eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

La propuesta de Susana Díaz para Diego Valderas revuelve a IU

La coalición de izquierdas lo considera una "trampa" de la presidenta para "blanquear su política y su pacto con C's" 

Critican también la "deshonestidad" de su excoordinador regional por aceptar un cargo a cuya creación se opuso el grupo parlamentario

- PUBLICIDAD -
Diego Valderas con Susana Díaz.

Diego Valderas con Susana Díaz.

La decisión de Susana Díaz de proponer a Diego Valderas, excoordinador de IU en Andalucía, como comisionado de la Memoria Histórica ha enfadado a la dirección de la coalición de izquierdas, por el fondo y por las formas, y ha sorprendido incluso en la Consejería de Cultura, que tiene las competencias en la materia, porque la figura ni siquiera está en la recién aprobada Ley de Memoria Histórica de Andalucía, que tendrá que ser modificada.

Es más, la Consejería de Cultura está dirigida por Rosa Aguilar, considerada una "traidora" por IU desde que se pasó a las filas del PSOE, y de la que el propio Diego Valderas llegó a decir que ya no la conocía, usando una frase con tintes machistas que causó mucha polémica hace unos años. Lo que hay en la Consejería de Cultura es una Dirección General de Memoria Democrática, a cargo de Francisco Javier Giráldez, cuyo papel tendrá que casarse con el nuevo puesto si finalmente se crea.

En este sentido, en su intención de dar nuevos bríos a su gestión y mientras ultima una crisis de gobierno tras su derrota en las primarias del PSOE, la presidenta de la Junta de Andalucía ha ideado este cargo para el exvicepresidente en la legislatura pasada de pacto entre las dos formaciones sin el beneplácito de Antonio Maíllo, coordinador general de IU, que se lo ha encontrado hecho.

Y es que la propuesta es un regalo envenenado para IU. Nadie, ni en IU ni en el PSOE, duda del papel del exconsejero en la ley, que se fraguó bajo su mandato, pese a que no se ha aprobado hasta esta legislatura. Pero en IU tampoco dudan de las intenciones de Susana Díaz con una maniobra para dar un barniz de izquierdas a su gestión, en lo que está empeñada tras el "traje" que según ella le pusieron en la campaña de las primarias, y con la que a la vez "mete los dedos" en el debate interno sobre su futuro que tiene abierto la federación.

Porque si Diego Valderas representa la IU que pactó con el PSOE, Antonio Maíllo lidera la que busca propiciar un nuevo sujeto político para que la alternativa a los socialistas en Andalucía no sea la derecha. El anuncio llega, de hecho, en un momento de máxima distancia de Diego Valderas y los suyos, a través de la plataforma IU, sí; con más fuerza, con la dirección encabezada por Antonio Maíllo, por la búsqueda de alianzas con Podemos, y que en los últimos meses ha supuesto duros comunicados desde la vieja guardia de la coalición de izquierdas. 

"Esto ha abierto un agujero muy feo", han apuntado fuentes de IU, que también han confirmado que hasta el momento Diego Valderas, que ha aceptado la propuesta, "ni siquiera ha tenido el gesto" de comunicarle a Antonio Maíllo lo que le había propuesto la líder del PSOE en Andalucía. "Es una trampa de Susana Díaz con la complicidad de Diego Valderas para blanquear su posición política y su pacto con CS", han remarcado las mismas fuentes, convencidas de que detrás de todo esto hay un intento de "desestabilizar" a Antonio Maíllo. Hablan de "deshonestidad" por las dos partes, cuando además, en el debate parlamentario Susana Díaz o bien ignora a IU o bien la mete en el saco de la pinza PP-Podemos de la que dice ser víctima. 

El líder de IU se enteró a última hora de este pasado domingo cuando la presidenta contactó con él por teléfono para pedirle a su vez que llamara a Diego Valderas para comunicárselo como responsable de su organización, "haciendo de intermediario cuando la decisión ya estaba tomada", según fuentes de la coalición de izquierdas.

En dicha conversación Antonio Maíllo le trasladó que no veía "coherente" una responsabilidad de este tipo cuando IU no forma parte del Gobierno de Andalucía. Pese a que la presidenta le aclaró que no se trata de un cargo de esta naturaleza, cosa de la que Antonio Maíllo duda si es nombrado por el Consejo de Gobierno pese a que lo ratifique el Parlamento de Andalucía, le pidió tiempo para ver realmente cómo se iba a articular. Sin embargo, según las mismas fuentes, Susana Díaz le dijo que le diera una respuesta en el día, tras lo que, mostrado el desacuerdo del líder de IU, no volvieron a hablar del tema. Y este lunes se ha enterado por la cadena SER.

Se da la circunstancia también de que IU ya se mostró en contra de la creación de este comisionado, "que no es necesario", cuando la ley se debatió en el Parlamento de Andalucía. Por eso, no se incluyó en el texto que salió adelante con los votos del PSOE, Podemos e IU y la abstención de PP y C's, que es como se resuelve habitualmente la aritmética parlamentaria cuando hay debates de calado ideológico, pese a la teoría de la pinza que esgrimen los socialistas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha