eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Sánchez Gordillo elige seguir de diputado y renuncia a la Alcaldía de Marinaleda tras 35 años

Tras la sentencia del Tribunal Constitucional, la comisión parlamentaria del Estatuto del Diputado del Parlamento de Andalucía le había dado hasta el 12 de noviembre de plazo para que optara entre seguir siendo parlamentario autonómico o continuar como primer edil de la localidad sevillana.

Sánchez Gordillo, en cualquier caso, seguirá vinculado al Ayuntamiento como concejal. Esperanza Saavedra, actual teniente de alcalde, se perfila como una "de las favoritas"para sustituirle.

- PUBLICIDAD -
Sánchez Gordillo presenta en el Parlamento su renuncia como alcalde de Marinaleda

El diputado de IULV-CA Juan Manuel Sánchez Gordillo ha presentado este martes en el Parlamento su renuncia como alcalde de Marinaleda (Sevilla), una decisión que adopta tras  la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) que avala la Ley Electoral andaluza que declara incompatible el puesto de parlamentario con el de alcalde, según han informado a Europa Press fuentes del grupo parlamentario de Izquierda Unida.

La comisión parlamentaria del Estatuto del Diputado le había dado hasta el 12 de noviembre de plazo para que optara entre el escaño o la alcaldía. Sánchez Gordillo ha sido alcalde de Marinaleda durante 35 años. Accedió al cargo en 1979, año en el que se celebraron las primeras elecciones municipales democráticas en España. Desde 2008 es diputado por Izquierda Unida en el Parlamento de Andalucía, cargo que también ostentó entre 1994 y 2000.

Sánchez Gordillo, en cualquier caso, va a seguir vinculado al Ayuntamiento de su localidad como concejal y Esperanza Saavedra, actual teniente de alcalde, se perfila como una "de las favoritas" para sustituirlo al frente de la Alcaldía, según han confirmado a Europa Press fuentes de la Candidatura Unitaria de los Trabajadores (CUT).

Según explica el propio Sánchez Gordillo en el escrito que ha remitido a la Cámara andaluza, al que ha tenido acceso Europa Press, renuncia a la Alcaldía de Marinaleda "por imperativo legal" pero "manteniendo su cargo de concejal".

"En el momento actual, puedo servir mejor a los intereses del pueblo de Marinaleda y del Pueblo Andaluz desde el cargo de parlamentario andaluz, manteniendo, como no puede ser de otra forma, mi vinculación y lucha por Marinaleda no sólo desde el puesto de parlamentario sino también como concejal al Ayuntamiento al que he servido toda mi vida", esgrime en esta comunicación.

El también líder nacional de la CUT, alcalde de Marinaleda durante 35 años, aprovecha el texto remitido al Parlamento para quejarse de la reforma de la Ley Electoral andaluza que establece la incompatibilidad legal entre los cargos de alcalde y diputado y que, a su juicio, ha desempeñado sin problemas hasta la fecha.

Así, recalca que "ambos cargos son de hecho perfectamente compatibles" y que, en las dos legislaturas que los ha compatibilizado, ha estado "tanto al servicio del pueblo de Marinaleda como al del pueblo andaluz, sirviendo con honradez y como mejor he sabido a ambos puestos".

Sánchez Gordillo accedió a la Alcaldía de este municipio sevillano en 1979, año en el que se celebraron las primeras elecciones municipales democráticas en España. Desde 2008 es diputado por Izquierda Unida en el Parlamento de Andalucía, cargo que también ostentó entre 1994 y 2000.

MAYOR PROYECCIÓN EN EL PARLAMENTO

Desde que se conoció el fallo del Tribunal Constitucional que avala la reforma de la Ley Electoral andaluza y esta incompatibilidad de cargos, tanto la CUT como destacados dirigentes de IULV-CA entre los que se encuentra su ex coordinador general y vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, han coincidido en destacar que el discurso de Sánchez Gordillo tendría "mayor proyección y visibilidad" quedándose en el Parlamento que en la Alcaldía de Marinaleda.

Por su parte, desde IULV-CA siempre han defendido que se trataba de una "decisión personal" y que, fuera la que fuera, la apoyarían porque eso no supondría ningún "descrédito" para la federación de izquierdas, en palabras de su portavoz parlamentario, José Antonio Castro. El coordinador general, Antonio Maíllo, llegó a decir, sin embargo, que tenía la "sensación" de que optaría por la Alcaldía, algo que finalmente no se ha producido.

Sánchez Gordillo ha apurado el plazo establecido por la Comisión del Estatuto del Diputado del Parlamento para anunciar su decisión --la fecha límite era este miércoles 12 de noviembre-- y no ha hecho público ni formalizado su renuncia a la alcaldía hasta este mismo martes, día elegido también por Esperanza Oña para oficializar su renuncia a la Alcaldía de Fuengirola (Málaga) después de 23 años liderando el gobierno municipal. Ella sí dijo hace días que prefería el Parlamento.

El resto de diputados-alcaldes afectados por la sentencia del TC han dejado el escaño y vuelven a sus respectivas alcaldías en Sevilla (Juan Ignacio Zoido), Córdoba (José Antonio Nieto), Huelva (Pedro Rodríguez), Valverde del Camino, en Huelva (Dolores López Gabarro), y La Mojonera, en Almería (José Cara).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha