eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Diez precauciones para alquilar un coche con final feliz

Seguir una serie de pautas en la contratación de un vehículo de alquiler puede ser la diferencia entre unas vacaciones de Semana Santa felices y una experiencia de amargo recuerdo. 

- PUBLICIDAD -
10 precauciones para alquilar un coche de forma segura.

10 precauciones para alquilar un coche de forma segura.

Es posible que la semana que viene aproveches las vacaciones de Pascua para hacer un viaje del que esperas disfrutar al máximo. Para ello, has pensado en alquilar un coche que te permitirá moverte por la zona que vayas a visitar con mayor libertad. Sin embargo, este tipo de servicios conllevan una serie de peligros y responsabilidades que debes conocer si quieres evitar disgustos a posteriori. Este artículo te ofrece diez precauciones a tener en cuenta para que el alquiler de tu coche tenga un final feliz.

1. Lee atentamente las condiciones de uso antes de contratar el coche

Siempre debes leer detenidamente la letra pequeña de las condiciones antes de dar el número de tu tarjeta de crédito o firmar ningún documento. Puedes encontrarte muchas cláusulas inesperadas que te impongan bloqueos de dinero en tu cuenta, límites de kilómetros recorridos, penalizaciones por retrasos en la entrega, por desperfectos en la carrocería o por la entrega del coche con el depósito a medio llenar. Si consideras que estas cláusulas son abusivas, busca en otras empresas condiciones mejores, si contratas por internet.

Si la contratación la haces in situ en el aeropuerto, la estación de tren, etc., no te cortes en preguntar por todas las condiciones y cláusulas y recuérdale al agente comercial que te atiende que tienes derecho a ser informada o informado explícitamente de todas ellas. Si las condiciones que te ofrecen no te gustan, cambia de mostrador y prueba en otra compañía, ya que suelen estar todas agrupadas.

2. Procura no aceptar el pago por adelantado del depósito lleno

Las empresas de alquiler de coches suelen aplicar un coste extra al precio del litro de gasoleo o gasolina respecto a cualquier estación de servicio. De este modo, cuando te alquilan el coche con el depósito lleno, lo hacen por un monto superior que ellos justifican aduciendo que es el cargo por ir hasta la gasolinera a llenar el depósito y volver. Es mejor que te lo alquilen con el combustible justo para llegar a la estación y llenarlo tú a precio de mercado. El ahorro suele ser considerable.

3. Si aceptas el depósito lleno, devuélvelo lleno

Del mismo modo, si aceptamos el depósito lleno al coste extra que la compañía nos impone, deberemos devolverlo tal como nos lo dieron o de lo contrario nos penalizarán con los litros que falten al precio que la empresa considere oportuno, que como hemos comentado es superior al de mercado. Hay incluso compañías que incluyen en sus condiciones de uso una cláusula, abusiva, por la que si no se devuelve el depósito lleno, el o la cliente será penalizado con el precio de un llenado total del depósito del coche.

4. Vigila al perito que te entrega el coche cuando hace la revisión

Al entregarte el coche, la empresa envía a un perito a revisar las condiciones en las que te llevas el automóvil; desde el nivel del depósito a los kilómetros que tiene y, por supuesto, los desperfectos tanto en la chapa exterior como en el tapizado, los faros, etc. Haz la revisión con él o ella y asegúrate de que recoge en su informe, que te entregará, todos los desperfectos que tú también veas. Saca fotografías de los mismos y hazle saber que las tienes para que las incluya en su informe.

Revisa también extras como los elevalunas, el aire, la radio, la rueda de repuesto o el gato, para que en caso de fallo u omisión no te culpen. Haz que todo ello conste en el informe. Nunca firmes el mismo si no estás de acuerdo, porque te puede salir caro: piensa que en el punto de entrega te pueden adjudicar algunos desperfectos que ya estaban antes pero no fueron recogidos en el informe, por lo que te tocará pagar su reparación. Normalmente las empresas bloquean un fijo de tu cuenta a crédito del que luego pueden cobrarse el supuesto arañazo o abolladura sin que puedas evitarlo. Y se los cobran caros.

5. Cuidado con las multas de tráfico o de aparcamiento

Aunque creas que por cometerlas en un país extranjero o ciudad que no es la tuya no te las cobrarán, lo cierto es que el receptor de las mismas es la compañía de alquiler. Esta no solo te las descontará de tu tarjeta de crédito, sino que además te enviará notificaciones vía correo ordinario a tu hogar en las que te informará del cobro. Por supuesto, te cobrará un extra por el envío de la carta que puede rondar los 30 euros. Si cometes una infracción y la puedes pagar al instante, te saldrá más barato. 

6. Entrega el coche en el plazo pactado y en horario de oficina

Las compañías pueden ser muy estrictas con los plazos y por entregar una o dos horas después de plazo, pueden adjudicarte un día extra. Así que planifícate para entregar dentro de plazo y cuando la oficina de la empresa esté abierta, para que así verifiquen tu entrega.

7. Nunca dejes el coche en el punto de entrega sin que un empleado lo revise

Si llegas tarde y fuera del horario de oficina y dejas en coche en el parking con las llaves en la guantera, por ejemplo, te arriesgas a que el empleado que lo revise por la mañana te aplique cualquier desperfecto, real o inventado, sin que tu lo puedas verificar ni defender tu versión. La próxima noticia que tendrás será al cabo de unos días, ya en tu casa, cuando veas el cargo que te han hecho en la tarjeta de crédito. Es mejor entregar un día antes o un día más tarde y supervisar la revisión del empleado contrastada con el informe que hizo el perito en la recogida.

8. Si haces la reserva por internet, pide un mail de confirmación

Si reservas el coche por adelantado y en internet, con pago a la entrega del vehículo, puede que te salga más barato. Ahora bien, envía una semana antes un correo de confirmación y pide contestación, que debes imprimir y guardar para presentar en el mostrador en el momento de recoger el coche. Sobre todo en temporada alta y en zonas turísticas, puede ocurrir que a tu llegada la empresa haya alquilado tu coche y no tengas ninguno disponible si no has confirmado la reserva.

9. Pide una copia de todo lo que firmas

No olvides solicitar una copia de toda la documentación que incluya las condiciones de uso, penalizaciones, etc., así como de los informes de todas las revisiones que se le hagan al coche en tu presencia y que hayas firmado. La ley impide a la compañía hacer cargos por daños no demostrados, pero también te obliga a ti a presentar la documentación firmada. Guarda toda la documentación, tanto del inicio como del final de tu viaje, así como fotos del automóvil o de los registros de gasolina o posibles multas. Piensa que semanas más tarde podrían aflorar cargos sorpresa en tu tarjeta de crédito que deberás rebatir con documentos.

10. Valora la contratación de un seguro a todo riesgo

Normalmente el contrato de alquiler del automóvil ya implica un seguro obligatorio con una franquicia sobre desperfectos que suele ser alta. Pide información en el mostrador sobre cuánto te costaría un todo riesgo que te cubra totalmente contra accidentes y desperfectos. Si tu viaje es largo y en un país con tráfico caótico, puede merecerte la pena.

Extra: Compara precios

Las compañías de alquiler de coche varían el precio de los alquileres por multitud de factores, como la demanda, el tipo de vehículo o el punto en el que se vaya a recoger. Herramientas online como el portal de viajes de Rastreator.com permiten comparar entre varias agencias de alquiler y categorías de vehículos para unas fechas y destino concretos. Y es que el hecho de que una compañía ofrezca un precio demasiado alto en un mismo lugar (por falta de existencias u otras causas) no significa que no haya otra agencia que pueda rebajarte considerablemente el precio.

- PUBLICIDAD -