a aquellos que defienden que lo mejor que les puede pasar a los 12 procesados es que se pudran en la cárcel, en el Congreso se constataba que la mayoría de los partidos piensan ya en las elecciones, sean más pronto o sólo un poco más tarde. Como si unas elecciones tuvieran que resolver la crisis constitucional más importante que ha vivido España. Como si los votantes independentistas desaparecieran cada vez que hay elecciones, cosa que, por cierto, ha quedado probado que no pasa. Décimas arriba, décimas abajo, son dos millones. No son la mayoría de la población pero son dos millones de catalanes que no quieren seguir formando parte de España y eso no se resuelve suspendiendo la autonomía ni presentando el independentismo catalán como un movimiento violento. Debería ser una obviedad aunque está claro que no lo es para aquellos cuya única receta es más madera.  

La última encuesta publicada, hace dos días, pronosticaba que la mayoría secesionista resistiría en el Parlament mientras que el PP va camino de desaparecer de la Cámara catalana. Sacrificar Catalunya para ganar España es electoralmente legítimo. Políticamente es de una irresponsabilidad injustificable.

Seguir leyendo »