eldiario.es

Menú

El 'Gran Hermano' de la basura se instala en Hernani

La decisión de EH Bildu de controlar con cámaras la forma en la que los vecinos utilizan los contenedores de reciclaje dispara las críticas de la oposición, que acusan a la coalición de "coartar" a los hernaniarras.

- PUBLICIDAD -
Los vecinos que no cumplan con la normativa de depósito de basura serán sancionados. Foto: LUZ RODRÍGUEZ

Los vecinos que no cumplan con la normativa de depósito de basura serán sancionados.

La gestión de la basura en Gipuzkoa se ha convertido en una pesadilla para EH Bildu, coalición que gobierna el territorio. A su polémico sistema del puerta a puerta (que obliga cada día a sacar un tipo concreto de residuos), ahora se suma la decisión del Ayuntamiento de Hernani (gobernado por EH Bildu) de instalar cámaras de videovigilancia en uno de los puntos de emergencia habilitados en la localidad para depositar la basura fuera del horario habitual que impone el sistema el puerta a puerta. Según el Ayuntamiento, la medida pretende controlar que los vecinos se comporten de manera cívica y realicen de forma correcta y adecuada la separación de residuos en los ‘puntos de emergencia’. Sin embargo, esa decisión ha sido duramente criticada por el resto de partidos y la Mancomunidad de San Marcos, que ven en ella un intento de "coartar" a los hernaniarras.

Además de la instalación de cámaras, el Pleno del Ayuntamiento ha modificado la ordenanza que regula la recogida y tratamiento de residuos urbanos. Entre otras novedades, la ordenanza recoge la figura del inspector y la imposición de multas. El cometido principal del inspector, que tendrá carácter de agente de la autoridad (sus actas gozarán de la presunción de certeza a efector probatorios), será realizar controles sobre los residuos depositados, exámenes y recogida de información. Es decir, una ordenanza municipal mucho más restrictiva en materia de residuos.

El PNV, el PP y la Mancomunidad de San Marcos han rechazado la pretensión del Ayuntamiento de colocar cámaras para controlar si los vecinos depositan correctamente los residuos. El candidato del PNV a la Alcaldía de Hernani, Andoni Amonarraiz, ha considerado "un exceso" la postura de EH Bildu y ha recordado que cuando la coalición se hizo con el Ayuntamiento en las elecciones locales "retiró las cámaras de seguridad que existían en la vía pública bajo el argumento de que atentaban contra la intimidad" de los vecinos.

"Esas cámaras", ha apuntado el candidato del PNV, "fueron instaladas como medida de seguridad para las personas amenazadas, así como para evitar pintadas en las fachadas de la casa consistorial. El Gobierno local decide ahora retomar el proyecto de las cámaras no por motivos de seguridad, sino para vigilar y coartar" a los hernaniarras.

Como delincuentes

Por su parte, el juntero del PP de Gipuzkoa Txema Murguiondo ha asegurado que con estas medidas Bildu "trata al guipuzcoano como si fuera un criminal" y "vuelve a dar muestras de no estar a la altura" de los ciudadanos "a los que somete a una persecución continua". "Trata como delincuentes a los ciudadanos, cuando son los que están haciendo el esfuerzo de separar las basuras y son los únicos que cumplen con lo que se les pide, algo que no puede decir el Gobierno foral".

Murguiondo se ha preguntado asimismo si Bildu ha tenido en cuenta "que la fiscalización de los hábitos de los guipuzcoanos que defiende puede conllevar la violación de la Ley de Protección de Datos o de cualquier otra normativa reguladora en este campo".

Mientras, el presidente de la mancomunidad de San Marcos, Denis Itxaso, ha rechazado "la estrategia de control al ciudadano" que supone la vigilancia mediante cámaras y ha advertido de que "perjudica al reciclaje". "Los ciudadanos han demostrado que quieren reciclar y los residuos no pueden ser una excusa para vigilarles", ha recalcado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha