eldiario.es

Menú

Podemos desplaza al PP como cuarta fuerza en Euskadi

Los tres primeros puestos se mantienen para el PNV, EH Bildu -con un importante ascenso-, y el PSE-EE.

El Partido Popular podría perder tanto la Alcaldía de Vitoria, en manos de Javier Maroto, como la Diputación Foral de Álava.

- PUBLICIDAD -

El estudio sobre predicción de voto para las próximas elecciones forales y municipales, elaborado para el Gobierno vasco, señala un fuerte irrupción de Podemos, el ascenso de EH Bildu y la pelea por la primera posición con el PNV. El PSE-EE sufre un importante desgaste y el Partido Popular se descalabra y podría perder tanto la Alcaldía de Vitoria como la Diputación Foral de Álava.

Según el estudio publicado por Lehendakaritza, en Bizkaia se impondría el PNV con una intención de voto del 35,9%, lo que supone una bajada del 1,6% respecto a los resultados obtenidos en las mismas elecciones celebradas en 2011. La segunda posición correspondería a EH Bildu con un 21,6%, superando mínimamente los resultados obtenidos hace tres años y medio cuando logró un 21%. En el tercer lugar se mantiene el PSE-EE, que amortigua el desgaste -sube ligeramente desde las europeas de mayo- pero aún así baja del 16,6% de 2011 al 13,8% previsto por el estudio del Gobierno vasco. Podemos llegaría a la institución foral vizcaína con un 9,5% -casi 3 puntos más de los obtenidos en las europeas de hace cinco meses- y desplaza al Partido Popular, en franca caída, hasta la quinta posición, con un 9,4% y perdiendo 4,4 puntos desde las forales de 2011 y medio punto desde las europeas de este año. En el resto de formaciones, UPyD alcanza el 2%, superando a IU que se queda con el 1,8% -la mitad que en 2011-, y a Equo que sumaría el 1% de los votos.

En Gipuzkoa, el desgaste de la gestión pasaría factura a EH Bildu que perdería el 1,7% de los votos respecto a su triunfo en 2011 y pasaría del 34,6% al 32,9%. No obstante, la izquierda abertzale se mantiene como la fuerza más potente de Gipuzkoa y se aferra a la primera posición. El segundo escalón correspondería al PNV, que sumaría el 25,8% de los sufragios, un 2,3% más de lo obtenido en 2011, y el PSE-EE mantiene el tercer puesto con el 14,1%, tres puntos menos que en 2011 pero también superando ligeramente los resultados de las europeas de mayo. Podemos sube al cuarto puesto, con un 8,5% y desplaza al Partido Popular, al igual que en Bizkaia, al quinto lugar. La formación de Pablo Iglesias, no obstante, sigue su aumento imparable y crece 2,1 puntos en Gipuzkoa desde las europeas.

En Álava, el Partido Popular sufre un descalabro y pasa de la primera posición, con un 26% en 2011, a la tercera, con un 19,5% en intención de voto según el estudio del Gobierno vasco. El PNV sería el partido ganador en el territorio con un 22,9%, solo un punto por encima de EH Bildu, que sumaría el 21,9% de los sufragios. El PSE-EE bajaría el 1,2% desde las elecciones de 2011 para quedarse en el 15,1% y, curiosamente, también retrocede un 0,9% respecto a las europeas de mayo, siendo el único territorio donde el socialismo tradicional no ha frenado su desgaste. Podemos atraería a un 9,6% de los electores, colocándose en quinta posición. El nuevo partido también crece en Álava desde las europeas de mayo cuando obtuvo el 8,9%.

El PSE-EE frena su desgaste tanto en Bizkaia como en Gipuzkoa y mejora ligeramente los resultados de las europeas de mayo. En Álava, por contra, cae casi un punto desde mayo.

En las capitales, el PNV ganaría en Bilbao con 13 concejales, dos menos que en 2011, pero perdería la mayoría absoluta. EH Bildu sumaría cinco ediles, uno más de los que tiene ahora, y compartiría el segundo puesto con el Partido Popular, que conservaría cinco de los seis representantes actuales. El PSE-EE mantiene el número de concejales en la Villa, aunque baja un punto en intención de voto, y Podemos -que todavía no se sabe de qué forma se presentará- irrumpe con dos representantes.

En Vitoria se produce la pelea más reñida ya que hay casi un triple empate entre el PNV (20%), el PP (19,8%) y EH Bildu (19,7%). Traducido a concejales, los jeltzales obtendrían siete representantes por seis de los conservadores, actualmente en la Alcaldía, y la izquierda abertzale. El PSE-EE se quedaría con cinco, uno menos que ahora, y Podemos obtiene el mejor resultado de las tres capitales con un 11,4% de intención de voto y tres ediles.

En Donostia, EH Bildu mantiene la Alcaldía con ocho concejales, e incluso mejora su perspectiva de voto al pasar del 24,3% logrado en 2011 al 25% que le otorga el estudio del Gobierno vasco. La segundo posición sería para el PNV, que sumaría siete asientos por los seis actuales. El PSE-EE cae de siete a cinco concejales y el PP reduce su representación de seis a cuatro ediles. Podemos, con un 9,4% de intención de voto, alcanzaría tres asientos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha