eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La demagogia populista de María Dolores de Cospedal

97 Comentarios

- PUBLICIDAD -

La secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, carga contra los movimientos sociales, contra la "demagogia y el populismo" de esos "nazis" de la PAH: "Si quieren representar una forma de ver la sociedad deberían participar en el juego de la representación porque si no, se estarán aprovechando del sistema, pero no estarán aceptando los compromisos y la responsabilidad". La falacia es tan burda como fácil de desmontar. De Cospedal está defendiendo el parlamentarismo absolutista: una democracia de ínfima calidad, donde la única voz del ciudadano pase por votar y callar. Obviamente, este argumento solo sirve para aquellas organizaciones que desagradan al PP y no verán a De Cospedal criticando con esta misma lógica a la Conferencia Episcopal: esa organización que "se aprovecha del sistema" pero no pasa por las urnas. Será porque los obispos sí se presentan a las elecciones... en la papeleta del Partido Popular.

¿A quién representa la Plataforma de Afectados por la Hipoteca? De entrada, a ese cerca de millón y medio de personas que firmaron su propuesta para reformar la ley hipotecaria española y permitir la dación en pago; unas firmas que la mayoría absoluta del PP en el Congreso de los Diputados decidió torear. También representa un sentimiento mayoritario, según todas las encuestas: el de tantos ciudadanos que se rebelan contra la idea de que tengamos miles de pisos vacíos –rescatados por el Estado con el dinero de los contribuyentes– y, al mismo tiempo, miles de familias en la calle.

"El juego de la representación" como lo llama De Cospedal, tampoco lo justifica todo. Ganar las elecciones no es un cheque en blanco por cuatro años, menos aún cuando esa victoria se logra mediante mentiras durante la campaña electoral. La democracia, en el siglo XXI, no solo consiste en votar: entre otras cosas, también pasa por la transparencia, por la libertad de expresión, por el derecho a la manifestación y por la libertad de asociación. Cuando De Cospedal criminaliza como "nazis" a quienes legítimamente usan o reclaman estos derechos está vulnerando esa misma democracia que dice defender. Está cayendo en esa "demagogia y populismo" de la que acusa a los demás.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha