eldiario.es

Menú

PNV y PSE posponen la reunión para cerrar un pacto de gobernabilidad

El encuentro previsto para este jueves no se ha celebrado y ambos partidos siguen las negociaciones para cerrar el acuerdo

Ambos partidos muestran su disposición a cerrar un acuerdo de Gobierno, pero aún quedan por limar también aspectos relacionados con los contenidos económicos, sociales y de defensa de los servicios públicos

Podemos y EH Bildu mantendrán un encuentro este viernes

- PUBLICIDAD -
PSE traslada a PNV "su predisposición a dar estabilidad", aunque "es pronto" para saber si hay base para un acuerdo

Imagen de la primera reunión entre PNV y PSE.

Peneuvistas y socialistas no se han visto las caras finalmente este jueves. Ambas formaciones han decidido posponer el encuentro previsto para la jornada de hoy en Sabin Etxe, aunque se siguen intercambiando documentos para intentar cerrar un acuerdo de gobernabilidad "sólido" y "estable".

La voluntad del PNV y PSE-EE es cerrar un acuerdo de Gobierno de coalición para los próximos cuatro años, pero el pacto no es a día de hoy un hecho. No solo porque las diferencias que han existido desde el arranque de la negociación en materia de nuevo estatus político y profundización del autogobierno se mantienen, según admiten en privado ambas partes. También porque aún quedan por limar " aspectos relacionados con los contenidos económicos, sociales y de defensa de los servicios públicos", según ha destacado una fuente socialista conocedora de los entresijos de la negociación.

Las delegaciones de ambos partidos se vienen intercambiando materiales y documentos de trabajo en las últimas semanas. El pasado jueves y este jueves han vuelto a cruzar documentos en relación a los temas que aún siguen abiertos a la negociación. Fuentes nacionalistas aseguran que la letra del "marco general" está acordada, pero reconocen que aún quedan por fijar muchos contenidos concretos. Algo que coincide con la interpretación de los socialistas sobre el momento actual de la negociación.

Desde el PNV se admite que la cuestión del nuevo estatus en general, y en particular el planteamiento de la bilateralidad y el derecho a decidir, no está siendo "sencillo" a la hora de pactar el documento final. Desde Sabin Etxea no se quiere bajar al detalle del documento, ni si la delegación mantiene la literalidad de la propuesta remitida a la ponencia de autogobierno el pasado 12 de enero. En ella, el PNV abogaba por dos consultas -la primera de ellas habilitante-, el reconocimiento de la "identidad nacional del pueblo vasco" y la fórmula de la bilateralidad en su relación con el Gobierno central.

Desde la dirección peneuvista siempre se ha defendido que el resultado de esa consulta habilitante -que obligaría al Ejecutivo central a negociar sobre el "nuevo estatus"- sería  el "mejor antídoto contra la unilateralidad". El objetivo, marcar diferencias con el proceso catalán, que el PNV ve como un camino cegado a corto y medio plazo. Los socialistas ya dejaron claro al PNV en los estertores de la pasada legislatura que no comulgan con el concepto de bilateralidad recogido en aquel documento, con un poso "cuasi confederal" que el PSE-EE no acepta.

Semana crucial

La delegación socialista había mantenido una reunión preparatoria previa al encuentro de este jueves para visar las últimas redacciones propuestas por el PNV en materia de autogobierno, pero también para seguir avanzando en materias como los servicios públicos y los contenidos económicos y de políticas sociales del futuro acuerdo. Ahí queda trabajo por hacer, según confirman fuentes socialistas. Ambas partes aspiran a cerrar un acuerdo de Gobierno de coalición, lo que supondría la entrada de, al menos, dos consejeros socialista en el futuro Ejecutivo autonómico.

El encuentro de la próxima semana será determinante para ver la posibilidad de acordar la letra del pacto y entrar después en el reparto de carteras del ejecutivo de coalición, algo que, según los socialistas, no está aún encima de la mesa. "Del clima de acuerdo que veamos dependerá todo", afirman fuentes socialistas. Las delegaciones las conforman, por el lado peneuvista, Koldo Mediavilla, Joseba Egibar, Josu Erkoreka y Jesús Peña, mientras que el PSE-EE está representado por Iñaki Arriola, Miguel Ángel Morales, Begoña Gil y José Antonio Pastor.

PNV y EH Bildu contrastan sus propuestas para la gobernabilidad de Euskadi

PNV y EH Bildu contrastan sus propuestas para la gobernabilidad de Euskadi

Lo que ha quedado claro, tras la reunión mantenida el pasado jueves en Sabin Etxea entre PNV y EH Bildu, es que ese acuerdo a día de hoy es inviable. Ambos partidos constataron las profundas "diferencias en materia de políticas sociales" que les separan, aunque no han cerrado la puerta a pactar el "nuevo estatus político", el nudo gordiano de la negociación entre peneuvistas y socialistas. Las diferencias en materia de paz y convivencia, que enseguida fueron  percibidas por el PNV, dieron alas enseguida al pacto PNV-PSE.

Este viernes sendas delegaciones de Podemos y de EH Bildu tienen previsto mantener un encuentro para profundizar en la relación abierta entre ambos partidos tras las elecciones del 25S. Será la segunda reunión oficial que van a tener ambas formaciones políticas tras las elecciones autonómicas vascas. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha