eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Londres decide no renovar la licencia de Uber por problemas de seguridad

El organismo de transportes de la capital británica ha concluido que la compañía "no reúne los requisitos" necesarios para operar en la ciudad, debido a cuestiones de "seguridad ciudadana"

- PUBLICIDAD -
Uber pierde su licencia para operar en Londres por problemas de seguridad

Uber pierde su licencia para operar en Londres por problemas de seguridad

La empresa estadounidense Uber de servicios de taxi ha perdido su licencia para operar en Londres por considerarse insuficientes sus medidas de seguridad, anunció hoy el regulador del transporte capitalino, Transport for London (TfL). TfL ha decidido no renovar a la compañía multinacional su licencia, que expiraba el 30 de septiembre, al concluir que "no reúne los requisitos" necesarios para operar en la ciudad, debido a cuestiones de "seguridad ciudadana".

El regulador cuestiona los controles que Uber, que gestiona una aplicación telefónica de servicios de taxi, hace a sus conductores así como su actitud ante posibles delitos graves. 

En un comunicado subido a Twitter, el organismo ha explicado su decisión. 

El alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, respaldó la decisión de TfL, organismo que preside, y declaró que "estaría mal seguir emitiendo una licencia a Uber si esto puede suponer un riesgo para la seguridad de los londinenses". "Quiero que Londres esté al frente de la innovación y la tecnología y que sea un hogar natural para nuevas empresas que proporcionen mejores y más asequibles servicios a los londinenses", afirmó.

"Pero todas las empresas deben respetar las normas y adherirse a los estándares vigentes, especialmente en lo que se refiere a la seguridad de los clientes", agregó. El alcalde subrayó que "todos los servicios de alquiler privados deben respetar la normativa".

El presidente de la comisión parlamentaria sobre taxis, el también laborista Wes Streeting, alabó "la valiente decisión" de TfL, y el alcalde e incidió en que la empresa ya ha sido prohibida en otras ciudades de Europa y Estados Unidos.

Streeting recordó que, en el Reino Unido Uber, cuyos conductores son particulares que operan a través de su aplicación, no denunció apropiadamente presuntos delitos de violación y abuso sexual a pasajeros y ha sido, además, demandada por sus empleados por no garantizar los más básicos derechos laborales.

La compañía en un comunicado ha asegurado que van "a recurrir de inmediato esta decisión en los tribunales para defender el sustento de todos los conductores y la libertad de elección de los millones de londinenses que usan nuestra aplicación". En el mismo texto la empresa señala que os conductores que usan Uber tienen una licencia otorgada por Transport for London y han pasado los mismos controles de antecedentes penales que los taxistas.

"Nuestra tecnología ha conseguido mejorar las condiciones de seguridad de nuestros trayectos, que quedan registrados a través de GPS. Hemos seguido siempre las indicaciones de TfL acerca de informar sobre incidentes graves y tenemos un equipo especializado que trabaja estrechamente con la Policía Metropolitana. Tal y como ya hemos indicado a TfL, una inspección independiente demostró que 'greyball' nunca ha sido usada para los objetivos señalados por TfL", añaden. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha