eldiario.es

Menú

"Chocas con alguien en el pasillo y te disculpas, matas a alguien....y ¿te cuesta pedir perdón?"

El expreso de ETA arrepentido Iñaki Rekarte reconoce en una conferencia abierta al público que solo cuando entró en la cárcel y empezó a leer libros se dio cuenta de lo que era la banda terrorista.

"He pasado más de media vida en ETA y nunca me he sentido parte de ella".

- PUBLICIDAD -
Iñaki García Arrizabalaga (a la derecha), Gorka Landaburu (en el centro) y el expreso de ETA, Iñaki Rekarte (a la derecha).

Iñaki García Arrizabalaga (a la derecha), Gorka Landaburu (en el centro) y el expreso de ETA, Iñaki Rekarte (a la derecha).

El expreso arrepentido de ETA Iñaki Rekarte, puesto en libertad esta semana tras la sentencia del Tribunal de Estrasburgo que anula la aplicación retroactiva de la 'doctrina Parot', reconoce que solo reconociendo el daño causado y pidiendo perdón a las víctimas se podrá alcanzar la reconciliación. "Chocas con alguien en el pasillo y te disculpas, matas a alguien....y ¿te cuesta pedir perdón?", se extrañó durante su intervención en el XI Seminario Fernando Buesa, en Vitoria. Por eso instó a olvidarse de la política y "hacer las cosas de ser humano a ser humano. Todos somos iguales".

El seminario, que ha durado dos días con intervenciones de historiadores, expertos en memoria, víctimas y exmiembros del grupo terrorista de las Brigadas Rojas italianas, ha estado dedicado a las políticas de memoria y ha tratado de arrojar luz sobre el qué, cómo y para qué recordar. Rekarte es el primer expreso de ETA arrepentido que ofrece una conferencia abierta al público y en la que los asistentes podían preguntar abiertamente. Junto a él, intervinieron dos víctimas de ETA: el periodista Gorka Landaburu e Iñaki García Arrizabalaga, hijo de Juan Manuel García Arrizabalaga, delegado de Telefónica en Euskadi y asesinado por los Comandos Autónomos Anticapitalistas (CAA) en 1980.

Rekarte, acogido a la denominada 'vía Nanclares' (encuentros entre presos de ETA arrepentidos y víctimas para pedirles perdón) admite que solo cuando entró en la cárcel y empezó a leer libros sobre ETA se dio cuenta de lo que era la banda terrorista. "Vas aprendiendo la ideología, las raíces. Antes de entrar en la banda no sabía nada de ella. La vida te lleva y se hacen cosas de las que después te arrepientes, pero ya no hay vuelta atrás. Rompes con tu vida anterior y te dejas llevar". Rekarte, de 42 años, fue reclutado por ETA con 19 e ingresó en prisión a los 21 condenado por pertenecer a la banda terrorista. En su historia figura una atentado con coche-bomba en Santander. Resultado: tres muertos. Tres viandantes que pasaban cerca del objetivo de los terroristas: un coche patrulla de la Policía Nacional.

Rechazo de la izquierda abertzale

Su paso por prisión le hizo recapacitar. "Me costó salir del bloqueo mental en el que me hallaba, preso de un mecanismo mental de odio y de justificación de los crímenes. Fuera de la tribu hace mucho frío. Pero a partir de los 30 años te asientas, profundizas en lo que has hecho y te das cuenta de que debes empezar de la nada. Me di cuenta de que llevaba más de media vida en ETA y nunca me había sentido parte de ella. En ese momento empiezo a hacer frente a mi pasado, a ser plenamente consciente de que mi vida estaba rota. Al final, consigues perdonarte a ti mismo, que no es fácil, y reconocer el daño que has causado".

Rekarte asegura que el rechazo que pueda sentir la izquierda abertzale por su condición de 'arrepentido' le trae "sin cuidado", aunque entiende a quienes le rechazan por ser "exmiembro de ETA". No obstante, destaca que no se siente rechazado porque vive "en un pueblo maravilloso, con gente maravillosa", en el que se dedica a "vivir el día a día". 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha