eldiario.es

Menú

PERFIL

Santi Vila, la cara del PDeCAT que suelta el lastre del 'procés'

Exalcalde, exconseller y partidario de la "independencia dentro de la legalidad", Vila se alza como una de las voces de peso en la Catalunya 'post-procés'

Aunque la cúpula del partido lo apoya, la opción de que sea número 1 del PDeCAT pierde fuerza y no se descarta que opte por lanzarse en solitario

34 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El exconseller de Empresa de la Generalitat Santi Vila abandona la cárcel madrileña de Estremera tras pagar la fianza de 50.000 euros.

El exconseller de Empresa de la Generalitat Santi Vila abandona la cárcel madrileña de Estremera tras pagar la fianza de 50.000 euros EFE

"Si el 'procés' acaba mal, presentamos a un candidato autonomista", pronosticó el pasado abril secretario de organización del PDeCAT, David Bonvehí, en una conversación revelada por este diario. Acabado el 'procés', de forma traumática por el encarcelamiento de más de medio Govern y la intervención de la autonomía, uno de los nombres que suenan para la nueva etapa es el de Santi Vila. Precisamente, el hombre a quien Bonvehí se refería.

El exconseller ha abandonado este viernes la cárcel de Estremera tras pagar la fianza de 50.000 impuesta por la jueza Carmen Lamela. Ha pasado allí una noche y es, de los encarcelados, el único a quien la magistrada permitió esquivar la prisión con una fianza. El hecho de que Vila  dejara su cartera de conseller el día anterior a la DUI del 27 de octubre ha pesado en el auto firmado por la jueza de la Audiencia Nacional, que asegura que aquel gesto demuestra "su voluntad contraria a consumar el intento secesionista".

Antes de aparecer en autos de la Audiencia Nacional, Vila fue el conseller moderado de un gobierno nombrado en enero de 2016 con el encargo de  consumar un intento secesionista. Antes que eso, uno de los hombres fuertes de Artur Mas en el departamento de Territorio. En una vida política anterior, Vila fue el hombre que truncó la larga hegemonía del PSC en su ciudad, Figueres, que él ganó para CiU en 2007.

Hoy, el exalcalde es la cara del post-independentismo en el PDeCAT. "Si soy candidato, mi candidatura incluirá la independencia ajustada a derecho como lo hizo Escocia", aseguró el pasado martes en una entrevista en El Món a Rac1. Los partidos independentistas habían tenido siempre como vía predilecta el referéndum pactado, pero rara vez habían abjurado de la unilateralidad. Ese rechazo era patrimonio de los 'comuns'. Sin embargo, una vez hecha la declaración de independencia unilateral con más pena que gloria, Vila se ha lanzado a disputar ese campo.

Y no está solo. Diversas voces en el PDeCAT aceptan que una reorientación en ese sentido es la única opción para un partido nacido de las cenizas de la pactista Convergència. En el partido de la derecha soberanista no son pocos quienes consideran que es hora de soltar el lastre del 'procés' y, para hacerlo, pocas opciones más claras que Vila. 

Quienes conocen a Vila destacan su carácter independiente y un tanto emprendedor. Con estas credenciales, no puede descartarse que el exconseller apueste por dar un paso adelante fuera del PDeCAT. Si lo hace, no le faltarán apoyos económicos ni mediáticos, como él mismo se ha encargado de demostrar con una enfática gira por las televisiones, radios y diarios en la última semana. Principalmente fuera de Catalunya, ya se ha hablado de él como el "Macron catalán", en relación a la exitosa aventura política protagonizada por el hoy presidente francés fuera del Partido Socialista galo.

Y es que las palabras del exalcalde han encontrado más eco fuera de Catalunya que dentro. No en vano, Vila luce con orgullo tener una relación de amistad con la presidenta del Congreso, Ana Pastor, que llegó a estar en su boda. Esta relación viene de los tiempos en los que ambos coincidieron en la titularidad de la cartera de las infraestructuras de sus respectivos gobiernos. También luce su disposición a entenderse con el propio Rajoy. La amistad con Pastor fue uno de los canales empleados para tratar de tejer el acuerdo que intercambiaba el 155 por la DUI.

Aquel acuerdo, finalmente, no se produjo.  "Mis intentos de diálogo nuevamente han fracasado", aseguró. Vila se marchó solo unas horas antes de que el Parlament aprobase la declaración de independencia, que siempre consideró la peor opción. El exalcalde de Figueres considera que el diálogo se produce cuando la voz que prevalece es la de los moderados.

Preguntada la coordinadora del partido por la posible inclusión del exconseller en su propuesta de lista unitaria, Marta Pascal ha asegurado querer "contar con todas las personas que tengan algo que aportar". El ideario presentado por la cúpula del partido ya no habla de la independencia, sino de "amnistía para los presos políticos" y "defensa de las instituciones del autogobierno" contra el 155. La apuesta parece clara, pese a lo cual, si bien el nombre del de Figueres ha sonado como posible número uno convergente, esta posibilidad se ha desdibujado en los últimos días.

La cúpula exconvergente es donde el político encuentra sus principales apoyos, de la propia Marta Pascal a Artur Mas. Otra cosa es la reacción que genera entre las bases y las baronías municipales del partido, más escoradas hacia el independentismo ya en la etapa final del pujolismo. En la misma entrevista en Rac1, Vila reconoció no haber dado órdenes de preparar ninguna "estructura de Estado" en ninguna de las dos conselleries que había dirigido. Y esta confesión generó profundo enfado tanto en la infantería del PDeCAT como en los sectores cercanos, que no dudaron de lanzarle acusaciones de traición.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha