eldiario.es

Menú

Rajoy exhibe la ayuda económica del Estado a Catalunya contra el "desgobierno de Mas"

El presidente del Gobierno subraya en Barcelona la dependencia económica de Catalunya respecto a España y acusa a Mas de generar inestabilidad

Destaca que el Govern ha fracasado en presentar una Catalunya independentista porque en el 9-N "dos de cada tres catalanes no participaron en la farsa"

Rajoy no ha presentado propuestas concretas, aunque se ha mostrado abierto a hablar con todos, con la línea roja de que no se ponga en tela de juicio la unidad de España

67 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Rajoy defiende su "moderación y sentido común" frente a demagogia y populismo

Rajoy defiende su "moderación y sentido común" frente a demagogia y populismo

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha exhibido el apoyo económico del Estado a Catalunya ante el "desgobierno de Artur Mas" como su principal mensaje tras el 9-N. En un discurso prounciado en Barcelona en el marco de unas jornadas con líderes municipales organizadas por el PP, Rajoy ha asegurado que mientras el Govern catalán ha estado "obsesivamente entregado a dividir a los catalanes", ha sido el Estado y su Ejecutivo quien se han preocupado de garantizar la financiación catalana a través del Fondo de Liquidez Autonómico, de pagar a los proveedores y de devolver la deuda contraída por la Generalitat.

La intervención de Rajoy, de tono más mitinero pero con pocas novedades respecto a la línea que viene manteniendo el Gobierno, se ha centrado en dibujar una Catalunya dependeniente y favorecida por un Estado que está siendo el motor de la recuperación. "Catalunya se ha beneficiado mucho de ser parte de España", ha asegurado, "de un país que tiene unas infraestructuras como nadie, que es líder del crecimiento en la eurozona y nos ponen como ejemplo de gobierno reformista y de cómo salir de la crisis".

"Hemos podido dar este apoyo a Catalunya por que España es un país grande y fuerte. En Europa hay países más pequeños y por eso les pasó lo que les pasó", ha asegurado el presidente, que ha subrayado en varias ocasiones que sus medidas económicas "son política", en referencia a quienes le acusan de no hacerla. Tal y como estaba previsto, el jefe del Ejecutivo español no ha presentado ninguna propuesta al gobierno catalán, aunque ha indicado que estará abierto a hablar con todo el mundo "como siempre" lo ha estado. "Pero no no voy a permitir que se ponga en tela de juicio la unidad de España", ha marcado Rajoy como línea roja.

"No dejaré tirado a ningún español"

Rajoy ha hablado durante buena parte de su intervención del 9-N, al que ha calificado de simulacro de consulta en el que "mas de 2 de cada 3 catalanes rechazaron participar". "Si lo que pretendía Mas era dividir a la sociedad o arañar unos votos a ERC, lo ha conseguido. Si pretendía presentar una Catalunya independentista, ha fracasado. Los catalanes son muchos y los independentistas muchos menos", ha opinado enérgico ante los aplausos de la plana mayor del PP y del Gobierno.

Como ya adelantaron desde el partido durante la última semana, el jefe del Ejecutivo ha querido trasladar un mensaje positivo, presentándose como el presidente de todos los catalanes en contraposición con Mas que, según sus palabras, ha dejado "abandonados" a los catalanes no independentistas. "Tenemos un compromiso con cada uno de los españoles, y yo no voy a dejar tirado a ninguno, piense lo que piense", ha recalcado.

Sobre la nueva hoja de ruta presentada por Artur Mas, Rajoy ha asegurado que es una huída hacia adelante "como lleva haciéndo desde que perdió 12 diputados", en referencia a las elecciones de 2012. El presidente ha cargado contra Mas, al que ha acusado de que "nunca un goberanante había perdido tanto el tiempo, provocado tanta inestabilidad y generado tanta confusión".

"El problema de Catalunya son 4 años de desgobierno"

El presidente del gobierno adelantó durante la cumbre del G-20 en Brisbane que acudiría a Catalunya para explicarse "mejor que hasta ahora". En su discurso, Rajoy ha presumido de conocer el territorio y ha repasado las veces que sus ministros lo habían visitado. "El problema de Catalunya", ha diagnosticado Rajoy", "son cuatro años de desgobierno". Según el Gobierno, Mas solo está actuando pensando en un tercio de los catalanes, los que participaron en el 9-N, una "farsa" en la que Mas invirtió "todas sus energias, toda la presión posible sobre la sociedad catalana y muchísimo dinero".

Al discurso del presidente del Gobierno le ha antecedido la intervención de la presidenta del PP catalán, Alicía Sánchez-Camacho, que ha hecho una cerrada defensa de la actuación de su partido en el Ejecutivo. Ha agradecido al presidente las medidas económicas, sobre las que ha asegurado que "Mariano Rajoy ha sacado a España de la crisis" y "supo dar respuestas a la lacra de la corrupción". Pero el grueso de la intervención de Camacho se ha centrado, como es habitual, en el proceso soberanista catalán. "El Gobierno ha actuado con la ley en la mano impugnando cuantas veces ha hecho falta", ha agradecido la presidenta del PP catalán, que ha pedido a Rajoy que no negocio con gobiernos separatistas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha