eldiario.es

Menú

La CUP quiere ofrecer alternativas a una democracia en crisis

"El 90% de la gente que participa en nuestro núcleo de campaña de Ciutat Vella no es de la CUP", asegura un miembro del partido.

Ayer se sumaron a la campaña tres concejalas chilenas para reivindicar la unidad popular.

- PUBLICIDAD -
Tamara Homel, Mónica Sánchez y Sonia Oyarzún, concejales de la comuna de Pudahuel, en Chile, expresaron su apoyo a la CUP / Edu Bayer

Tamara Homel, Mónica Sánchez y Sonia Oyarzún, concejales de la comuna de Pudahuel, en Chile, expresaron su apoyo a la CUP / Edu Bayer

"No sabemos si representamos a los movimientos sociales, pero ellos nos representan a nosotros", decía ayer Joan Teran, miembro del secretariado nacional de la Candidatura d'Unitat Popular (CUP), antes de dar paso a Tambir, miembro de Papeles y Derechos para Todos, en el acto de campaña celebrado ayer en el distrito de Ciutat Vella. La frase, cuenta, no es suya, sino de David Fernàndez, el número uno de la lista de la CUP-Alternativa d'Esquerres por Barcelona, pero le gusta utilizarla "porque define muy bien lo que queremos ser".

Miembros colectivos de parados, inmigrantes y feministas participaron en el acto, "gente que a lo mejor ni siquiera apoya la candidatura, pero que debe tener voz en este campaña", afirmó Teran, encargado de las presentaciones. Tanto es así que Tambir, aunque expresó su apoyo a la candidatura, lamentó que la CUP, ni ningún otro partido, no incluya de forma explícita en su programa el derecho al voto de los inmigrantes. "Llevo diez años trabajando para este país y no tengo derecho ni a opinar", lamentó el paquistanés.

Aunque no corrigió al orador, el miembro del secretariado nacional, afirmó que si lo tienen presente cuando hablan de derechos civiles y de una Europa solidaria, pero aclara que han apostado por hacer un programa corto (tiene 26 páginas), con líneas generales, y explica el porqué: "Venimos del municipalismo y hemos tenido que hacerlo todo en un mes". Recuerda que celebraron un centenar de asambleas abiertas a personas que no militaban en la CUP para decidir si se presentaban a las elecciones.

El tercer eje

Este modelo de toma de decisiones caracteriza lo que el candidato David Fernàndez considera el tercer eje, junto al nacional y el social, de la política de la CUP: "Ofrecer alternativas a una democracia en crisis". Fernàndez consideró "una estafa" el actual modelo de democracia "en el que nos dejan votar cada cuatro años pero los bancos votan cada día". En este sentido, hizo un llamado al voto poco habitual: "No pedimos que confieis en nosotros, porque la Candidatura d'Unitat Popular sois vosotros".

De la misma manera que consultaron a los barrios y pueblos si debían presentarse a las elecciones, una vez ratificada la decisión volvieron a convocar asambleas abiertas para informar al respeto y constituir los núcleos de campaña. Teran explica que en su núcleo, el de Ciutat Vella, el 90% de las personas que se han implicado no son militantes de la CUP.

Ahora reivindican más que nunca la idea de unidad popular y ayer se alegraban de que la casualidad permitiera que tres concejalas de Pudahuel, en Chile –"el país de la unidad popular"–, participaran en el acto. Tamara Homel, del Partido Comunista de Chile, afirmó que "el Tercer Mundo es un concepto ideológico del capitalismo, somos los trabajadores del mundo, que sufrimos la opresión de la burguesía", y aseguró que la única respuesta posible es la unidad popular.

Fernàndez respondió a las invitadas citando a Salvador Allende. "Las demandas de Allende de 1970 aún están por cumplir, la historia es lenta", declaró antes de citar algunos de las 40 medidas que reivindicaba el Gobierno Popular chileno y que la CUP comparte: "Supresión de los sueldos fabulosos", "Casa, luz y agua potable para todos", "Jubilaciones justas para todos", "Becas para los estudiantes", entre muchas otras.

El candidato destacó también el punto 37: "Disolución del Grupo Móvil de los Carabineros", que considera equivalente a la Brigada Móvil de los Mossos d'Esquadra. Fernàndez lo señaló como una obsesión personal, y es que el candidato de la CUP remarca que sufrió 13 policuntosiones en la carga policial del 27 de marzo de 2011, cuando resistía al intento de desalojo de la acampada en la plaza Catalunya.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha