eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

Frontex: "Más del 80% de la inmigración que llega a Europa es potencial beneficiaria de asilo"

El director adjunto de la agencia europea de Fronteras (Frontex) indica que la inmensa mayoría de los que llegan a Europa son potenciales solicitantes de asilo

El ministro de Auntos Exteriores afirmó en una entrevista que las personas que huyen por el Mediterráneo son "fundamentalmente inmigrantes por razones económicas", no refugiados

El responsable de Frontex ha afirmado que "si alguien ha creído que el control fronterizo es la solución para la inmigración irregular está absolutamente equivocado"

- PUBLICIDAD -
Varias personas rescatadas en el estrecho de Sicilia desembarcan de la nave Fiorillo de los guardacostas a su llegada al puerto de Catania, en la isla de Sicilia, Italia. / EFE.

Varias personas rescatadas en el estrecho de Sicilia desembarcan de la nave Fiorillo de los guardacostas a su llegada al puerto de Catania, en la isla de Sicilia, Italia. / EFE.

El director adjunto de la agencia europea para el control de la frontera exterior (FRONTEX), Gil Arias, ha afirmado este jueves que "hoy más del 80% de la inmigración que llega a Europa es potencial beneficiaria de protección internacional". En un coloquio organizado por la Fundación Ciudadanía y Valores de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) Arias ha indicado también que la solución a la muerte de cientos de personas en el Mediterráneo no está en la vigilancia fronteriza, competencia de su organización.

Arias se expresaba así en la conferencia de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) en la que ha compartido con el que fuera director de la Oficina de Ciudadanía estadounidense bajo presidencia de George W.Bush, Alfonso Aguilar, un análisis comparado de los retos de la inmigración tanto para la UE como para EEUU.

En la comparación de los flujos que reciben las dos zonas, Gil Arias ha incidido en la necesidad de trabajar con los países de origen y de tránsito para erradicar el motivo del éxodo. Arias ha recordado que, a diferencia de países como Estados Unidos, donde la inmigración es generalmente laboral, el Europa la inmensa mayoría de las personas son potenciales receptores de asilo.

"Utilizamos el término inmigración a lo mejor, por simplificar, pero quizá deberíamos decir refugiados", ha comentado, para después apuntar que estudiar la posibilidad de abrir "canales legales de acceso a Europa quizás ayudaría" ya que "no es la panacea" pero a su juicio, "sin duda contribuiría a paliar la situación".

Las palabras del responsable de la agencia de fronteras son contrarias a las del ministro de Asuntos Exteriores, Jose Manuel García Margallo, que afirmó en una entrevista que las personas que intentan alcanzar las costas europeas por el Mediterráneo son "fundamentalmente inmigrantes por razones económicas", no refugiados. Las cifras del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur)  ya desmintieron las declaraciones del ministro y también los responsables de Amnistía Internacional con los datos de Frontex y de la Organización Internacional para las Migraciones.

"El control fronterizo no es la solución"

"Si alguien ha creído que el control fronterizo es la solución para la inmigración irregular está absolutamente equivocado", ha afirmado Arias, que ha pedido "realismo" porque aunque se restableciese una operación de salvamento en el Mediterráneo como la italiana Mare Nostrum, "cosa poco probable", seguiría muriendo gente camino de Europa.

Según ha señalado, la gestión fronteriza y su control "no es ni la panacea ni muchísimo menos la solución" a la inmigración irregular, sea esta por tierra o por mar, con trágicas consecuencias, hacia Europa, al igual que tampoco lo es ampliar los fondos de FRONTEX como han acordado los Estados miembros en un Consejo extraordinario celebrado el 28 de abril. "El dinero no salva vidas humanas", ha asegurado.

En este sentido, ha recordado que en el pasado ya se han producido incrementos de presupuesto de la agencia en pleno año fiscal porque "la reacción habitual política" ante determinados acontecimientos es "decir vamos a darle dinero a FRONTEX y el problema ahora es de ellos". Sin embargo, Arias insiste en que no puede ser esta la única solución: "El dinero es dinero y hay que empearlo en medios".

No obstante, dice que "aún cuando los medios se incrementen hasta llegar al nivel que tenía Mare Mostrum", lo que a su juicio es "cosa poco probable", no va a ser "la garantía absoluta de que no va a haber problemas en el futuro" ya que "siempre habrá un margen de riesgo porque el Mediterráneo tiene 2,5 millones de kilómetros cuadrados" y no hay medios que puedan cubrir toda esa superficie.

"Parece que olvidamos sistemáticamente que a pesar de Mare Nostrum murieron miles de personas: 3.500 según algunas fuentes y más de 4.000 según otras, murieron en 2014 aunque Mare Nostrum –que desarrolló Italia en solitario y salvó más de 150.000 vidas en un año– tenía un volumen que difícilmente Tritón podrá alcanzar", ha señalado.

Arias pide "realismo". "El incremento de presupuesto y de medios será una gran ayuda, pero yo no quiero crear falsas expectativas. El riesgo sigue existiendo y mientras que la situación permanezca tal cual está en Siria, Afganistán, Eritrea, Somalia o Mali y en Libia no haya una autoridad con la que poder hablar y llegar a acuerdos, la situación tiene muy difícil solución", ha planteado.

Ampliar el mandato no se notaría

Tampoco considera que ampliar el mandato de la agencia para que entre sus responsabilidades esté la búsqueda y rescate de inmigrantes en el Mediterráneo vaya a cambiar las cosas y explica que FRONTEX, de facto, rescata. Además, dice que los Estados miembros no quieren "desvirtuar" ni "olvidarse de por qué razón se creó la agencia" y aunque estuvieran a favor de modificar el mandato, "sería algo puramente jurídico" sin mucho impacto real.

"Cambiar el mandato o modificar el reglamento de la agencia para asumir esa competencia sobre la práctica no tendría una gran relevancia porque ya lo hace en todas las operaciones. En Tritón, un tercio de los inmigrantes rescatados lo son por los barcos coordinados por la agencia. Eso es lo relevante y no tanto si está en nuestro mandato, que no lo está, o si se amplía", dice Arias.

Las embarcaciones de Frontex, en cambio, al no cumplir con una función expresa de salvamento solo ayudan a aquellas embarcaciones que se encuentran en apuros o si reciben una llamada de la Guardia Costera.

Preguntado por otra de las medidas que pusieron sobre la mesa los Estados en el Consejo europeo, hundir los barcos que se utilizan para trasladar a los inmigrantes desde Libia, el director adjunto de FRONTEX plantea que "puede contribuir positivamente para rebajar el problema", pero "tiene una serie de connotaciones que harán que no sea algo que se pueda hacer de forma inmediata".

En este sentido, ha destacado que "se requiere una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la base de una petición de Libia, lo que tomará su tiempo" y, aunque se consiga, "luego habrá todavía otras consideraciones a tener en cuenta", entre las que ha citado la identificación adecuada de los barcos para no destruir sin más propiedad privada o el lugar donde se destruyen, ya que la normativa medioambiental impide que sea en alta mar. "Hay muchos elementos que necesitan de una reflexión pausada y detenida", ha apostillado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha