eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Una directiva de Atresmedia, acusada de dirigir la "rueda" y controlar a parte de la SGAE

Nuria Beatriz Rodríguez, encargada de las contrataciones musicales del grupo, aparece en el auto judicial como la "persona que dirige la actuación de los principales miembros de la rueda para la perpetuación del sistema"

En el auto se señala que maniobraba para influir en "personas con voz y voto en el seno de la SGAE" afines a sus intereses

También aparecen como investigados Carlos Salazar, responsable de Canal Sur, y Francisco Javier Valero, de Telemadrid

- PUBLICIDAD -
Imagen promocional del programa Esmúsica, en TVE

Imagen promocional de uno de los programas musicales que se emiten de madrugada

La "rueda de las televisiones" tenía en las cadenas a varios aliados que hacían todo lo posible para perpetuar un fraude que podría ascender a 100 millones de euros. Uno de estos supuestos responsables, según el auto judicial al que ha tenido acceso eldiario.es, es Nuria Beatriz Rodríguez, encargada de las contrataciones musicales del grupo Atresmedia.

Según el citado auto, es presunta autora de los delitos de "organización criminal, corrupción en los negocios y estafa" y supuestamente "la persona que dirige la actuación de los principales miembros de la rueda para la perpetuación del sistema". Su objetivo principal era, según el texto judicial, aumentar por todos los medios los porcentajes de retorno que obtienen las cadenas al emitir repertorio sobre el que han adquirido derechos de autor.

Además, la resolución apunta a que en el último periodo investigado "Nuria  está llevando la voz cantante de los miembros que participan en la rueda para recopilar todos los votos posibles con la delegación de firma en blanco y ser utilizados para impugnar una próxima asamblea" de la SGAE.

El sistema de votación de la SGAE hace que el número de votos sea proporcional a los ingresos, de forma que los que tienen más recaudación tienen derecho a voto en los órganos de decisión de la entidad. Además, los socios pueden delegar sus votos.

El escrito señala que tanto Nuria Beatriz Rodríguez como otros investigados, tienen "información de primera mano" de lo que ocurre en la SGAE. La directiva de Antena 3 "imparte instrucciones a personas que trabajan en distintos departamentos de la SGAE sobre cómo han de comportarse".

Añade el auto, que "aparecen indicios de que orquesta un séquito de seguidores miembros de la SGAE, algunos de ellos sus altos cargos".

La responsable de contratación y emisión de contenidos para Atresmedia, que incluye Antena 3, La Sexta, Nova y Neox, aparece descrita como "un referente" para diferentes editoriales y miembros del Colegio de Pequeño Derecho de la SGAE.

La estructura de la SGAE se organiza en cuatro colegios. De los 39 miembros del consejo de dirección de la SGAE, hay seis de Gran Derecho (artes escénicas), nueve de obras audiovisuales, ocho de editores musicales (discográficas) y 16 de Pequeño Derecho (televisiones) que es el que más representantes tiene y por lo tanto, más votos.

Rodríguez, según el auto, había llevado reuniones con representantes de la SGAE con la "intención de hacer un frente común" para defender la "rueda" e incluso había planteado "provocar la expulsión del presidente de la SGAE por no beneficiar más sus intereses". 

El auto señala que "mantiene una estrecha vinculación con Fernando Illan [miembro de la Junta Directiva de la SGAE] y Alberto Moraga [socio de Illan] " a quienes, siempre según el escrito firmado por Ismael Moreno, "parece beneficiar en las emisiones y producciones musicales que se realizan en su cadena".

Tuvo además hasta el año pasado un cargo de dirección en la empresa Eagle Records, perteneciente a uno de los investigados como principal artífice en la trama, Manuel Carrasco. Gran parte de los repertorios que maneja esta empresa son emitidos en las cadenas perteneciente al Grupo Atresmedia, según el escrito del juez.

Los presuntos cabecillas de la trama son, entre otros, Rafael Tena, Manuel Carrasco y Fernando Bermúdez. El juez dictó este miércoles prisión eludible bajo fianza de 100.000 euros los tres tras prestarles declaración. 

El "entramado" creaba "música de baja calidad" y registraba "falsos arreglos" sobre obras musicales de dominio público para después ponerlas a nombre de testaferros y empresas editoriales. Además, introducía las canciones en "aquellas franjas horarias en las que se pueden maximizar los beneficios". 

El objetivo era emitirlas en programas nocturnos de diferentes cadenas de televisión y generar derechos de autor, es decir, un enriquecimiento "injusto" a través del pago de estos derechos realizado por la SGAE en sus liquidaciones.

Para conseguir esos contratos de emisión de sus piezas musicales contaban con personas en el seno de las televisiones que los facilitaban a cambio de la cesión de determinados porcentajes de derechos o/y una contraprestación económica.

Fuentes de las empresas citadas en el auto desmienten las acusaciones manifestadas por el juez y afirman que el sistema de contratación al que se denomina como "la rueda" era perfectamente legal y había sido considerado como tal por una sentencia judicial anterior. La intervención de las televisiones en la emisión de esos contenidos estaba justificada para intentar reducir las cantidades exageradas que la SGAE les exigía cada año –una cantidad fija con independencia de los contenidos musicales reales emitidos por las televisiones–, y que a lo largo de años había originado varios pleitos judiciales entre esas empresas y la SGAE. 

Canal Sur y Telemadrid

En el escrito judicial aparece también como "presunto autor de los delitos de organización criminal, corrupción en los negocios y estafa" Carlos Salazar Murillo, que es el encargado de las contrataciones musicales en Canal Sur.

"Por mediación del puesto que ocupa en la cadena autonómica resulta ser una pieza imprescindible para obtener contratos" con ella, señala el escrito, que indica que Salazar actúa de "puente y nexo con otras cadenas televisivas" para favorecer al repertorio que controlaban dos de los implicados, Manuel Carrasco y Fernándo Bermúdez.

La Radio Televisión de Andalucía (RTVA) ha comunicado a Carlos Salazar responsable de contrataciones en Canal Sur, el inicio de un expediente informativo por estar entre los investigados  en la operación. 

Según informa la edición en Andalucía de eldiario.es  mientras se resuelve el expediente le han apartado de sus funciones.

También aparece como "presunto autor de delitos de organización criminal, corrupción en los negocios y estafa" Francisco Javier Valero, encargado de las contrataciones de música de Telemadrid. 

El auto señala que Valero, que tenía relación personal con los implicados en la trama, recibía una "contraprestación económica" por favorecer las emisiones de estas empresas editoriales.

Ante la operación judicial y policial, el director general de Radio Televisión Madrid (RTVM), José Pablo López, ha ordenado este jueves la suspensión inmediata y cautelar de todos los programas musicales que se emiten en Telemadrid y laOtra en la franja nocturna.

Según Vertele, se han suspendido los espacios  Sonámbulos, Al son de la noche, Con duende, Noche en claro de Luna y laOtra sinfónica.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha