eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Vigilantes y auxiliares de control de pasajeros de Barajas convocan paros del 21 de diciembre al 8 de enero

Los trabajadores de Prosegur pide a la empresa una mejora de sus condiciones laborales: "Con una alerta 4 cada vez tenemos más responsabilidad y menos calidad en el trabajo"

Aseguran que no se cumplen los descansos en el escáner de seguridad, "poniendo en riesgo la seguridad de TODOS, incluidos los pasajeros"

Las horas de paros coinciden con los días de gran tráfico aéreo fruto de las vacaciones de Navidad

- PUBLICIDAD -
El aeropuerto de Barajas registra un 6,2% más de pasajeros en noviembre

Imagen de archivo del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. EFE

Trabajadores de la empresa Prosegur del servicio en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas, vigilantes de seguridad y auxiliares de los controles de pasajeros, han convocado varias horas de paros entre el 21 de diciembre y el 8 de enero de 2018.

Las horas de huelga serán de 05.30 a 06.30 horas, de 10.30 a 11.30 horas, de 14 a 15 horas y de 19 a 20 horas, han informado los empleados en un comunicado.

El objetivo de los paros es reivindicar una mejora de las condiciones de trabajo "que les alejen de la precarización y les acerquen a unas condiciones laborales mínimamente dignas".

"Velamos por la seguridad de los pasajeros, pero nadie vela por nuestros derechos, con una alerta 4 cada vez tenemos más responsabilidad y menos calidad en el trabajo, con innumerables auditorías, presión de los mandos y menos salario con el que no llegamos a fin de mes. Con elevado déficit en la formación lo que provoca sanciones o despidos de los trabajadores. Se evalúa por Aena nuestra amabilidad pero no la seguridad que prestamos", señalan.

Los convocantes de la huelga han pedido una racionalización de los horarios, sobre todo los que se inician a las 4 horas de la madrugada, "ya que alteran muy negativamente su ciclo de sueño, afectando a la capacidad de atención en el escáner".

"No se respetan los descansos en el escáner como exige el Plan Nacional de Seguridad, poniendo en riesgo la seguridad de TODOS, incluidos los pasajeros", critican.

También denuncian que no se les facilita la mínima conciliación familiar y los descansos previstos se ven afectados en función del volumen de pasajeros, "hasta el punto de no poder ir al baño cuando lo necesitan o no poder comer bocadillo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha