eldiario.es

Menú

Las frases más llamativas y comprometedoras del Bigotes sobre la financiación del PP

Uno de los principales acusados del caso Gürtel ha encendido el ventilador y ha salpicado con sus acusaciones a una docena de cargos del PP con Camps, dos expresidentes de la Generalitat y dos senadores

Repasa aquí el resto de confesiones del juicio

- PUBLICIDAD -
El Bigotes en su declaración ante el juez de Gürtel.

El Bigotes en su declaración ante el juez de Gürtel.

La declaración de Álvaro Pérez El Bigotes en el juicio por la financiación ilegal del PP valenciano pasará a la historia de las causas de corrupción por ser la que mejor ha retratado una manera de hacer política que se convirtió casi en hegemónica en España. Además de con  un relato general que encaja con el que otros acusados al definir la financiación del PP como una trama irregular de pagos a través de empresarios, el Bigotes ha dejado frases demoledoras para la tranquilidad política y judicial del partido.

Álvaro Pérez ha realizado una declaración muy dinámica, por momentos cómica, y ha desplegado sus dotes de encantador de serpientes y showman. Estas son algunas de las frases más llamativas:

“Hoy venía con el propósito de no callarme nada”

“Un sobrecoste es un palo que le pegas a un cliente”

“Hablar de la pieza de la visita del Papa [una de las causas del caso Gürtel que queda por juzgar] es el tercer testamento”

“Yo le puedo hablar como testigo de las reuniones y las conversaciones. Cuando se pedía dinero iba yo, no la señora de la limpieza”

“Todo el mundo estaba en contra de Barcelona [como se apuntaba en la contabilidad la caja B], excepto los que daban las órdenes”

Pagos ilegales de los empresarios

“Francisco Camps es el único que podía hacer este sistema [el pago de los mítines del PP por parte de las empresas], lo sé porque era amigo en esa época. Era mi amigo, era mi amigo. En el partido era quien decidía”

“Juan Cotino era el que hablaba con determinados empresarios. O era Juan Cotino o era el presidente, el señor Camps, Francisco Camps”

“Costa recibía órdenes. No tenía relación con los empresarios. Esto lo decidían o el señor Cotino, o el señor García Antón [exconsejero de Obras Públicas] o Camps”

“Aquí no están todos los empresarios que son. Aquí no se les ha preguntado qué recibían cuando soltaban la mandanga”

“Yo era el correveidile. No veía facturas. Me decía Pablo Crespo lo que nos debían y lo que nos tenían que pagar”

“El que se hacía el remolón para pagar era el de las madalenas –seudónimo con que bautizó la trama a un empresario”

¿Quién mandaba?

“He trabajado muchísimo con Adela Pedrosa [exsecretaria general del PP y actualmente senadora] y Ricardo Costa, pero Costa recibía órdenes de Pedrosa”

“Se ha pintado esto como que Alvarito se comía todo en València. Pero nos daban las migajas. Siete concursos públicos en siete y u ocho años”

“Hay una política a la que se cargaron a disgustos, Rita Barberá”

La llegada del Bigotes a Valencia

“Camps me dijo, vente a València vente, que aquí vais a tener una calidad de vida que no tenéis en Madrid”

“Cuando empiezo a trabajar en la Comunidad Valenciana tengo un interlocutor. El señor Camps. Que es quien me dice que trabaje allí”

Con el PP de Rajoy

“Tenía una tarjeta para entrar a la sede del PP en la calle Génova, como cualquier empleado”

“No es lo mismo trabajar para Coca-Cola que para el PP, porque cuando organizas los mítines para el presidente del Gobierno estás bajo mucha presión”

“Discutí con la jefa de prensa de Rajoy, Belén Bajo, y me fui llorando de la sede. Le dije a Correa que no seguía. Días después me encontré a Camps, que me había presentado Alejandro Agag, y me dijo que me fuera a Valencia”

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha