eldiario.es

Menú

La disminución de aves autóctonas en el río Millars alerta a la Conselleria de Medio Ambiente

El Ayuntamiento de Vila-real se ofrece para realizar un estudio de situación ante los avisos de agricultores, residentes y asociaciones vecinales

El repentino descenso de especiales nativas coincide con el crecimiento de las poblaciones de urracas y lirones

El espacio natural está incluido en la Red Natura 2000, ocupa 424 hectáreas y tiene la catalogación de Paisaje Protegido desde 2005

- PUBLICIDAD -
La urraca se ha convertido en una amenaza para las aves autóctonas del Millars.

La urraca se ha convertido en una amenaza para las aves autóctonas del Millars.

Algo está ocurriendo con la avifauna en el río Millars. Sin una explicación aparente y de forma repentina la población de aves autóctonas ha comenzado a disminuir en los últimos meses. La alerta la han dado los agricultores, residentes y asociaciones vecinales de Vila-real, Burriana y Almassora, cuyos términos municipales albergan uno de los espacios naturales con mayor biodiversidad de la provincia de Castellón y que cuenta con una extensión de 424 hectáreas.

La Conselleria de Medio Ambiente ha abierto una investigación, aunque es el Ayuntamiento de Vila-real el que más énfasis está poniendo en descubrir las causas del fenómeno. Quizás porque también es el que más avisos ha recibido. Así, no sólo se ha ofrecido para realizar un primer análisis de situación, sino que también ha implicado a colectivos como SEO Birdlife Castellón y la Federación de Caza. Ya se ha producido una primera reunión, en la que también han participado miembros del Consorci Gestor del Paisatge Protegit de la Desembocadura del Millars.

Aunque no se han alcanzado todavía conclusiones, sí que se ha establecido cierta relación de la disminución de aves autóctonas con el incremento de las poblaciones de urracas y lirones, que atacan los nidos para alimentarse con los huevos.

El río Mijares es el curso fluvial más importante de la provincia de Castellón. Nace a 1.600 metros de altitud en la provincia de Teruel y desemboca en el mar, entre Almassora y Burriana, previo paso por el término municipal de Vila-real. En el tramo final forma un delta de tres brazos y dos ‘alters’, conocidos como ‘les Goles’, una zona húmeda que destaca por la diversidad, especialmente en lo que se refiere a la avifauna.

Así, existen más de 100 especies diferentes, con gran protagonismo de las aves acuáticas. Son habituales el avetorillo, el martinete o la garcilla cangrejera, dentro del grupo de las garzas; el pato cuchara, la cerceta común o el ánade azulón (anátidas); calamón, gallineta o focha (rálidos); y cigüeñuela, chorlitejo chico o andarrío chico (limícolas).

Estos valores naturales justifican que el espacio natural esté incluido en la Red europea Natura 2000, protegido como ZEPA (Zona de Especial Protección de Aves) y LIC (Lugar de Interés Comunitario) y también reconocido como Zona Húmeda y Refugio de Caza. Desde el 15 de abril de 2005 posee la declaración de Paisaje Protegido por decreto del Consell de la Generalitat Valenciana (79/2005).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha