eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Pedro Sánchez desgrana promesas ya anunciadas en Málaga

El candidato socialista repasa en Málaga su programa electoral: derogación de la LOMCE, desarrollo de la Ley de Memoria Histórica, renta mínima vital y salario mínimo de 1.000 euros en dos legislaturas.

Califica la legislatura de "fracaso" y a Mariano Rajoy de "campeón del eufemismo".

"Nosotros no somos fruto de una torrontera", dice frente a los nuevos partidos políticos, y apela al "alma socialista".

- PUBLICIDAD -
Pedro Sánchez haciéndose selfies en Málaga / Foto: N.C.

Pedro Sánchez haciéndose selfies en Málaga / Foto: N.C.

Pedro Sánchez pasó este viernes por Málaga y agradeció el apoyo "a los socialistas andaluces". También les dijo: "Sonreíd, porque vamos a ganar". No estaba esta vez Susana Díaz, a la que se espera el domingo en Jaén, pero el auditorio del Palacio de Congresos se llenó. Hubo promesas para todos, casi todas ya anunciadas. Sánchez se comprometió a derogar la LOMCE, a rebajar el IVA cultural y a desarrollar la Ley de Memoria Histórica. Y cuando desde el público alguien agitó las manos en aplauso silencioso, estuvo al quite: "Y también vamos a desarrollar una Ley para la lengua de signos".

Frente al Partido Popular, Sánchez enarboló la bandera del cambio tirando de "historia", y se reivindicó como garante de las políticas sociales y el estado del bienestar: "¿Sabéis dónde está la patria socialista? En las aulas de los colegios públicos, en las becas, ahí es donde está el alma de los socialistas. ¡En la igualdad!". "Nosotros no somos fruto de una torrentera", clamó para distinguirse de los nuevos partidos. El candidato desgranó parte de su programa electoral, que pasa por derogar la LOMCE, la llamada Ley Mordaza y la Ley del Aborto. También prometió una "renta mínima vital", recuperar prestaciones a parados de larga duración y la "universalidad de la sanidad pública", que el salario mínimo será de al menos 1.000 euros en dos legislaturas y que bajará el IVA cultural al 10%, tal y como anunció la semana pasada. Prometió una Ley de Igualdad Salarial y un plan de retorno para 10.000 científicos jóvenes.

"El balance de Mariano Rajoy es paro, desigualdad y corrupción", dijo el candidato socialista, que calificó la legislatura de "fracaso" y al presidente del Gobierno de "campeón del eufemismo". Como en cada mitin, hubo un símil futbolero ("Soy un político limpio, que quiere un gobierno limpio, y a quien se cruce en mi camino, roja directa") y algún ejemplo recogido en sus viajes por el país. En esta ocasión, el de un simpatizante gravemente afectado por los recortes en los pagos de la ley de dependencia (de 426 a 22 euros, aseguró el candidato) y el de unos jóvenes que le preguntaron por qué es socialista. “Para que tu futuro no dependa de la cuenta corriente de tus padres”, dijo que les contestó.

"¿Cuánto ha subido el salario mínimo con Rajoy? Cero. Con nosotros subió 40 veces más", aseguró más tarde. Contenido, Sánchez se exaltó apenas un par de veces. "Los recortes no tienen nacionalidad, tienen ideología. Si en Cataluña se han recortado la sanidad pública y aquí no es porque en Cataluña tenía un gobierno de derechas y aquí había uno de izquierdas", arengó luego. También se encendió cuando aludió a su intención de desarrollar la Ley de Memoria Histórica, a lo que el público respondió en pie.

Antes, Miguel Ángel Heredia, número uno de la lista socialista por Málaga, había tirado de estadísticas para evaluar la situación de la sanidad, la educación y la igualdad: "Rajoy ha conseguido que los pobres sean más pobres y los ricos más ricos". Heredia y María Gámez, portavoz en el ayuntamiento de Málaga, hicieron de teloneros de Sánchez, al que recordaron su paseo jaranero por la Calle Larios durante la pasada Feria de Málaga. "Es la persona que más ha tardado en recorrer la calle Larios", aseguró Gámez.

Pedro Sánchez y los 'selfies'

El encuentro había comenzado con un himno socialista pasado por la guitarra española y los aires aflamencados: "Amigos y amigas, bienvenidos y bienvenidas al acto de los y las socialistas de Málaga". El auditorio, con capacidad para 900 personas, quedó desbordado y hubo quien no pudo entrar, según la organización. Ya dentro, para entretener la espera, un simpatizante del Puerto de la Torre y de la corriente de Izquierda Socialista repartía ejemplares de El Militante, revista marxista. En la portada, una mujer vestida con camiseta de Stop Desahucios y este titular de apertura: "Una izquierda a la ofensiva para parar a la derecha". "Está en todas las manifestaciones", decían de él otros asistentes.

Ya se sabe que a los mítines se va convencido. "¡Yo es que ya lo estaba!", decía una señora que caminaba a rebufo de la turba de simpatizantes que persiguió a Sánchez desde el estrado hasta el pasillo por el que se fue. Todos llevaban móvil en ristre y querían su selfie con el candidato, que dedicó 20 minutos a la tarea de recoger los teléfonos y disparar la foto. Hubo incluso quien le llevó a su bebé "para inmortalizarlo". A Sánchez le llamaron "guapo" muchas veces, le chillaron y le interrumpieron para gritarle "¡Te como!".  Al final de su mitin Pedro Sánchez les pidió a todos una sonrisa ("sonreíd, porque vamos a ganar") y se fue sonriendo de foto en foto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha