Andalucía y Castilla-La Mancha son las únicas que no publican los currículos de sus diputados

Parlamento de Andalucía.

Los currículos de los políticos están de nuevo en el punto de mira desde que estalló el escándalo con el máster de Cristina Cifuentes, desvelado por eldiario.es, pero independientemente de que haya quien engañe, no todos exponen esta información sobre sus estudios y trayectoria profesional a la vista de los ciudadanos. Como han publicado varios medios de comunicación, la polémica con la presidenta de la Comunidad de Madrid ha precipitado a miembros del PP, PSOE y C's borrar sus másteres de la web del Congreso de los Diputados, que sí incluye las biografías, pero ¿qué ocurre con los gobiernos, asambleas y parlamentos autonómicos? 

Siete casos que demuestran que falsear el currículum no es algo nuevo en la política española

Siete casos que demuestran que falsear el currículum no es algo nuevo en la política española

La realidad es que todos, a excepción del Parlamento de Andalucía y las Cortes de Castilla-La Mancha, publican en sus portales las biografías, más o menos completas, de sus consejeros, altos cargos y diputados. O por lo menos, incluyen el apartado para subir estos datos, dado que hay casos puntuales de parlamentarios que no lo han rellenado. En cambio, en los órganos legislativos de Andalucía y Castilla-La Mancha sólo se tiene acceso, y no para todos los diputados, a la profesión -sin más detalle- de los que han querido añadir este dato a la información relativa a sus cargos en la institución, agenda y actividad parlamentaria.

Desde el Parlamento de Andalucía reconocen que los currículos de sus diputados dejaron de publicarse desde la quinta legislatura. Hasta entonces se facilitaba, no por internet, sino por medio de la publicación que con el inicio de cada legislatura se editaba para dar a conocer la composición de la cámara. Es más, esta publicación se ha dejado de editar esta legislatura porque ha perdido sentido con una web que se puede actualizar permanentemente.

El motivo por el que se ha dejado de pedir la biografía de los diputados no lo explican. En cualquier caso, las mismas fuentes destacan el esfuerzo en transparencia con la obligada publicación de las declaraciones de bienes e intereses, y también las agendas de los diputados, un compromiso este último que ya cumplen todos después de un inicio muy irregular. Pero sólo son 35 los diputados que han hecho constar su profesión en la web del Parlamento de Andalucía: 20 socialistas, nueve populares, tres de C's, dos de Podemos y uno de IU, de un total de 109. Eso sí, hay casos en los que son consejeros, y por tanto la información está en la web del Gobierno de Andalucía, o con cargos orgánicos, por lo que se puede conocer a través de los portales de sus partidos. 

"Nuestros representantes, como servidores públicos que son, asumen la responsabilidad de responder a la demanda de la sociedad y la opinión pública. Y en este lugar lo hacen publicando su actividad, ingresos e iniciativas, entre otros asuntos", expone en este sentido el presidente de la institución, Juan Pablo Durán, quien en el compromiso de buen gobierno se remite a las leyes de transparencia estatal (2013)autonómica (2014).

Estos dos textos, sin embargo, sí obligan a las personas con responsabilidad pública, incluidos los diputados de las autonomías, a figurar en "un organigrama actualizado que identifique a los responsables de los diferentes órganos y su perfil y trayectoria profesional". Es más, la primera obliga también a los alcaldes, concejales y demás altos cargos de las capitales de provincia y municipios de más de 50.000 habitantes. 

Etiquetas
Publicado el
3 de mayo de 2018 - 21:11 h

Descubre nuestras apps

stats