eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Cómo y por qué Pedro Sánchez ha estropeado su experimento

42 Comentarios

Pedro Sánchez

Aunque algunos noticieros se empeñen en lo contrario, el panorama político no está particularmente tenso. O no más que otras veces y, en todo caso, no tanto como lo está el británico o el alemán, por ejemplo. Lo que está parado. Y muy confuso. En el escenario no aparece ninguna estrategia mínimamente clara. La oposición no la tiene. El gobierno ha dejado de tenerla y ahora se limita a marear al personal con sugerencias sobre cuándo serán las próximas generales. Para decir algo. Pero también para distraer la atención, para que no se hable de los graves fallos que está cometiendo. Y, sobre todo, para que no se indague sobre los motivos que han llevado a Pedro Sánchez a cambiar de rumbo.

El momento más alto de su anterior andadura se produjo el 24 de octubre, cuando en un pleno del Congreso el portavoz parlamentario del PNV afirmó sin ambages que en Cataluña no se había producido rebelión ni sedición alguna sino únicamente una crisis institucional y que los líderes independentistas habían de ser puestos en libertad. “Ha estado usted muy acertado” le contestó sin pestañear el líder socialista desde la tribuna. Y no pocos valoraron que esa afirmación equivalía a un primer gesto, importante y sin matices, para propiciar algún tipo de entendimiento con los soberanistas catalanes a fin de que éstos apoyaran su presupuesto.

Fue un primer gesto pero también el último en esa dirección. Las palabras de Sánchez no tuvieron mayor eco ni fuera ni dentro de su partido. Como si nunca se hubieran pronunciado. Pero debieron de producir reacciones importantes. Que el presidente del gobierno tomara un rumbo de colisión con el Tribunal Supremo alineándose con la posición del independentismo sobre el Procés debió intranquilizar a no poca gente influyente. Y alertar a sectores todavía influyentes del PSOE. Los mismos que en septiembre de 2016 propiciaron su defenestración de la secretaría general del PSOE. Y por motivos similares.

Seguir leyendo »

El mea culpa de los jueces

31 Comentarios

Manuel Marchena en una imagen de archivo.

"Independencia es la capacidad de sujeción real a la legalidad frente a las sugestiones non sanctas de la política"

Perfecto Andrés Ibáñez. Política y Justicia en el Estado capitalista

Todo es un lodazal inaceptable pero, desde luego, ya lo era. Durante años he estado explicando cómo se cocían las cosas. Muchas de las veces me he llevado fuertes embates de algunos jueces o asociaciones de jueces y yo, comprensiva, siempre he entendido que es muy difícil que el juez de, por ejemplo, Vitigudino tenga mucha idea de cómo se gestan estas cosas. La única virtualidad del 'wasap' reenviado por Cosidó es que deja a las claras para todos, hasta para el juez de Xiquena, por ejemplo, que lo que tanto le costaba admitir es tal y cómo lo relatábamos. Será que es el primer proceso de renovación o de nombramiento que uno vive, que va a ser que no.

Seguir leyendo »

Una lesbiana de libro

Segunda marcha por la la igualdad en Lima / Amnistía Internacional Perú

¿Dónde están las lesbianas? Todas sabemos que hasta hace no mucho era difícil encontrar una lesbiana en una historia, pero mucho más difícil era encontrar una buena historia con una lesbiana. Podía pasarme horas buscando algo que ver y pocas veces valía la pena. Pero están cambiando las cosas. Desde San Junípero ya nada ha vuelto a ser igual, y tener buenos personajes lésbicos empieza a ser requisito de cualquier serie que se precie de ser mínimamente realista. Pero nos faltaba el libro. Permafrost (Penguim Random House), de la poeta Eva Baltasar, podría serlo, aunque la novela, Premio Llibreter 2018, sea mucho más que una gran novela sobre una gran lesbiana.

Es imposible no conectar con la manera en que esa flipada de mucho cuidado que es la lesbiana protagonista, dice las cosas. No puedes seguir la historia sin pensar para tus adentros que después de leerla no vas a poder ser nunca más tibia, ni medias tintas, ni equidistante en nada. Porque lo que ella hace es la violación de una ley natural. De varias. Y de un destino trazado. El de su hermana, por ejemplo, que admite que si muriera jamás le dejaría a sus hijas a una lesbiana como ella: “la familia como eso que disipa la intensidad y te aleja del núcleo de las cosas, la familia como un magnífico disolvente”, escribe. Con un humor oscuro, la punki de Permafrost se presenta como una existencialista, una extranjera del mundo: lo que le emociona a muchos a ella no le emociona, quizá sí jugar con sus amantes a que sus vaginas son porcelana en la que colocar frutas para ser devoradas. Ella no quiere ser feliz, ni heterosexual, ni esposa, ni madre, ni llorar a sus muertos, ni amar a su familia, mucho menos amar a los gatos.

La suya es una subjetividad poética que mira el mundo y descubre que todo eso que nos contiene puede mirarse por primera vez, que todo eso puede decirse por primera vez. Esta novela es sobre eso que persigue el lenguaje sin alcanzarlo: “¿Cómo es estar con una mujer?”, le pregunta la hermana gilipollas a la protagonista y ella ensaya toda clase de respuestas. Esta es mi preferida: “¿Recuerdas aquella película de cuando éramos pequeñas? –empiezo–. Se titulaba La gran evasión. La vimos con papá al menos siete u ocho veces. Iba de unos aviadores americanos reclusos en un campo de prisioneros de la Alemania nazi. Conseguían excavar un túnel larguísimo que atravesaba todo el recinto del campo. Pero la noche de la evasión, cuando salían del túnel, se percataban de que les quedaban seis metros para llegar al bosque. ¡Habían errado en los cálculos seis metros! Luego no tenían más remedio que jugarse la vida recorriendo esa distancia expuestos a la mirada de los guardias. ¿Te acuerdas? “No”, suelta con indiferencia. “No importa, lo que quería decir es que estar con una mujer es como sacar la cabeza al exterior y descubrir que de verdad has excavado esos seis metros que quedaban”.

Seguir leyendo »

Aplausos contra el socio Rufián

22 Comentarios

La presidenta del Congreso, Ana Pastor

La sesión de control al Gobierno de esta semana ha provocado un fenomenal escándalo por los insultos cruzados, las palabras gruesas, la expulsión de Rufián y por el presunto escupitajo de un diputado de Esquerra al ministro Borrell.

Todo muy lamentable como dijo la presidenta del Congreso, Ana Pastor, a quien también se le está acabando la paciencia en esta interminable y agotadora legislatura que cada día nos deja un destrozo nuevo, hoy en el Supremo, mañana en el Poder Judicial y casi todas las semanas en el Congreso.

En medio de toda esa algarabía se produjo el que me parece que fue el gesto político de más valor: la reacción de entusiasmo y rabia de los diputados del PSOE, puestos en pie aplaudiendo después de que el ministro Borrell le dijera a Gabriel Rufián que solo venía a la Cámara a arrojar serrín y estiércol.

Seguir leyendo »

Defender la vida y el territorio en el centro de Madrid

Los vecinos e inquilinos de Argumosa 11 consiguen paralizar el desahucio de Pepi en Lavapiés / Foto: Fernando Sánchez

Se han aplazado temporalmente dos desahucios que estaban previstos el 21 y 22 de noviembre en Argumosa 11. Los dueños del inmueble, subidos en la ola de la burbuja inmobiliaria, están intentando echar a todas las familias que viven allí para subir los alquileres un 300%.

Ya se han producido cuatro desalojos. Las casas vaciadas están tapiadas a cal y canto. Creían que no iba a ser difícil echar al resto, pero erraron en el cálculo. Las familias decidieron no irse de los pisos, ni del barrio y por eso comenzaron los intentos de desahucio.

Muchas de las personas que quedan en el edificio forman parte de una misma familia. En septiembre quisieron echar a Pepi pero se logró parar, igual que otros tres intentos anteriores. El 21 de noviembre querían echar a Juani y Mayra, que son cuñada y sobrina respectivamente  de Pepi. El 22 estaba previsto el desahucio de Rosi, que es hermana de Pepi y cuñada de Juani. Y más adelante echarán a Rafaela, hermana de Rosi y Pepi, y después a la familia  de Míriam, que es sobrina de todas.

Seguir leyendo »

Qué está pasando

22 Comentarios

Imagen de una marcha nazi en València

España está sumida en un proceso semejante al que se ejecutó en Brasil. Primero, los medios de comunicación crearon una distorsión de la realidad exagerando la corrupción del PT, que era real, y ocultando la de la derecha, generando ansiedad en el país y una demanda de acabar con la corrupción (del PT). Y, segundo, la Justicia procesó al carismático candidato de la izquierda, Lula Da Silva, lo encarceló y no le permitió presentarse a las elecciones. Un verdadero golpe de Estado ejecutado por medio de los medios de comunicación y la Justicia. Naturalmente, detrás estaban los EE UU de Trump, el Ejército y la oligarquía y la victoria de Bolsonaro se celebró con fuertes subidas en la bolsa.

No es casualidad que lo que ocurre en el principal Estado sudamericano le ocurra al Reino de España, que presume con altivez de hidalgo de ser Estado europeo, pero que en realidad ya se ha desnudado como el Estado corrupto y continuador del franquismo que es. Una democracia de una calidad muy parecida a la de algunos países del Este de Europa que se han integrado recientemente en la Unión.

Y lo que vivimos es una crisis de ese sistema político provocada y dirigida directamente por la oligarquía que desde una Corte que es un entramado de financieros, periodistas, militares, magistrados y políticos posee el Estado.

Seguir leyendo »

Será tendencia en 2019

Los jóvenes no quieren lo mismo que sus padres. Los millennial aspiran a un modo de vida innovador, diferente, más libre y despreocupado. Las nuevas generaciones ya no quieren trabajar por dinero ni comer caliente. La posesión no va con ellos. Rechazan tener su propia casa, su propio coche y sus propios ahorros. En eldiario.es te traemos todas las tendencias que arrasarán entre los jóvenes el próximo año.

Capitalism bitching

Hasta ahora, las personas trabajábamos por dinero. Los millennials, sin embargo, están dispuestos a acabar con esa vulgar tradición medieval. Su libérrima concepción del mundo ha posibilitado el nacimiento de nuevos modelos laborales, inimaginables hasta hace poco, como el trabajo a cambio de tan solo una sonrisa. Ávidos de experiencias, miles de jóvenes acuden cada día a sus puestos de trabajo con el afecto como único salario.

Seguir leyendo »

Espiral de descontrol

Pedro Sánchez

Las casualidades no existen en política. Las cosas pasan a la vez porque alguien se ha preocupado de hacerlas coincidir. Se ha explicado aquí muchas veces y los hechos lo confirman una y otra vez. Ya tenemos otra prueba. No se debe a la casualidad que sea el Gobierno de Pedro Sánchez quien relance las especulaciones sobre un adelanto electoral, justo en el arranque de una campaña andaluza donde el mensaje principal de la candidata socialista se resume en la conveniencia de votarla mucho para evitar el bloqueo político de un resultado repartido y garantizar así la gobernabilidad. La maniobra luce tan burda que quien no la ve acaba tropezándose de narices con ella.

Hay que tener mucho cuidado cuando se juega con el discurso del miedo y la inestabilidad. Porque, una vez suelto, el miedo tiene la mala costumbre de propagarse por su cuenta y la inestabilidad no sigue ni las instrucciones ni las estrategias de nadie; es su naturaleza. Si, para evitar el fin de la legislatura, se pone en circulación que la legislatura se puede acabar mañana si no se vota para que siga, puede que a muchos les entre el miedo a unas elecciones inciertas y te hagan caso; aunque también puede acontecer que te tomen la palabra y den por hecho que fue bonito mientras duró pero, al final, se os rompió el amor.

Cuando la inestabilidad se ha convertido en la nueva normalidad la labor del buen gobierno consiste en generar estabilidad. Si el Ejecutivo se convierte también en fuente de inestabilidad, entonces ya pueden abandonar toda esperanza de que pueda detenerse la espiral de descontrol que alimenta el jaleo político y el desorden institucional. Si el objetivo de la oposición pasa por convertir todo en un drama que no pueda soportarse un día más y forzar una elecciones que están convencidos de ganar y la respuesta del Gobierno consiste en alimentar las especulaciones electorales porque también está convencido de salir ganando, entonces ya pueden ir preparando las urnas y las papeletas porque lo que comenzó como una táctica, se ha convertido en una decisión.

Seguir leyendo »

Jugada en plano secuencia

23 Comentarios

Manuel Marchena

“De este modo, en la estrategia todo es muy simple, pero no por ello muy fácil”

De la Guerra. Karl Von Clausewitz

¿Alguien quiere pensar que un mensaje de un chat de senadores del PP se filtra para denunciar lo podrido del sistema? A otro perro con ese hueso. La filtración del obsceno mensaje de Cosidó -real como la vida misma, pornográfico en su pura exposición- no puede tener otro objetivo que convertir la situación en insostenible. Y así se logró. Hay un sesgo cognitivo que tiende a hacernos percibir una serie de acontecimientos lineales como una sucesión de causalidades que se explican por sí mismas. Algo simple pero a veces erróneo.

Seguir leyendo »

Mujeres embarazadas

32 Comentarios

Una mujer embarazada.

Hoy sabemos que una actriz embarazada ha tenido problemas en su trabajo por el hecho de estarlo. Lo sabemos porque ella es una actriz conocida y, sobre todo, porque al otro lado hay una directora que ha hecho del feminismo bandera. 

Lo que hoy no conoceremos, no con detalle, son todas las historias de mujeres que están embarazadas o que lo han estado, que son madres, y han tenido problemas en sus puestos de trabajo. Quizá les sugirieron un cambio de puesto "por su bien" o se negaron a cambiarles el turno o les pusieron mala cara cuando pidieron respeto para su horario. Quizá no se cogieron la baja cuando les hubiera gustado por miedo a que dudaran de ellas, de su compromiso con la empresa, o por miedo a que las pusieran de patitas en la calle. Puede que vayan a trabajar con la sensación de que ya nunca ascenderán o les subirán el sueldo, dudarán de si les volverán a encargar algún proyecto ilusionante.

Puede que tengan que aguantar las miradas condescendientes de sus compañeros -hombres, los que se quedan en la oficina- cuando pretenden salir puntuales. O puede, directamente, que tengan miedo al despido o que ni siquiera tengan trabajo y teman no volver a tenerlo nunca más. Porque esa es la realidad de las mujeres embarazadas y madres en España, Aínas, Martas, Raqueles, Susanas, Lauras, Paulas. ¿Ir a una entrevista de trabajo con un bombo?, ¿qué broma es esa?

Seguir leyendo »