eldiario.es

Menú

Una sociedad municipal se gasta 7,3 millones sin justificar

Informes de la interventora municipal de Alonsotegi, uno de los más endeudados con seis millones de déficit, constatan la existencia de gastos de origen desconocido en la sociedad Alonsotegi Eraikiz.

Incluye un concepto de 2,4 millones de euros bajo el epígrafe "Ilustre Ayuntamiento de Alonsotegi-Obra".

La entidad se disolvió en 2011 con un agujero de 4,1 millones que fue asumido por el Ayuntamiento, del PNV, en contra de la interventora, que pidió sin éxito una auditoría externa.

EH Bildu denuncia un "entramado económico" con el pago de 1,1 millones a dos consejeros de la sociedad por trabajos de asesoramiento encargados a sus propias empresas.

- PUBLICIDAD -

El Ayuntamiento de Alonsotegi, uno de los más endeudados de Euskadi con casi seis millones de euros, se gastó 7,3 millones en una sociedad urbanística municipal sin documentación que lo justifique, según ha denunciado EH Bildu basándose en los informes de la interventora municipal. Esta sociedad, Alonsotegi Eraikiz, dejó al disolverse en 2011 un agujero de 4,1 millones de euros que fue asumido por el Ayuntamiento en contra de la opinión de la interventora, quien alertó de que se desconocían “las consecuencias jurídicas y económicas” de esa decisión. Pidió además que, antes de la disolución de la sociedad, era “necesario realizar una auditoría externa” que nunca se ha realizado.

Estos hechos fueron denunciados este jueves por los concejales de EH Bildu de Alonsotegi, donde gobierna el PNV, y han aludido a la “gestión irregular” de los peneuvistas a favor de un “entramado económico”. El informe de la interventora, fechado el 15 de abril de 2011, se refiere al pago de los dos consejeros de la sociedad municipal de 1,1 millones por trabajos de asesoramiento que encargaron a sus propias empresas. “En el caso del consejero Alberto Zulueta, ha facturado más de 900.000 euros del Ayuntamiento a favor de dos empresas en las que figura como socio: Arkideak e Iztau. Irkus Palacio, el que fuera gerente de la sociedad Alonsotegi Eraikiz, facturó por su parte alrededor de 130.000 euros en concepto de servicios jurídicos de la empresa BMP Abogados, de la que es presidente”, afirman.

La creación de esta sociedad se realizó en 2003, cuando era alcalde Gabino Martínez de Arenaza (ahora director de Turismo y Promoción Exterior de la Diputación de Bizkaia) y persistió con su sustituto, Aitor Santisteban, ambos del PNV y que gobernaron con mayoría absoluta. La sociedad urbanística se disolvió justo un mes antes de las elecciones de 2011, tras las cuales los peneuvistas perdieron la mayoría absoluta pero mantuvieron la alcaldía: cinco concejales, frente a Bildu (4 ediles), PSE (1) e Independientes (1).

La disolución se aprobó en contra del criterio de la interventora municipal, quien  cuestiona, en su informe, las tasaciones de los activos de la sociedad, alude a facturas “que no han sido aprobadas ni abonadas” como una de 2,4 millones de euros que esta solo bajo el epígrafe "Ilustre Ayuntamiento de Alonsotegi-Obra", la contratación de personal sin saber “el proceso selectivo” realizado o que facilitó datos sobre el IVA diferentes al Ayuntamiento de Alonsotegi y a la Hacienda de Bizkaia. La interventora señala que, tras varios requerimientos sin respuesta, solo recibió “datos generales facilitados telefónicamente” por parte de la Hacienda vizcaína.

Alonsotegi es uno de los siete municipios intervenidos en Bizkaia por la Diputación debido a su abultada deuda (más de 1.600 euros por habitante, solo superado por Bakio y Errigoiti, que rebasan los 2.000 por vecino) y junto a Bakio ha sido el único al que se le ha prolongado de 10 a 15 años el plazo para pagarla. La condición es que no puede acometer inversiones. “Hasta que terminemos de pagar la deuda Alonsotegi no podrá realizar ninguna inversión. Tenemos un Ayuntamiento en estado de vegetativo. No podemos hacer absolutamente nada”, ha manifestado el edil de EHBildu Asier Intxausti.

Intxausti ha agregado que “día de hoy seguimos sin auditoría” de la sociedad urbanística disuelta  “por los obstáculos que está poniendo el equipo de gobierno”  y ha acusado a la Diputación, “pese a los informes contrarios y las evidentes irregularidades del consistorio” de no tutelar al  “Ayuntamiento en ningún momento y ha permitido que el municipio llegue a una situación extrema”. El PNV, según ha señalado un portavoz oficial, no ha querido pronunciarse sobre este asunto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha