eldiario.es

Menú

Expertos del Colegio de Psicología de Bizkaia advierten de que los propósitos de año nuevo tienen que ser "alcanzables"

Expertos del Colegio de Psicología de Bizkaia han advertido de que los habituales propósitos de Año Nuevo tienen que ser "alcanzables" para evitar "obtener una frustración" y, por tanto, no deben surgir "de la urgencia porque es 1 de enero".

- PUBLICIDAD -

"El año nuevo tiene un carácter especial porque es considerado por todos como un hito en el que se acaba una etapa y empieza una nueva, y sentimos la necesidad de empezar bien ese nuevo tiempo y queremos mejorar nuestra vida planteándonos varios propósitos", han señalado desde el Colegio de Psicología.

Sin embargo, han alertado de que el "problema" de estos propósitos es que "casi siempre están mal formulados y nacen de los 'deberías', que son como mandatos sociales y no vienen de una reflexión interna de cada uno", sino que corresponden en muchos casos a "lo que la sociedad nos dice que debemos ser y, por eso, los hacemos nuestros".

En palabras del experto del Colegio de Psicología de Bizkaia, Jon Fernández Sánchez, "las motivaciones que vienen de fuera caducan fácil y rápidamente". Por ello, aconseja seguir "pautas sencillas" a la hora de formular los "múltiples propósitos que muchas personas se plantearán durante estos últimos días de 2015 y primeros días de 2016".

El objetivo, según ha indicado, es "lograr éxito en su consecución y no obtener una frustración". Para ello, ha remarcado que los propósitos deben "venir de una motivación interna, no marcados por la sociedad". De este modo, ha señalado que es preciso plantear propósitos que "tengan que ver con nuestro momento vital y con una necesidad real, reflexionada y que sea nuestra".

"Así, cambiaremos el 'debería adelgazar', por ejemplo, por el 'quiero adelgazar'. Esa persona se habrá dado cuenta de que tiene que bajar de peso y que tiene que cuidarse, no porque la sociedad se lo marca", ha explicado.

Además, el experto recomienda formulados los nuevos propósitos "en el presente y en el día a día" porque no se debe "poner el foco en la meta que queremos conseguir", sino marcar "fines cortoplacistas que podamos ir desarrollando día a día".

"NO NACER DE UNA URGENCIA"

También considera importante que "no estén ligados a unas fechas", de modo que "no tienen que nacer de una urgencia porque es 1 de enero". "Si aparece el 15 de enero o 23 de marzo es igual de legítimo. Cualquier momento del año es bueno para plantearse un propósito", ha manifestado.

Finalmente, propone que los objetivos sean "lógicos y alcanzables", de forma que "pueden suponer un esfuerzo pero no deben ser en un ningún caso un sacrificio ni tortura". "Los resultados, y el camino que se ha de seguir para lograrlos, deben ser una recompensa para uno mismo", ha concluido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha