eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Piden 9 años a un hombre acusado de violar a una mujer con sus facultades mermadas

La Audiencia Provincial de Cantabria ha juzgado este lunes a un hombre acusado de violar a una mujer con sus facultades mermadas por los efectos del alcohol y "posiblemente" otras sustancias y que, horas después, trató nuevamente de forzarla para mantener relaciones sexuales, hechos por los que el Ministerio Fiscal le pide nueve años de cárcel.

- PUBLICIDAD -

En concreto, tanto el fiscal como la acusación particular que representa a la víctima le reclaman cinco años de cárcel por un delito de abuso sexual con penetración y otros cuatro años por un delito de violación en grado de tentativa.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 21 de septiembre de 2014 cuando el acusado, VG.S.G., y la víctima se encontraban en el mismo dormitorio de una vivienda de Santander.

Según el relato del fiscal, aprovechándose de que la mujer tenía sus facultades mermadas por el consumo de alcohol y "posiblemente" otras sustancias, el acusado "procedió con ánimo libidinoso a mantener con la misma relaciones sexuales, penetrándola vaginalmente y eyaculando en su interior".

Además, esa misma noche pero horas más tarde, cuando la mujer ya había recobrado la conciencia y trató de salir de la habitación, "la sujetó violentamente tirándola sobre la cama para, a continuación, agarrarla del brazo y del cuello".

Mientras le decía que "cuanto más gritase iba a ser peor", el acusado trataba de quitarle la ropa interior para penetrarla nuevamente, algo que no logró por la oposición de la mujer y la llegada de una tercera persona.

La mujer denunció los hechos el mismo día que sucedieron en la comisiaria de Santander, pero no fue hasta ocho meses después, en mayo de 2015, cuando se impuso al acusado una orden de alejamiento de 300 metros.

Debido a estos hechos, la mujer fue asistida en el Hospital Valdecilla y sufrió varias contusiones para cuya curación recibió tratamiento farmacológico y miorelajante durate 10 días, de los cuales dos fueron impeditivos.

Por estos hechos, tanto el fiscal como la acusación particular piden para el acusado un total de nueve años de prisión por los delitos de abuso sexual con penetración y de violación en grado de tentativa.

Asimismo, reclaman que se le imponga una orden de alejamiento de 300 metros durante un plazo tres años superior al de la pena de prisión y, una vez cumpla la condena, el fiscal pide que se le apliquen cinco años de libertad vigilada, una medida que la acusación particular eleva a un periodo de siete años.

También, ambas partes solicitan una indemnización de 5.000 euros por los daños morales a la víctima, otros 400 euros por el tiempo de curación de sus lesiones y el pago de 163 euros al Servicio Cántabro de Salud por la asistencia prestada a la mujer.

Por su parte, la defensa del acusado defiende su inocencia y cree que no se le puede imputar delito ni pena alguna cuando los hechos "no son ciertos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha