eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Arquitectos reivindican a Coderch como renovador de arquitectura de posguerra

- PUBLICIDAD -
Arquitectos reivindican a Coderch como renovador de arquitectura de posguerra

Arquitectos reivindican a Coderch como renovador de arquitectura de posguerra

Arquitectos como Rafael Moneo, Oriol Bohigas, Óscar Tusquets o Federico Correa reivindican la figura de José Antonio Coderch (1913-1984) como el principal responsable de que la arquitectura española de posguerra se abriera a corrientes internacionales, en un libro que reúne el testimonio de 21 personas.

La periodista Pati Núñez, autora del libro "Recordando a Coderch", ha explicado hoy en la presentación del volumen que todo comenzó con un proyecto de investigación sobre Coderch y que, tras dos años de estudio en la Escuela de Arquitectura del Vallès, hizo 21 entrevistas a personalidades como los arquitectos Moneo, Bohigas, Tusquets, Correa y Josep Llinàs, escritores como Joan Margarit, Josep Maria Ballarín y Pepe Coderch, o el diseñador Miguel Milà.

Todas las entrevistas fueron grabadas por Poldo Pomès y formaron parte de un documental, y en paralelo se organizó una exposición con un proyecto inédito de Coderch, "La Herencia", que se pudo ver en una exposición comisariada por Elina Vilá.

En el libro se recoge el proyecto "La Herencia", así como la transcripción íntegra de las 21 entrevistas.

La propia Elina Vilá ha confesado que se quedo tranquila porque "el proyecto inédito ya ha quedado fijado en un libro y las generaciones posteriores de estudiantes de arquitectura podrán estudiar 'La Herencia'".

Encontrar "La Herencia" fue fruto de una labor casi detectivesca, pues los hijos de Coderch, Ana y Pepe Coderch, les informaron de que en abril de 1983, poco antes de morir, el arquitecto decidió entregar toda la documentación y los planos sobre esta obsesión al mecenas y constructor Huarte, en Madrid.

"Huarte murió y su hija dijo que su padre se lo había entregado al arquitecto Saénz de Oiza para que lo hiciera", ha añadido Núñez.

En la segunda parte del libro, publicado por Librooks, se recoge de manera exhaustiva el proyecto de La Herencia, "una planta sistémica que estudia de manera detallada las posibilidades de una vivienda, una iniciativa que no llegó a realizarse".

El proyecto surgió de una investigación que Coderch empezó en 1969, según la cual buscaba "la máxima flexibilidad en planta y siempre de acuerdo a las necesidades cambiantes de las familias".

De esta forma, ha añadido Vilá, "las viviendas podían aumentar y disminuir su superficie, tanto en horizontal como en vertical, mediante el intercambio de espacios con las viviendas vecinas".

En opinión de Núñez, Coderch "tiene facilidad de cambiar de la escala interior a la escala urbana con unos edificios fruto de la razón, del trabajo metódico, y no como otros arquitectos que se preocupan de hacer edificios reconocibles exteriormente".

Oriol Bohigas, que encargó a Coderch la ampliación de la bicentenaria Escuela de Arquitectura de Barcelona cuando la dirigía, ha reivindicado la figura del arquitecto barcelonés.

"Es un arquitecto que se debería estudiar a fondo; y su aportación fue menos teórica y más de eficacia realista", ha dicho Bohigas, para quien "la arquitectura de Coderch se define toda en los últimos años de su vida, con una voluntad de expresar profundamente unas relaciones de carácter popular y tradicional".

En la búsqueda de la planta ideal, Coderch propuso su optimización y una mejor relación entre interior y exterior a partir de tres aspectos: maximizar la entrada de luz, maximizar las vistas al exterior aunque cuidando la intimidad y crear espacios intermedios dependiendo del clima.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha