eldiario.es

Menú

Carmena cesa a los programadores del Carnaval de Madrid

La concejala de Cultura, Celia Mayer, afirmó que la obra La bruja y don Cristóbal no había sido visionada con anterioridad por ningún responsable del Ayuntamiento de Madrid

Según Celia Mayer, el procedimiento habitual para seleccionar las obras se hace con las sinopsis que mandan las compañías a los programadores

La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, ha pedido la dimisión de Celia Mayer al considerar inaceptable que no se visualicen las obras que se están contratando

58 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El Ayuntamiento de Madrid ordena el cese inmediato del programador del carnaval

La concejala de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer EFE

El Ayuntamiento de Madrid ha decidido cesar la relación contractual con los programadores de los espectáculos que se están realizando en el Carnaval de Madrid, una medida que ha sido puesta ya en manos de los servicios jurídicos de Madrid Destino, por la representación de una obra de títeres para niños con contenido "inapropiado para el público infantil" en la tarde del viernes. Así lo ha anunciado en la mañana de este sábado la concejala de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer.

La responsable del área de Cultura ha confirmado que nadie en el Ayuntamiento de Madrid había visionado la obra La bruja y Don Cristóbal, antes de que fuera expuesta en la plaza del Canal de Isabel II en el barrio de Tetuán. Afirmó que el proceso para seleccionar las obras se realiza a través de las sinopsis que mandan las compañías a los programadores. En este caso, aseguró, "la sinopsis nada tuvo que ver con el contenido”.

En este sentido, Celia Mayer ha asegurado que el Ayuntamiento de Madrid está absolutamente indignado ya que "la compañía mandó una sinopsis con un contenido apropiado para niños", algo que según la concejala, resultó no ser así.

La decisión de cesar a los programadores, que son, según Celia Mayer, "los que tienen la responsabilidad política de la emisión la obra" se suma a la denuncia que el Ayuntamiento de Madrid interpuso en la tarde del viernes a la compañía Títeres desde abajo, la encargada de la obra. Celia Mayer ha asegurado que "se paralizó de manera inmediata la obra por parte del Ayuntamiento e inmediatamente después fuimos a interponer la denuncia al Juzgado de Guardia porque el contrato que se había firmado con la compañía a través de Madrid Destino no se correspondía con el público infantil”.

La concejala de Cultura ha reconocido "el error" en la programación y ha asegurado que desde el Ayuntamiento de Madrid se ha actuado como correspondía, de manera "contundente y rápida" ejecutando " la paralización de la obra, la demanda en los juzgados y el cese de los programadores".

La obra La bruja y don Cristóbal, de la compañía Títeres desde abajo, se representó el viernes por la tarde en la plaza del Canal de Isabel II en el barrio de Tetuán. Aunque en un principio estaba programada para un público infantil, en medio de la representación la compañía sacó una pancarta en la que se podía leer "Gora Alka-ETA", una situación que llevó a los padres allí presentes a llamar a la Policía Municipal, que detuvo a los titiriteros. 

El Ayuntamiento de Madrid ha comunicado posteriormente a las declaraciones de la concejala Celia Meyer, que la compañía Títeres desde abajo iba a cobrar 1.000 euros del Ayuntamiento de Madrid por las dos representaciones previstas, mientras que el encargado de programar las actividades se iba a embolsar 5.600 euros por su labor.

Respecto a los dos programadores que el Ayuntamiento de Madrid ha decidido cesar, el consistorio ha explicado uno de ellos es la persona que seleccionó las actividades y que "fue escogida por su experiencia en el trabajo con los agentes sociales y culturales del distrito de Tetuán", si bien no han querido facilitar su identidad. La otra persona es la encargada de la coordinación artística del Carnaval por la empresa municipal Madrid Destino, que iba a percibir una cuantía máxima de 18.000 euros.

El comunicado incide en que "la responsabilidad sobre los contenidos de las fiestas recaía en la dirección artística de las mismas", en línea con lo que ha afirmado la delegada de Cultura y Deportes, Celia Mayer, en declaraciones ante los medios de comunicación en la mañana de este sábado.

Ciudadanos pide la dimisión de Celia Mayer

La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, ha pedido este sábado la dimisión de la concejala de Cultura, Celia Mayer, y del director de contenidos de Madrid Destino, Santiago Eraso, por el escándalo que ha desatado la obra de teatro La bruja y don Cristóbal, de la compañía Títeres desde abajo.

En declaraciones a los periodistas, Villacís ha advertido del "peligro de que el Gobierno de Ahora Madrid esté utilizando la cultura como un instrumento ideológico" y ha lamentado que se aliente y se den subvenciones o partidas presupuestarias "a personas que utilizan un guiñol para adoctrinar a niños". Según la responsable de Ciudadanos en el Ayuntamiento de la capital, "que los niños vean como se ensalza a ETA o se viola a una bruja no es aceptable".

Respecto a las declaraciones de Celia Mayer de que desde el Ayuntamiento desconocían que la obra contenía expresiones como "Gora Alka-ETA", Villacís ha considerado inaceptable que los gestores culturales no visualicen ni revisen las obras que están contratando, "lo que nos lleva a cuestionarnos los criterios en que se basan para otorgar estos contratos".

Alonso cree que el castigo debería ser ejemplar

El actual ministro de Sanidad en funciones ha sido cuestionado por los periodistas en relación a este asunto. "Estoy indignado, como todo el mundo. Ya no como ministro, sino como padre de familia, me parece que descuidamos lo más importante que tenemos, que son los niños. Despreciamos la labor que tenemos de hacer pedagogía con la infancia. Lo hacemos por una ideología", ha lamentado Alonso. 

"Me parece que es muy bueno que el castigo sea ejemplar, porque no se puede hacer apología del terrorismo, ni tratar de trasladar fobias y estas visiones tan negativas a niños de unos seis años. ¿Estamos locos?", ha abundado.

Alfonso Alonso ha insistido en que espera que "haya un castigo ejemplar para esta gente" y ha subrayado que "lo más importante que tiene la sociedad para considerarse avanzada es que cuida y protege adecuadamente a sus niños".

Cifuentes pide depurar responsabilidades políticas 

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, también ha pedido en su cuenta de Twitter que se depuren responsabilidades políticas en el equipo de Gobierno de Manuela Carmena por la representación de La bruja y don Cristóbal durante el Carnaval de Madrid. En su tuit ha recordado además unas palabras de octubre de 2014 del cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero: "En política, el perdón solo se conjuga dimitiendo. Lo contrario es confundir el Estado con el salón de tu casa, el país con tu cortijo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha