eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

Acnur pide a los países de la UE que no devuelvan a Hungría a los solicitantes de asilo

La Agencia de la ONU pide que suspendan temporalmente todas las devoluciones de peticionarios de asilo a Hungría en aplicación del Tratado de Dublín

"La situación en Hungría ha empeorado desde que entró en vigor la nueva ley que obliga a detener a todos los solicitantes de asilo"

Según la nueva ley húngara, quiene spiden asilo, incluidos niños, son detenidos y mantenidos en contenedores de carga rodeados de vallas de alambre de espino

- PUBLICIDAD -
Hungría anuncia que construirá una segunda valla antimigratoria más fuerte

Hungría anuncia que construirá una segunda valla antimigratoria más fuerte EFE

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha solicitado a los miembros de la Unión Europea (UE) que suspendan temporalmente todos los eventuales traslados de solicitantes de asilo hacia Hungría en aplicación del Tratado de Dublín.

"La situación para los solicitantes de asilo de Hungría, que ya era de gran preocupación para el ACNUR, ha empeorado desde que entró en vigor la nueva ley que obliga a detener a todos los solicitantes de asilo", ha afirmado en un comunicado el alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Filippo Grandi.

"Dada dicha situación, urjo a todos los países a suspender cualquier traslado a Hungría en base al Tratado de Dublín, hasta que las autoridades húngaras adapten las normas, en la ley y en la práctica, a la legislación comunitaria e internacional", agregó.

El Tratado de Dublín establece que el solicitante de asilo debe presentar sus solicitud en el primer país de la UE donde entró desde una tercera nación.

La nueva ley: detenerlos a todos

Según la nueva ley húngara, que entró en vigor el 28 de marzo, todos los solicitantes de asilo, incluidos niños, son detenidos y mantenidos en contenedores de carga rodeados de vallas de alambre de espino en la frontera exterior del país durante todo el proceso que dure el análisis de su demanda.

Hasta el 7 de abril, había en Hungría 110 personas, incluidos cuatro niños, detenidos en estas condiciones.

Asimismo, la nueva ley permite la expulsión inmediata del país a todo aquel que entre de formar irregular, lo que viola las obligaciones de Hungría bajo la ley internacional.

"Mientras reconocemos los esfuerzos recientes de las autoridades en resolver la violencia policial, estamos muy preocupados con las alegaciones de malos tratos por parte de agentes estatales contra personas intentando cruzar la frontera", ha denunciado Grandi.

"Estas prácticas inaceptables deberían acabar y urjo a las autoridades húngaras a investigar cualquier sospecha de abuso o de violencia", ha agregado.

El comunicado recuerda que ACNUR presentó a las autoridades europeas una serie de propuestas para mejorar la distribución de solicitudes de asilo en el continente con un sistema simplificado que identificaría, registraría y procesaría las llegadas de forma rápida y eficiente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha