eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Juegoreviews Juegoreviews

Análisis Pokémon Rubí Omega y Zafiro Alfa, un regreso sobresaliente a Hoenn

Los remakes de Pokémon Rubí y Pokémon Zafiro salen hoy a la venta en España, y desde JuegoReviews os comentamos los puntos fuertes y los fallos de estos títulos, tan esperados por los fans de la saga de Nintendo.

- PUBLICIDAD -
Pokémon Rubí Omega y Zafiro Alfa

Hace un año, la sexta generación de Pokémon hizo su entrada por la puerta grande, con los exitosos Pokémon X y Pokémon Y para Nintendo 3DS. Los juegos presentaban una renovación gráfica completa y nuevas características jugables que nos hacían preguntarnos si de verdad estábamos jugando a la saga clásica de Nintendo, cuyos primeros juegos salieron allá por mediados de los 90.

X e Y fueron una revolución en sí mismos que impulsaron una saga que aparentemente comenzaba a perder fuelle. Ahora, Pokémon es más fuerte que nunca, y los lanzamientos de Pokémon Rubí Omega y Pokémon Zafiro Alfa no han hecho más que incrementar esa fortaleza. Los títulos, remakes de los clásicos Pokémon Rubí y Pokémon Zafiro, cuentan con todos los puntos fuertes de X e Y, además de añadir algunos de su propia cosecha, afianzando lo conseguido con la sexta generación y demostrando que, si se lo proponen, los desarrolladores de Pokémon Company pueden darnos juegos para muchos años más.

La misma historia, más detallada

Pokémon Rubí y Pokémon Zafiro ya rompieron en su versión original. Hasta ese momento la saga había sido exclusiva de GameBoy y GameBoy Color, con sus pequeños personajes pixelados en blanco y negro, o con algún trazo de color casual. El salto a GameBoy Advanced nos presentó un Pokémon totalmente nuevo, lleno de colores y novedades que encantó a los fans. Muchos recuerdan estos títulos con cariño y añoranza, y están de suerte, porque podrán revivirlos en un título donde la calidad es palpable.

El punto de arranque es el mismo que en el resto de juegos de Pokémon. Al iniciar la partida nos permiten elegir si somos chico o chica, y nos piden nuestro nombre. Este primer instante puede decepcionar a algunos, porque a diferencia de Pokémon X e Y no podemos elegir nuestra apariencia. Sin embargo, hay que tener en cuenta que Rubí Omega y Zafiro Alfa son remakes, así que no es de extrañar que nos fuercen a tener una apariencia similar a la de los juegos originales.

Al comenzar la aventura se nos entrega nuestro Pokémon inicial, pudiendo elegir en esta ocasión entre Treecko, Mudkip y Torchic. A partir de ese momento nos entregan una Pokédex, algunas Pokéball y nos mandan a recorrer el mundo de Hoenn, capturando nuevos compañeros, derrotando líderes de gimnasio y convirtiéndonos en el mejor entrenador de todos los tiempos. A parte de esta trama central, idéntica en todos los juegos de Pokémon, debemos enfrentarnos a los Equipos Magma (en Rubí Omega) y Aqua (en Zafiro Alfa), dos grupos criminales que intentan imponer su visión del mundo sobre la tierra.

La trama de Omega y Alfa es la misma que en los Rubí y Zafiro originales. Los criminales intentan despertar a los dos Pokémon legendarios protectores de la tierra y el mar, Groudon y Kyogre, para forzarlos a convertir el mundo en su "paraíso particular". Sin embargo, los remakes incluyen varios puntazos nuevos que profundizan en la historia y le dan más variedad, como la megaevolución, o la regresión primigenia que afecta a estos legendarios.

Además, Omega y Alfa presentan el llamado Episodio Delta, una subtrama totalmente nueva en la que nos topamos con personajes nunca antes vistos y curiosos desafíos.

Pokémon Rubí Omega y Zafiro Alfa

Una mejoría gráfica respecto a sus predecesores

Desde la primera escena nos sorprende el gran salto que hay entre los Rubí y Zafiro Originales y los remakes. Los juegos aprovechan la tecnología de Nintendo 3DS, utilizando el motor gráfico que se empleó por primera vez el año pasado, con Pokémon X e Y. Estos títulos, sin embargo, presentan una mejoría considerable en este apartado. Es una mejora menor, aunque muy agradecida, ya que los personajes están más detallados, así como los escenarios y el entorno por donde nos movemos. La gama de colores es mucho mayor, haciendo el juego mucho más luminoso y atractivo, y las animaciones han sido perfeccionadas, tanto dentro como fuera de los combates.

Pokémon Rubí Omega y Zafiro Alfa también aprovechan la función 3D de la consola, aunque tan sólo durante los combates y momentos puntuales de la aventura, con cinemáticas muy cortas. Lo mismo ocurrió con Pokémon X e Y, que no apostaron por un juego totalmente en 3D y decepcionaron a algunos jugadores. Debido a esto, mientras juegas no puedes evitar la sensación de que no se ha aprovechado todo el potencial de la consola.

El nuevo Pokémon

Las innovaciones, sin embargo, no afectan únicamente a la trama y al aspecto gráfico de los juegos. El sistema de juego de Omega y Alfa ha sufrido un cambio total respecto a Rubí y Zafiro. Esto se aprecia inicialmente en la gran libertad que tenemos para movernos. Podemos dirigirnos en cualquier dirección, en lugar de los 4 rumbos que siempre habían caracterizado a los títulos de Pokémon. En X e Y, gracias al botón deslizante de Nintendo 3DS, ya se implementó esta novedad, pero en Omega y Alfa este movimiento parece mucho más fluido, por lo que probablemente haya sido objeto de alguna mejora.

Además podemos movernos a la velocidad que queramos, ya sea andando normalmente, corriendo o con sigilo. El botón deslizante nos permite desplazarnos paso a paso, tan lento como deseemos, lo cual tiene unas ventajas en la captura de Pokémon.

Normalmente los Pokémon salvajes aparecen en la hierba alta, por sorpresa. En Pokémon Rubí Omega y Zafiro Alfa a veces también aparecen como figuras oscuras entre la hierba. Se pueden ver a simple vista, y si nos acercamos a ellos sigilosamente (andando lentamente, como mencionaba en el párrafo anterior) podemos enfrentarnos a ellos y capturarlos. Si nos acercamos de prisa, desaparecerán. ¿Pero qué ventaja tiene que nos enfrentemos a estos Pokémon que sobresalen de la hierba? Pues que suelen tener un nivel superior a los del resto de Pokémon de la ruta, y en muchas ocasiones saben movimientos exclusivos, que otros miembros de su especie no aprenden al subir de nivel.

Pokémon Rubí Omega / Pokémon Zafiro Alfa

Pokémon Rubí Omega y Zafiro Alfa incluyen además varias aplicaciones nuevas, recogidas dentro de la llamada Multinav. En ésta podemos acceder al mapa de toda la vida, ahora llamado Cartonav, que nos acompaña desde los lejanos Pokémon Rojo y Azul. También incluye el Videonav, una especie de noticiario con curiosidades del juego en el que se nos dan noticias relacionadas con otros jugadores, rutas, etc. Pero sin duda, la aplicación más novedosa de estos títulos es la DexNav.

En todos los juegos de Pokémon uno de los objetivos principales es completar la Pokédex, lo cual puede llevarnos horas y horas de caminar entre la hierba buscando los Pokémon que nos faltan. Con la DexNav nos ahorramos un tiempo valioso, primero porque nos muestra todas las especies de Pokémon disponibles en la ruta donde nos encontramos, y nos avisa una vez las hayamos capturado todas. Además, otra función de la DexNav es que nos permite buscar específicamente el tipo de Pokémon que deseamos. Por ejemplo, imaginad que deseo capturar un Ralts, un Pokémon que raramente aparece en la hierba alta. Con la DexNav puedo seleccionar ese Pokémon (siempre que esté en la ruta donde aparece), y el dispositivo se encargará de señalar el punto exacto donde se encuentra, ahorrándome horas de búsqueda en la hierba. Esta función del DexNav está relacionada con la captura sigilosa mencionada anteriormente. Otro detalle importante: cuanto más uses la DexNav, más probabilidades hay de que te salgan Pokémon más fuertes o variocolor.

Rubí Omega y Zafiro Alfa también conservan algunas de las aplicaciones incorporadas en X e Y, como el Superentrenamiento , con el que podemos entrenar a nuestros Pokémon mediante un pequeño minijuego, centrándonos en el valor que queremos subir: velocidad, ataque, defensa, etc. También regresa el Pokerecreo, en el que podemos interactuar con nuestros Pokémon dándoles de comer, acariciándoles en la pantalla táctil o jugando a distintos minijuegos para aumentar su nivel de amistad. Por desgracia siguen siendo el mismo Superentrenamiento y los mismos minijuegos de X e Y. Habría sido preferible que se cambiaran por otro para dotar de mayor frescura al título, en lugar de darnos la sensación de haber sido reciclados para ahorrarse trabajo.

Pokémon Rubí Omega y Zafiro Alfa

Intercambios, combates y bases secretas

El modo online sigue la estela de Pokémon X e Y, con la ventaja de poder acceder a él en cualquier momento desde la pantalla táctil. Podemos combatir o intercambiar Pokémon con amigos o con cualquier usuario que esté conectado en ese momento.

Otra opción es el Intercambio Prodigioso, muy popular en X  e Y, en el que intercambias un Pokémon con alguien al azar, sin saber el Pokémon que recibirás a cambio. Puedes tener la suerte de que te toque un Pokémon fuerte, un inicial o un legendario, o que te topes con un triste Rattata. Además está la GTS, el sistema de intercambio a nivel global, en el que puedes buscar el Pokémon que quieres e intercambiarlo por el Pokémon que te exijan a cambio, o bien ofrecer un Pokémon y pedir a cambio otro.

 Además de estas opciones, ya disponibles en X e Y, contamos también con las nuevas bases secretas. Una vez activada la opción de StreetPass podemos encontrarnos con las bases secretas que otros jugadores han montado, entrar en ellas y explorarlas. Con estas bases secretas han tomado un detalle curioso de Rubí y Zafiro originales, en los que podías decorar tu propia habitación con muñecos, muebles, etc., y le han dado una mayor profundidad, ya que puedes invitar a tus amigos a tu base secreta, luchar e intercambiar, e incluso montar tu propio gimnasio.

Pokémon Rubí Omega y Zafiro Alfa

 

Nuevas formas de explorar el mundo

Hasta ahora, Pokémon Rubí y Zafiro fueron dos de los juegos de la saga que más tipos de rutas te permitían explorar: podías caminar por la hierba alta, el bosque o el desierto, así como surfear, como en otras versiones, pero además podías bucear por las profundidades marinas.

Con Omega y Alfa se añade un nuevo tipo de exploración nunca antes visto en la saga: el Ultravuelo. Esta opción se desbloqueará una vez tengas a Latios o Latias en tu equipo. Estos Pokémon aparecerán avanzada la aventura, cuando puedas utilizar Surf fuera de los combates. Tras un corto episodio, uno de ellos se unirá a tu equipo Pokémon, portando su correspondiente megapiedra con la que pueden megaevolucionar.

Además, para usar Ultravuelo debes poseer un objeto especial, la Flauta Eón, que nos entregan tras capturar a Groudon o Kyogre. Con ella, Latios o Latias megaevolucionarán y te permitirán montar sobre ellos para sobrevolar Hoenn, de una forma muy distinta a como lo haces con el movimiento Vuelo (que te lleva a la ciudad que quieras, sin más).

Con Ultravuelo puedes sobrevolar realmente la región, sus escenarios y paisajes. Puedes dirigirte a la dirección que desees y explorar el mundo desde el aire. Además, con Ultravuelo nos encontramos con distintos tipos de Pokémon voladores que no aparecen en otras rutas, permitiéndonos librar combates aéreos. Por otro lado, una vez tengamos la Pokédex Nacional, podemos entrar en zonas especiales donde te aguardan Pokémon legendarios.

Pokémon Rubí Omega y Zafiro Alfa

 

Los puntos malos

Aunque Pokémon Rubí Omega y Zafiro Alga son grandes juegos que dejan el listón muy alto, hay algunos fallos imperdonables.

Uno de esos fallos es su extrema facilidad, mucho mayor que la de los Rubí y Zafiro originales. Al comienzo de la aventura no se nota, pero a medida que avanzamos nos encontramos con que los Pokémon y entrenadores son de menor nivel que en los juegos originales. Si a eso sumamos el Repartir Experiencia que nos dan nada más comenzar la aventura y que nos permite subir de nivel a nuestro equipo sin utilizar a todos sus componentes, el juego no representa ningún tipo de desafío.

Otro problema es la falta de innovación es lo concursos Pokémon. Estos concursos fueron una de las novedades más importantes de los Rubí y Zafiro originales, que nos permitían competir en distintas categorías, como Dureza, Belleza o Ingenio, con alguno de nuestros Pokémon. En los concursos había dos fases. En la primera nuestro Pokémon debía ganarse el favor del público (lo que conseguía comiendo Pokécubos que incrementaran el valor del concurso en cuestión), y en la segunda tenían que exhibirse con movimientos que tenían diferentes efectos en el público y los otros Pokémon concursantes.

Durante la promoción de los juegos se dijo que los concursos habían sido rehechos por completo y que presentaban inmensas novedades. Sin embargo, eso no es verdad. Tristemente los concursos son iguales que en los juegos originales, a pesar de que los publicitaron como algo nunca antes visto. Los concursos siguen teniendo las mismas dos fases con los mismos efectos. Tan solo hay dos novedades: tu Pokémon puede megaevolucionar durante el concurso si consigue la máxima aclamación del público, y que puedes utilizar a Pikachu Coqueta, un Pikachu hembra que te regalan y que puede cambiar de ropa. Estas novedades son tan pequeñas que ni siquiera merecen tomarse en cuenta.

Pokémon Rubí Omega y Zafiro Alfa

  

Conclusiones

Hacer un remake de unos títulos tan queridos entre los jugadores es algo complicado. Sin embargo, parece que The Pokémon Company es experta en rescatar los clásicos de la saga y ofrecer productos de una calidad envidiable. Si con Pokémon Rojo Fuego / Verde Hoja y con Pokémon Soul Silver / Heart Gold ya destacaron como desarrolladores de remasterizaciones, con Pokémon Rubí Omega y Zafiro Alfa se han superado a sí mismos.

Los juegos son divertidos y amenos, con un apartado gráfico envidiable. La incorporación de nuevas subtramas y otros detalles narrativos hacen que merezca mucho la pena volver a jugar a estos títulos. Además, las nuevas incorporaciones al sistema de juego son muy útiles y divertidas de utilizar.

Por el lado negativo, los juegos de Pokémon suelen eliminar algunas de sus innovaciones de un título para otro, así que las mejoras que vemos en Omega y Alfa puede que no aparezcan en próximos títulos (algo que ya ocurrió con Soul Silver y Heart Gold, en los que nuestros Pokémon paseaban a nuestro lado, pero esta característica nunca volvió a aparecer).

En definitiva, Pokémon Rubí Omega y Zafiro Alfa son grandes juegos que encantarán tanto a los nuevos jugadores que nunca probaron los clásicos como a los más veteranos que lo probarán por añoranza.

Puntuación Pokémon Rubí Omega y Zafiro Alfa

Lo mejor:

  • Las nuevas opciones de captura. Aparecen Pokémon más fuertes y con movimientos especiales en la hierba alta, a los que sólo podremos capturar si nos acercamos a ellos con sigilo.
  • La DexNav, que nos permite encontrar la especie de Pokémon que queremos sin perder el tiempo buscando en la hierba alta. Además, cuanto más uses la DexNav más probabilidades hay de que te salgan Pokémon más fuertes o variocolor.
  • Los añadidos narrativos y subtramas nuevas en la historia. Dan una frescura al juego que se agradece, si tenemos en cuenta que se trata de dos remakes.
  • El Ultravuelo, con el que podemos explorar Hoenn desde el aire, algo que nunca ha podido hacerse en un juego de Pokémon.

Lo peor:

  • La dificultad, muy inferior a la de los juegos originales. Omega y Alfa no suponen un auténtico desafío, sobre todo si tienes experiencia jugando a Pokémon y conoces las fortalezas y debilidades entre tipos, o qué movimientos son más efectivos.
  • Los concursos, que fueron promocionados como algo nunca visto, pero que sin embargo son exactos a los de Rubí y Zafiro originales.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha