eldiario.es

Menú

Iturbe admite ahora su preocupación por las bajas audiencias en ETB

La directora general, Maite Iturbe, también reconoce el seguimiento de la huelga en Radio Euskadi y muestra su preocupación por el efecto que el paro pueda tener en las mediciones de audiencia del CIES.

El PSE lleva una pregunta al pleno de control sobre las continuas denuncias de los euskaltzales por la "baja calidad de la programación" de ETB-1 y sus problemas de audiencia.

- PUBLICIDAD -
Protesta contra la OPE y la "destrucción de empleo público" en Radio Euskadi.

Protesta contra la OPE y la "destrucción de empleo público" en Radio Euskadi.

La directora general de EiTB, Maite Iturbe, ha acudido a la reunión del Consejo de Administración del ente en una situación de debilidad casi desconocida en la radiotelevisión pública vasca y tras un mes horribilis. Un periodo en el que ha encadenado una huelga de siete días histórica en Radio Euskadi contra "la destrucción de empleo público" por la OPE en marcha, con una  petición de dimisión en el Parlamento por parte de PSE, PP y UPyD que no salió adelante gracias al salvavidas que le lanzó a última hora EH Bildu.

Pero los problemas de Iturbe no terminan ahí: las bajas audiencias en ETB le persiguen prácticamente desde el inicio de su mandato. Y pese al espaldarazo que hace dos semanas le dio en el pleno de control el propio lehendakari Urkullu -que llegó a hablar de cerrar el año con una audiencia del 13% en el conjunto de la oferta televisiva pública vasca-, Iturbe no ha ocultado su preocupación por los bajos niveles de audiencia en la televisión pública, según fuentes conocedoras de la reunión. "Por primera vez ha reconocido su preocupación por las audiencias en ETB", apuntan varias de las personas que se sientan en el Consejo de Administración.

Iturbe ha admitido ante los consejeros del ente que algunos de los nuevos programas no están teniendo el tirón que esperaban -por ejemplo ha citado el programa que sustituye en la parrilla televisiva al cocinero  David de Jorge, 'Robin Food'. Pero también espera poder cumplir los objetivos y que, finalmente, la nueva oferta televisiva logre captar más audiencia que la que ha sabido enganchar en los últimos meses. De alguna manera, la dirección encaja los malos datos de audiencia, pero no tira la toalla y cree que aun es posible remontar los shares adversos de aquí a final de año.

Otro de los temas que se abordó en la reunión fue la huelga de una semana en Radio Euskadi, una protesta inédita que tuvo un seguimiento muy grande. Iturbe tuvo que admitir la realidad: que la música se apoderó de las emisiones radiofónicas. Con todo, ha recordado que la huelga solo estuvo apoyada por un sindicato (Independientes-ESK). Y, en todo caso, apuntó el efecto que el paro pueda tener en la próxima oleada de audiencias de la radio (CIES), ya que justo esa semana de huelga es cuando se producen las mediciones de audiencia, según ha apuntado en la reunión. En cualquier caso, Iturbe no ha abundado más en el asunto y ha explicado la situación en la que se encuentra las pruebas de la OPE -que supondrá la destrucción de 30 puestos de trabajo-. Se ha referido de pasada a los recursos planteados en los tribunales, pero no ha fijado una fecha exacta de cuándo puede finalizar todo el proceso selectivo. De momento, los 79 afectados -algunos de los cuales han realizado una protesta este martes a las puertas de la sede central de EiTB en Bilbao- siguen en sus puestos de trabajo.

A priori, podría pensarse que la exigencia de dimisión de Iturbe debería haber ocupado parte de la reunión de este martes, pero no fue así. Nadie sacó a relucir el tema, ni en el apartado que el orden del día reserva a los consejeros para plantear sus propuestas, ni en ruegos y preguntas. Lo cual no implica que el cerco parlamentario contra Iturbe y su gestión al frente del ente vaya a disminuir.

Bilbainadas y cámara oculta

Los socialistas vascos, tras la iniciativa debatida hace dos semanas sobre la exigencia de dimisión de Iturbe, no aflojan el marcaje. En esta ocasión, se han fijado en los bajos niveles de audiencia de ETB-1 y en las críticas que tanto en los medios como en las redes sociales están lanzando los euskaldunes ante lo que consideran una "baja calidad de la programación de ETB-1" y el consiguiente hundimiento de la audiencia. En una pregunta oral que deberá contestar el próximo viernes en el pleno de control la consejera de Educación, Cristina Uriarte, el parlamentario Mikel Unzalu cuestiona precisamente la oferta televisiva de ETB-1 lo que hace prácticamente imposible el cumplimiento de los objetivos marcados en el ente en relación a la promoción de la cultura y la lengua vascas.

Unzalu, en un somero vistazo de la programación diaria, explica que con "seis horas y media de 'Kamera Eskutua'", dos programas deportivos, media hora de 'Baztan herriz herri', el programa 'Bilbainadak' o el jazz a las seis de la mañana, considera difícil que se cumpla ese objetivo ante lo que considera una oferta televisiva "preocupante".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha