eldiario.es

Menú

Seguridad ultima la subida salarial a los mandos de la Ertzaintza con informes que garantizan un ahorro

El nuevo "complemento de jefatura" que sustituirá al polémico sistema de dietas supondrá 278 mensuales para la cúpula policial, más que el 1% que el conjunto de los funcionarios ha recibido en 2017

Las memorias que acompañan el borrador del decreto estiman en unos 650.000 euros el pago de dietas y subrayan que la subida a los 158 beneficiarios rondaría los 525.000

Un informe del área de Erkoreka avisa a Seguridad que "sería aconsejable que se especificara de manera algo más detallada lo que se va a retribuir" y los sindicatos denuncian el agravio comparativo

- PUBLICIDAD -
Jorge Aldekoa, de uniforme, con Gervasio Gabirondo y mandos de la Ertzaintza y de la Policía Nacional

El jefe y el director de la Ertzaintza, Jorge Aldekoa y Gervasio Aldekoa, en un acto con policías nacionales I.R.

La consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, sólo tiene que poner fecha y firma al decreto que sustituirá el tradicional sistema de abono de dietas por desplazamiento y comida a los mandos de la Ertzaintza por un "complemento de jefatura" que supondrá para los 158 superintendentes, intendentes, comisarios y subcomisarios del cuerpo una subida salarial mensual de 278 euros en concepto de "complemento de jefatura". La medida entrará en vigor este mismo ejercicio y superará el 1% general que han mejorado las retribuciones de los alrededor de 70.000 funcionarios autonómicos. La documentación interna que maneja la consejera, a la que ha tenido acceso eldiarionorte.es, estima que el cambio acarreará un ahorro al pasar de 644.763 euros anuales en dietas a 527.088 en la mejora salarial, si bien también existe un informe del letrado Asier Undabarrena, asesor de los servicios jurídicos centrales -que dependen del área de Josu Erkoreka y no de Seguridad-, que subraya que "sería aconsejable que se especificara de manera algo más detallada lo que se va a retribuir" realmente.

Este "complemento de jefatura" aspira a poner fin a una de las mayores polémicas laborales en el seno de la Ertzaintza. El sindicato Sipe denunció hace ya varios años que las dietas que percibían los integrantes de las escalas superior y ejecutiva de la Policía no eran indemnizaciones por los gastos generados por el servicio, sino más bien un sobresueldo opaco a Hacienda.  Los juzgados de lo penal han archivado la causa recientemente tampoco el Tribunal de Cuentas halló responsabilidades económicas en la Administración, pero la Administración ha reconocido implícitamente las anomalías del sistema al abonar a Hacienda alrededor de 1,5 millones por el IRPF correspondiente a las dietas y que nunca se pagó. Asimismo, en los informes que acompañan al decreto que ahora se aprobará también se apunta que "no tiene efectos indemnizatorios" el desplazamiento "habitual" desde el domicilio hasta el centro de trabajo "libremente" elegido por los mandos y que, por lo tanto, esos gastos son "más retributivos que indemnizatorios".

Aunque en las diferentes memorias que se han adjuntado al decreto, cuya tramitación se inició en 2016, existe un baile de cifras, el Departamento de Seguridad remarca que la medida no sólo no generará un mayor gasto, sino que incluso tendrá efectos positivos para las arcas públicas. En principio, la subida es de 3.336 euros anuales (278 mensuales en doce pagas), si bien en algunos documentos se alude a 278 euros en 14 pagas. En todo caso, sean 527.088 euros o más, lo que tienen claro los técnicos de Beltrán de Heredia en todos los escenarios es que la cuantía de la subida siempre será inferior a los 644.763 en que se estima el coste de las dietas que percibe la cadena de mando de la Ertzaintza.

Cuadro con los diferentes gastos en la Ertzaintza

Cuadro con los diferentes gastos en la Ertzaintza

En principio, el decreto ha de ser aprobado en 2017. Y es que la habilitación legal para ponerlo en marcha está incluida precisamente en la ley de presupuestos de este año, que ahora se está renovando en el Parlamento de cara al 1 de enero de 2018. Este ejercicio el conjunto de los empleados públicos -también los mandos- han tenido una subida salarial del 1%. Atendiendo a los sueldos que constan en las memorias que acompañan al borrador del decreto, en el caso estos altos funcionarios la mejora será de alrededor del 6-7% dependiendo del rango concreto.

Así las cosas, este cambio ha motivado la crítica de los sindicatos. Las actas de las reuniones de negociación con los representantes de los trabajadores revelan ese malestar. Según Erne, principal organización de ertzainas, es "curioso" que se resuelva esta situación sin que se atiendan reivindicaciones más viejas de los agentes de base. Esan habla abiertamente de "beneficiar a 150" y CCOO entiende que es "inaceptable" que no se aplique a "todo" el colectivo. Los denunciantes, Sipe, insistieron en esas reuniones en que son mejoras "superiores" a las previstas para el conjunto de los empleados públicos españoles en los presupuestos generales del Estado, de no más del 1%.

El asunto de las dietas había puesto en pie de guerra a la jefatura, que en febrero pasado anunció medidas de presión si no se resolvía el entuerto. El mayor momento de tensión llegó cuando Seguridad imputó individualmente a cada uno de los beneficiarios el IRPF que había regularizado con Hacienda. Las facturas de algunos funcionarios concretos, algunos de larga trayectoria y con muchos galones, superaban los 30.000 euros. El jefe policial, Jorge Aldekoa, también puso coto al mismo tiempo al uso de los coches oficiales. La mayoría de los mandos se unieron en una plataforma a modo de 'lobby'.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha