eldiario.es

Menú

Los aeropuertos de Loiu y Hondarribia aumentan un 9,9% y un 5,2% el tráfico de viajeros el primer semestre de 2017

El aeropuerto alavés de Foronda se consolida como referente de la carga con cerca de 29.000 toneladas, un 10,5% más

- PUBLICIDAD -
Los aeropuertos de Loiu y Hondarribia aumentan un 9,9% y un 5,2% el tráfico de viajeros el primer semestre de 2017

El aeropuerto vizcaíno de Loiu ha crecido un 9,9% su número de pasajeros hasta alcanzar los 2.329.321 viajeros en los seis primeros meses de 2017. Por su parte, el guipuzcoano de Hondarribia también crece un 5,2% en pasaje, con 139.015 pasajeros. El aeropuerto alavés de Foronda se consolida como referente de la carga con cerca de 28.983 toneladas, un 10,5% más, mientras que en pasaje "comienza a despegar" gracias a los vuelos regulares de Ryanair.

El delegado del Gobierno del País Vasco, Javier De Andrés, ha comparecido en San Sebastián para valorar la actividad de los tres aeropuertos vascos, donde ha destacado que "los excelentes resultados obtenidos tanto en pasaje como en carga les permiten afrontar un plan de actividad muy esperanzador a corto plazo". Además, ha subrayado que esta actividad demuestra que "hay una demanda muy importante de los vascos en el uso del avión".

Según ha resaltado, en 2016 los tres aeródromos vascos consiguieron sus mejores resultados en los últimos cinco años, con 4.588.265 pasajeros en Bilbao, 264.422 pasajeros en San Sebastián, y 52.134 toneladas y 36.716 pasajeros en Vitoria. A tenor de la evolución en el primer semestre del año, estos resultados serán "ampliamente superados" en 2017.

El pasado mes de junio, Loiu registró 484.829 pasajeros, un 11,4% más que en el mismo mes de 2016. De los 483.710 en vuelos comerciales, 275.487 fueron nacionales (14,7% más) y 208.223 internacionales (7,4% más). En Hondarribia, 27.799 viajeros utilizaron los servicios del aeródromo que conectan con Madrid y Barcelona, un 2% más. Foronda registró el pasado mes 5.432 toneladas de carga, un 17,3% más, y 6.376 pasajeros.

De Andrés ha recordado el "importante esfuerzo inversor" que el Ministerio de Fomento, a través de Aena, realizará en los tres aeropuertos vascos durante estos próximos cinco años (2017-2021) y ha recordado que este año se ha aprobado el Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA), el marco regulatorio aplicable a la red de aeropuertos españoles de Aena durante los próximos cinco años (2017- 021).

Con este instrumento normativo se fija la senda tarifaria, con una reducción anual de tarifa por pasajero del 2,22%; los niveles de calidad; y las inversiones que la compañía deberá cumplir durante todo este periodo. El DORA prevé hasta 2021 un plan de inversiones en los tres aeropuertos vascos por importe de 48,25 millones de euros, que se reparten en 34,88 en Bilbao, 3,85 en San Sebastián y 9,52 en Vitoria.

PISTA DE HONDARRIBIA

El delegado del Gobierno ha explicado que, en el caso de Hondarribia, las inversiones serán de 485.000 euros para la adecuación de la pista a las normativas de seguridad y de 840.769 euros para el "ranurado" de la misma. Según ha precisado, con estas actuaciones, que suponen un recorte de la pista, se ha logrado una solución para mantener la operatividad de compañías como Vueling en el aeródromo guipuzcoano, y que no se limiten los vuelos que se ofrecen en la actualidad.

En esa línea, ha detallado que el "ranurado" que se realizará en la pista permitirá que el asfalto elimine el agua de lluvia "de la forma más rápida posible". Además, ha señalado que se prevé sacar los trabajos a licitación este mismo mes, con un plazo de ejecución de tres meses, para que cuando termine el periodo de excepcionalidad con que cuenta el aeropuerto, el 31 de diciembre, estén finalizados todos los trabajos. Las obras se llevarán a cabo de modo que no afecten a la operativa del aeropuerto, sobre todo en horario nocturno.

Preguntado por una posible ampliación de la pista de Hondarribia, De Andrés ha afirmado que "es una opción que está ahí" y que el Gobierno central vería de modo "favorable", aunque ha incidido en las "importantes limitaciones" que conlleva ese proyecto como la imposibilidad de alargar por la zona norte, limítrofe con Francia, y la oposición de Hondarribia por la afección a los desarrollos urbanísticos y a la zona protegida de la bahía de Txingudi en la otra zona.

Por ello, ha insistido en que se las instituciones implicadas se han centrado en "buscar todos los recursos posibles, dentro de la longitud que tenemos, para maximizar la eficiencia de la pista de la que disponemos".

Por otro lado, respecto a Foronda, ha considerado que esta infraestructura no debe convertirse en "aeropuerto de emergencia del de Bilbao ni de ningún otro", porque tiene "su propio desarrollo que está funcionando bien". De este modo, ha destacado que el aeropuerto alavés tiene ahora "más viajeros que cuando tenía operatividad integral".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha