eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Menos gasto en los Presupuestos de Montoro, los primeros de Rajoy en minoría

Cae el gasto en inversiones un 3%, se desploma un 20% el de infraestructuras

Se dispara el gasto en Defensa un 32%

El Gobierno vuelve a ningunear la Ley de Memoria Histórica y le da cero euros

Todas las claves de los Presupuestos Generales del Estado

Gráfico: Así se gastará nuestro dinero en 2017 

- PUBLICIDAD -
Montoro dice que los PGE refuerzan el crecimiento, impulsan el empleo y son "enlace" de las cuentas de 2018

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha llevado al Congreso de los Diputados su proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2017, los primeros que deberá a sacar adelante en minoría el PP de Mariano Rajoy. Se basan en un menor gasto, que cae hasta el 41,3% del PIB, frente al 42,1% de 2016. También en unos mayores ingresos, aunque en este caso la diferencia respecto al anterior ejercicio es menor (38,2% del PIB en 2017 frente al 37,9% en 2016)

Son unos presupuestos en los que cae la inversión pública un 3%. El desplome es del 20% en el caso de las infraestructuras. Cae también Cultura, un 0,7%, con más de la mitad de las partidas recortadas o congeladas. En lo que se refiere a la Ley de Memoria Histórica, el Ejecutivo vuelve a ningunear esta partida y le da cero euros.

Por contra, sube el gasto en pensiones un 3,1% hasta los 139.647 millones. Este gasto se lleva 40 de cada 100 euros del total. Y se dispara el presupuesto de Defensa un 32%. Estos porcentajes no coinciden en algún caso con los que están ofreciendo públicamente los miembros del Gobierno, ya que consideran que la comparación adecuada no debe hacerse con la cifra presupuestada en 2016, sino con su ejecución.

Montoro ha dejado claro que corresponsabiliza a los grupos políticos de aprobar unas cuentas que a su juicio "afianzan el crecimiento económico y la creación de empleo, garantizando la sostenibilidad de las cuentas públicas".

El PP sólo tiene el apoyo de Ciudadanos, aunque la opinión mayoritaria es que también lo tendrá del PNV y de CC. Mariano Rajoy decía este fin de semana que esperan contar con " 175 votos y medio", en referencia a sus negociaciones con Nueva Canarias. En total necesitan 176 votos. Mientras Montoro daba su rueda de prensa, el portavoz del PNV, Aitor Esteban, ha dicho: "Hoy pondríamos una enmienda a la totalidad".

Lo cierto es que son unos presupuestos de transición, sin grandes novedades respecto a los prorrogados de 2016, aunque sí son más restrictivos. El propio Montoro ha recordado que van a tener poco recorrido, dado que en septiembre se presentarán los de 2018, ya según el calendario habitual. 

Los principales focos de atención están en el reparto de las infraestructuras de forma territorializada, de forma que se colmen las peticiones de las formaciones políticas que deben apoyar las cuentas. 

Por lo pronto, y para compensar las exigencias se ha recortado el presupuesto en inversión pública, más aún cuando se ha superado un año electoral como era 2016.

Según el proyecto, Canarias es la única comunidad autónoma para la que se prevé un incremento de las inversiones en infraestructuras, con un repunte del 2,5% de la inversión real, hasta 270,28 millones de euros. En el caso del País Vasco, cuyo apoyo también espera el PP, la inversión bajaría un 15,1%, hasta los 381 millones.

Y pese a las promesas de Mariano Rajoy, la inversión en infraestructuras en Catalunya retrocede un 2,7%, hasta 1.149 millones, un recorte que está muy por debajo del que experimenta la inversión real regionalizable del conjunto de autonomías, que es del 22,7%, hasta 8.597,43 millones.

Al Presupuesto se le supone estar marcado por el acuerdo de legislatura entre PP y Ciudadanos. Sin embargo, el Gobierno ha incumplido, entre otras cosas, el acuerdo en lo relativo a la pobreza infantil. Ha destinado 342 millones de euros a combatir sus efectos, una dotación que es solo un tercio de la que comprometía el acuerdo de investidura: 1.000 millones. La tasa de pobreza infantil en España es del 23,4%, diez puntos por encima de la media de los países de la OCDE, según el último informe del organismo.

Impuestos

Del lado de los ingresos, se prevé un aumento del 6% en la recaudación en impuestos directos, hasta los 106.617 millones, gracias al aumento de ingresos en IRPF (+7,7%) y Sociedades (+12,6%); y un alza de la recaudación en impuestos indirectos del 6,7%, hasta los 91.902 millones, derivado de los mayores ingresos por IVA (+7,3%) e impuestos especiales (+4,6%).

En cuanto a la presión fiscal, Montoro ha destacado que el descenso registrado en 2016, cuando se situó en el 37,9% frente al 38,6% del año anterior, debido a que el Gobierno de Mariano Rajoy llevó a cabo una rebaja de impuestos "como nunca antes se habían bajado", ha indicado Montoro. Para 2017, la presión fiscal se elevará tres décimas, al 38,2% del PIB.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha