eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Barack Obama: entre perdonar a Snowden o convertirle en un traidor

Amnistía Internacional, Human Rights Watch y la ACLU impulsan una petición para que el presidente de los EEUU conceda el perdón presidencial al exanalista de la NSA

- PUBLICIDAD -
El festival proyectará el filme 'Citizenfour' sobre Edward Snowden

Edward Snowden

Varias organizaciones han presentado una campaña para lograr el perdón presidencial para el exanalista de la NSA, Edward Snowden. En 2013, sus papeles destaparon el espionaje masivo que lleva a cabo EEUU sobre todos los ciudadanos del país, así como el programa PRISM. Desde 2007, el gobierno estadounidense ha estado espiando y recogiendo de forma masiva comunicaciones y exigiendo a las grandes IT que les filtrasen la información. La petición puede ser firmada en la web de Amnistía Internacional.

"No es una exageración decir que este hombre cambió el mundo", afirmó Naureen Shah, directiva de Amnistía Internacional en EEUU, al lanzar la campaña en Nueva York. La vigilancia del gobierno estadounidense se realizaba por teléfono y correo electrónico, afectó a varios gobernantes y líderes políticos y generó una oleada de críticas en todo el mundo.

"Amo a mi país, amo a mi familia, y he dedicado mi vida a ambos", afirmó Snowden en un enlace por vídeo en la rueda de prensa en la que se presentó la campaña para lograr que lo perdone el presidente Barack Obama antes de que abandone el poder, en enero próximo.

Pidiendo perdón por una ley de hace un siglo

La campaña fue lanzada por organizaciones como Amnistía Internacional, Human Rights Watch y la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, en inglés) y cuenta con el respaldo de expertos jurídicos y representantes del mundo financiero y artístico.

"No hay ninguna duda de que nuestra democracia es mejor gracias a Snowden", dijo, por su parte, el director ejecutivo de la ACLU, Anthony Romero. La legislación estadounidense permite que el jefe de Estado pueda aprobar un perdón presidencial sin necesidad de que el beneficiado haya sido condenado.

El exanalista está acusado de violar la Ley sobre Espionaje, aprobada hace casi un siglo, y robar propiedad del Gobierno. En su diálogo con los periodistas, Snowden defendió el papel que desempeñó en 2013 al filtrar toda la información confidencial, que lo convirtió en uno de los más importantes denunciantes interno de los últimos años, y rechazó que sus acciones se encuadren como espionaje. "No puedo tener un juicio justo con la Ley sobre Espionaje (..). Si queremos una sociedad libre tenemos que estar seguros de que los whistleblowers (denunciantes o delatores) pueden actuar de nuevo", insistió.

"Yo nunca pediré el perdón"

Snowden dijo que sabía los riesgos que asumía cuando decidió filtrar la información sobre los métodos de vigilancia de la NSA. "Sabía lo que iba a generar. Nadie tendría que estar en una posición para tomar estas decisiones", insistió. Preguntado sobre por qué la petición de perdón la hacen organizaciones defensoras de los derechos civiles y no él personalmente, dijo que es la sociedad la que debe impulsar gestiones como esa.

"Yo nunca pediré el perdón", insistió Snowden. "No es sobre mí, es sobre nosotros, sobre el país que queremos tener y el tipo de mundo que queremos construir", agregó el exanalista de la NSA y que también trabajó para la CIA. La iniciativa surge coincidiendo con el estreno de una película de Oliver Stone sobre su caso, Snowden.

Según Dinah PoKempner, consejera general de Human Rights Watch, la decisión de Snowden de entregar sus filtraciones a un medio de comunicación mostró "madurez y buen juicio, pero también modestia".

Conceder el perdón presidencial a Snowden es "el paso apropiado" para compensar todas las críticas que generaron sus filtraciones y el debate que se abrió a partir de las revelaciones, agregó. Según las organizaciones que impulsan esta iniciativa, la petición está respaldada, entre otros, por el gurú de Wall Street George Soros, el cofundador de Apple, Steve Wozniak y actores como Danny Glover.

"Snowden no debería ser considerado como autor de crímenes graves ni sentenciado a una larga condena bajo leyes de la I Guerra Mundial que lo juzgan como un espía que vendió secretos para sacar beneficio propio", dice la carta en la que se pide el perdón presidencial. "Está claro que la democracia en EEUU se ha beneficiado de las acciones de Snowden", agrega.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha