eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Una temporada de grandes BSO para series

Novedades como 'Fargo', 'The Knick' o 'Penny Dreadful' han cosechado elogios también por su colección de temas instrumentales

- PUBLICIDAD -
Eva Green, protagonista de 'Penny Dreadful'

Eva Green, protagonista de 'Penny Dreadful'

En los últimos años, los showrunners han salido de detrás de las cámaras, los fans han empezado a ponerles caras, conocer sus nombres y en muchos casos, su presencia se ha convertido en el principal reclamo para engancharse a una determinada serie. Las grandes BSO que han tenido algunos estrenos de esta temporada han hecho méritos para los siguientes en la lista de genios exanónimos sean precisamente sus compositores y que en los ránking de las mejores melodías televisivas, donde están Michael Giacchino ( Lost), Murray Gold ( Doctor Who), W.G. Snuffy Walden ( El Ala Oeste) o Ramin Djawadi ( Juego de Tronos), haya que hacer sitio para nuevos miembros.


The Leftovers deja un poso muy amargo después de cada capítulo y es gracias en parte a la adaptación que ha hecho Damon Lindelof de la novela de Tom Perrota y a las melancólicas composiciones de Max Richter. El compositor británico ha debutado en televisión con las partituras para The Leftovers después de una prolífica carrera cinematográfica en películas como El congreso, La bicicleta verde, Waltz with Bashir y este mismo año a Escobar: Paraíso perdido.


Fargo y The Knick han sido dos de las revelaciones de la temporada y en ello han tenido mucho que ver sus BSO. La de  Fargo es obra de Jeff Russo, quien a su manera también ha homenajeado y reinventado la película de los hermanos Coen. Antes de componer el icónico tema de la cabecera y la colección de melodías que se han podido oír en la primera temporada, Jeff Russo puso música a Crossing Jordan, The Unusuals, My Generation y este mismo año Hostages y Power.

Cliff Martinez ha firmado una de las BSO más sorprendentes, pero su presencia en  The Knick no ha sido una sorpresa para muchos. Colaborador habitual de Steven Soderbergh, antes de llenar de sonidos metálicos y electrónicos a una serie ambientada a principios del siglo XX, había firmado la música de Solaris, Traffic, Sexo, mentiras y cintas de vídeo… pero también la de The Normal Heart, Sólo Dios perdona, Drive o Spring Breakers.

Con  Bear McCready es imposible centrase en una sola serie, porque es uno de los compositores más prolíficos de la actualidad. Muchos empezaron a ponerle cara tras Battlestar Galactica pero ahora mismo su nombre aparece en los créditos de The Walking Dead, Agents of Shield, Outlander (a partir de diciembre en Movistar Series), Da Vinci Demons , Defiance, Constantine, Black Sails… En  su web oficial cuenta el día a día de su trabajo (también firma BSO para videojuegos) y apuntes sobre su método de trabajo.


El responsible de la BSO de Penny Dreadful (en diciembre en Movistar Series) es Abel Korzeniowski, nominado dos veces un Globo de Oro por la música de Un hombre soltero y W.E. Sus melodías son siempre preciosistas y en el caso de Penny Dreadful llegan a ser tan inquietantes como las pesquisas de los protagonistas por los bajos fondos del Londres victoriano.

The Good Wife lleva cinco años en antena contando con el buen hacer de  David Buckley al frente de las composiciones instrumentales de la serie, pero como le ha pasado a los otros elementos que hacen grande a The Good Wife, la música ha ido jugando un papel cada vez más importante a medida que han pasado las temporadas. Antes de recalar en la serie de Alicia Florrick y cía, David Buckley había participado en la miniserie Coma, varias tv-movies y videojuegos, otro formato que sabe muy bien cómo sacarle partido a las BSO.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha