eldiario.es

Menú

DIRECTO Hacia el 21D

Amparo Marco rechaza comparecer en el Pleno de Castellón para hablar del caso Lafuente, un alto cargo que contrató

Compromís evita apoyar al PSPV y afirma que "es una decisión exclusiva de la alcaldesa". Fuentes del partido muestran su malestar con su socio de gobierno. 

Castelló en Moviment pidió a Marco que expliqué por qué tardará seis meses en despedir a su colaborador, pese a que el cese fue aprobado en el Pleno. 

- PUBLICIDAD -
La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, durante un pleno

La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, durante un pleno

El llamado "caso Lafuente" vuelve a ser un motivo de conflicto entre los dos miembros del equipo de gobierno municipal, formado por PSPV y Compromís, así como un foco de tensión con Castelló en Moviment, el partido que sostiene al bipartito desde la oposición. Los socialistas rechazaron en la Junta de Portavoces celebrada el lunes que la alcaldesa, Amparo Marco, comparezca en el Pleno del próximo jueves para explicar por qué se contrató a Juan Ángel Lafuente como alto cargo del Ayuntamiento. 

Ignasi García, concejal y portavoz de Compromís, evitó apoyar la negativa del PSPV a que la alcaldesa dé explicaciones. García se limitó a decir que "la comparecencia ha sido solicitada por Castelló en Moviment, y rechazarla ha sido una decisión exclusiva de la alcaldesa".

Sin embargo, es patente que la falta de explicaciones de Marco ha causado malestar en su socio de gobierno. Fuentes internas de Compromís lamentaron que el empecinamiento de los socialistas esté causando esta situación: "Si Lafuente hubiera dimitido, esto no hubiera pasado", explicaron. 

Por su parte, Castelló en Moviment envió una nota este lunes en que criticaron que “decisiones así cuestionan puntos importantes del Pacte del Grau referentes a transparencia en la gestión municipal”, según Xavier del Señor, portavoz de la formación.

La alcaldesa "en rebeldía"

También el PP criticó la decisión de Marco. "La alcaldesa lleva dos meses en rebeldía con la corporación que preside", explicó Begoña Carrasco, la portavoz del grupo municipal, a través de una nota. “Su no comparecencia dista mucho de la transparencia que pregona y del Ayuntamiento de Cristal que se comprometió a crear durante la campaña electoral, añadió. 

El equipo de gobierno argumentó en un comunicado su rechazo a la comparecencia de la alcaldesa "por no ajustarse al Reglamento Orgánico del Pleno del Ayuntamiento de Castellón". Explican que Amparo Marco ofreció el lunes a Castelló en Moviment que plantearan la cuestión a través de un ruego o pregunta. Fuentes de la formación asamblearia no descartan usar esta vía, pero destacan que de esta manera no será posible establecer un debate. 

Un cese en diferido  

Desde que se conoció en febrero, la contratación de Lafuente ha causado grandes tensiones entre el PSPV y Compromís, así como la reprobación de toda la oposición. Lafuente aceptó el cargo de director de la Oficina de Planificación Económica del Ayuntamiento con un salario de cerca de 90.000 euros brutos. Un año antes, había renunciado al acta de concejal, que le correspondía por su puesto en la lista electoral del PSPV después de la dimisión de una de sus compañeras. 

Castelló en Moviment criticó que el salario del director de la Oficina de Planificación  en el Consistorio es casi el doble de lo que habría recibido como regidor. Para ejercer su actual cargo, Lafuente disfruta de una comisión de servicios que lo separa temporalmente de su puesto de profesor de la UJI, donde es compañero de departamento de la alcaldesa. 

Después de semanas de polémica, en las que también Compromís hizo público su malestar, todos los partidos menos el PSPV aprobaron en el Pleno de marzo una moción que pedía el cese de Lafuente. La alcaldesa no tomó la palabra en ningún momento para responder a las interpelaciones directas que le hicieron el resto de concejales, y tampoco aceptó las preguntas de la prensa.

El equipo de Gobierno decidió unos días después acatar la moción, pero solo cuando el proceso de búsqueda de un nuevo director hubiera acabado. Esto podría demorarse seis meses. La tardanza irritó a Castelló en Compromís, que formuló entonces la comparecencia de la alcaldesa para dar explicaciones al respecto, petición que Amparo Marco rechazó este lunes. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha