eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

EEUU demanda a Barclays por el fraude de las hipotecas basura

El departamento de Justicia ha sellado un acuerdo con Deutsche Bank y Credit Suisse por más de 12.000 millones de euros

- PUBLICIDAD -
EE.UU. demanda a Barclays por fraude con valores respaldados por hipotecas

EE.UU. demanda a Barclays por fraude con valores respaldados por hipotecas

Las autoridades estadounidenses han demandado a Barclays por supuestos fraudes en la venta de valores respaldados con hipotecas, que según la acusación habrían causado pérdidas a inversores por valor de miles de millones de dólares.

La acción, presentada ante un tribunal federal de Nueva York, asegura que entre 2005 y 2007 personal de Barclays describió de forma engañosa las características de los préstamos hipotecarios que respaldaban títulos que la entidad vendía alrededor del mundo. Popularmente a esto se le llamó hipotecas basura por su alta toxicidad al tener una garantía muy escasa y terminar desencadenando abultadas pérdidas.

Además de al banco británico y a varias filiales, la demanda nombra específicamente a dos exdirectivos, Paul K. Menefee y John T. Carroll en relación con el presunto fraude.

"Barclays puso en peligro miles de millones de dólares de riqueza con prácticas que eran claramente irresponsables y deshonestas", señaló en un comunicado la fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch.

Según el fiscal del distrito, Robert Capers, entre los damnificados hubo instituciones fundamentales para el país como planes de pensiones, organizaciones caritativas o fondos de universidades, que sufrieron "pérdidas catastróficas".

Barclays es una de las entidades financieras que lleva años bajo la lupa de las autoridades estadounidenses por su venta de productos respaldados por hipotecas basura, que dieron pie a la crisis financiera de 2008.

Varios bancos, incluidos gigantes como Goldman Sachs, Bank of America o Citigroup, han pagado miles de millones de dólares para cerrar las investigaciones en su contra por este asunto.

Acuerdos judiciales con otros bancos europeos

Precisamente, al tiempo que se conocía esta demanda se llegaba también al acuerdo entre Deutsche Bank y Credit Suisse con el Departamento de Justicia para zanjar la venta de sus productos tóxicos.

El Deutsche Bank aceptó ayer pagar 7.200 millones de dólares, aproximadamente la mitad de la multa que inicialmente se temió, según las reclamaciones presentadas por Estados Unidos. En un comunicado oficial, el banco alemán informó de que, bajo los términos del acuerdo, pagará una multa por valor de 3.100 millones de dólares y proveerá 4.100 millones más para los consumidores estadounidenses afectados.

Este caso, cuya solución venía negociando desde hace meses el Deutsche Bank, había hecho caer las acciones del banco en septiembre pasado, al conocerse la multa que estaba requiriendo el Departamento de Justicia de EEUU.

Las autoridades estadounidenses reclamaban al banco alemán una multa de 14.000 millones de dólares por sus negocios con hipotecas basura. Esas operaciones de ese banco y de otras instituciones generaron la crisis financiera que se desató en 2008.

Por su parte, el banco suizo Credit Suisse ha alcanzado un principio de acuerdo con el Departamento de Justicia de EEUU para pagar 5.280 millones de dólares (5.057 millones de euros) la potencial responsabilidad del banco ante reclamaciones civiles en relación con su actividad de titulización, suscripción y emisión de valores respaldados por hipotecas.

Bajo los términos de este acuerdo, la entidad helvética deberá pagar al Departamento de Justicia de EEUU una multa de 2.480 millones de dólares (2.375 millones de euros), mientras que proporcionará a los clientes estadounidenses medidas compensatorias por importe de 2.800 millones de dólares (2.682 millones de euros) en el transcurso de los próximos cinco años.

Credit Suisse advirtió de que este pacto aún está sujeto a la negociación de la documentación final, así como a su aprobación por la junta directiva de la entidad.

Asimismo, el banco suizo precisó que el acuerdo representará un impacto negativo aproximado de unos 2.000 millones de dólares (1.923 millones de euros) adicional a sus reservas para este tipo de cuestiones, que será asumido en el cuarto trimestre de su ejercicio 2016.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha