eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

¿Son Tsipras y Syriza machistas?

Las mujeres griegas están claramente infrarrepresentadas tanto en el Parlamento como en el Gobierno. Pero más allá de las apariencias, el gobierno de Syriza ha supuesto un avance en términos relativos en cuanto a presencia de mujeres en política.

22 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Syriza lidera los sondeos con casi 24 puntos de ventaja al mes de asumir el Gobierno

La ausencia de mujeres en el gobierno griego ha sido objeto habitual de comentarios desde que el pasado 27 de enero Alexis Tsipras anunciara la composición del nuevo Ejecutivo. La foto del nuevo equipo no deja lugar a dudas: apenas hay mujeres y ninguna es ministra. Según la terminología de Hannah Pitkin, en términos descriptivos, el gobierno griego queda muy lejos de ser paritario. Lo que aquí se pretende es poner esta realidad en contexto aportando información sobre el contexto social, la presencia de las mujeres en la política griega en perspectiva histórica y las diferencias existentes entre los distintos partidos. Como se verá, si bien es cierto que la presencia de las mujeres en la política griega y el actual gobierno es claramente minoritaria y que la igualdad de género no ocupa un papel protagonista en sus políticas – al menos en esta primera fase de gobierno -, en comparación con el resto de partidos Syriza es sin duda el partido que más contribuye a la presencia de mujeres en la escena política.

Para poder evaluar la política de un partido o de un gobierno en cualquier tema es importante conocer la sociedad a la que se dirigen sus propuestas. La participación de las mujeres griegas en la vida pública es menor que en otros países de su entorno. Un indicio claro es la participación de las mujeres en el mundo laboral. Como se puede observar en el Gráfico 1, en Grecia trabajan casi un 20% más de hombres que de mujeres, siendo ésta una de las mayores diferencias entre los países de la Unión Europea. Sólo en Italia y, sobre todo, en Malta, es aún mayor la infrarrepresentación de las mujeres en el mundo laboral.

Gráfico 1: Diferencia entre el porcentaje de hombres y el porcentaje de mujeres que trabajan.

irene_grafico1

Fuente: Cálculo propio a partir de datos del PNUD.

Veamos ahora cuál es la participación de las mujeres en el nuevo Parlamento griego. En la Cámara las mujeres son un 23,3% del total de los diputados (69 mujeres y 231 hombres). Este porcentaje es indudablemente más bajo que el equivalente en España (39,7%). No olvidemos, sin embargo, que el nuestro es uno de los porcentajes más altos de Europa, junto con los países nórdicos. La media de mujeres en el Parlamento en Europa es del 25,2% (un 23,6% si excluimos los países nórdicos). Incluso puede resultar chocante conocer que en Francia el porcentaje de mujeres en el Parlamento es sólo ligeramente más alto (26,2%) y en el Reino Unido incluso más bajo (22,8%) que en Grecia. El 23,3% actual es, además, el porcentaje más alto de mujeres en la historia del Parlamento griego. Como se observa en la Tabla 1, este porcentaje no ha dejado de aumentar.

Es más, la presencia de mujeres en el Parlamento griego no se distribuye de la misma forma entre los distintos grupos parlamentarios (Tablas 1 y 2). El grupo de Syriza se caracteriza por tener el mayor porcentaje de mujeres, un 29,5% (44 mujeres de 149 diputados). Le sigue Potami, que se sitúa cercano a la media con un 23,5% y muy cerca del socio de gobierno, Griegos Independientes, donde las mujeres son un 23,1% de todos sus representantes. Este partido se distancia así de los otros partidos de derechas, que tienen porcentajes claramente inferiores (un 14,5% Nueva Democracia y un 11,7% Aurora Dorada). El partido que menos mujeres diputadas tiene en proporción al total de sus representantes es PASOK, con un 7,7%.

Tabla 1- Evolución de la presencia de mujeres en el Parlamento griego.

irene_tabla1

Fuente:  http://www.gynaikes-politiki.gr/ y cálculos propios para la actual legislatura a partir de la página web del Parlamento http://www.hellenicparliament.gr/en/Vouleftes.

Lo cierto es que, dentro de los distintos grupos, a excepción de Nueva Democracia, no se observa una tendencia constante hacia una presencia cada vez mayor de mujeres. Por ejemplo, en el caso de Syriza, KKE, Griegos Independientes y PASOK sus grupos hoy tienen una menor presencia proporcional de mujeres que durante la legislatura anterior.

Tabla 2 – Mujeres diputadas en cada uno de los grupos en el Parlamento actual

irene_tabla2

Un aspecto que es importante tener en cuenta es que la presencia de mujeres en el Parlamento griego es el resultado directo de las decisiones de los votantes, y no de los partidos. El sistema electoral griego está basado en listas abiertas donde el partido no tiene capacidad, como en un sistema de listas cerradas, de asegurar una representación mínima de mujeres. La única excepción son los candidatos que presenta cada partido en la circunscripción estatal de 12 escaños en una lista cerrada. En estos casos, los primeros de la lista tienen muchas probabilidades de ser elegidos si el partido obtiene representación (se reparten de forma proporcional). En el caso de Syriza, se observa que es la segunda lista cerrada, después de la de PASOK, que tenía un mayor número de candidatas (Tabla 3). Concretamente, la mitad de la lista estaba formada por mujeres. Además, era una de las tres listas (junto con las de Nueva Democracia y KKE) en las que aparecía una mujer entre los tres primeros puestos. De hecho, el partido tiene como norma interna la presencia de un 35% de mujeres en su principal órgano de toma de decisiones, el Comité Central, así como en las listas de candidatos que presenta a las distintas elecciones. De los cinco candidatos finalmente elegidos de su lista cerrada estatal, dos fueron mujeres (ambas forman parte del gobierno como Ministras Adjuntas, ver más abajo).

Tabla 3 – Mujeres en la lista cerrada (12 candidatos)

irene_tabla3

* Aurora Dorada sólo presentó cuatro candidatos en esta lista

No obstante, como señalábamos más arriba, los otros 288 diputados son elegidos a través de listas abiertas por lo que, en último término, son los votantes los que deciden si eligen mujeres u hombres, sin restricción alguna en este sentido. Una forma de aproximarnos a la sensibilidad de los votantes es fijarnos en la medida en que las mujeres prefieren a algún partido concreto en mayor medida que los hombres. En este sentido,  Syriza obtiene más apoyo entre las mujeres (39%) que entre los hombres (34%), algo que ya se había observado en 2012.

Otro dato relevante que ha de ser tenido en cuenta es el elevado número de mujeres que Syriza presentó en las elecciones regionales del pasado mes de mayo. De las trece regiones, presentó mujeres candidatas en cinco de ellas, incluidas las dos más grandes (Ática y Macedonia Central). En cambio, los demás partidos presentaron, como máximo, dos candidatas  (el PASOK, en concreto, no presentó ninguna). De hecho, la primera gran victoria electoral de Syriza fue la que obtuvo en Ática en las elecciones regionales de 2014 y la que llevó a Rena Duru, una mujer, a ocupar el puesto de gobernadora de la región más grande de Grecia.

Pero volvamos al gobierno formado tras las elecciones generales de enero, que es el que ha suscitado la mayor parte de los comentarios ante la falta de mujeres en el mismo, y pongámoslo también en contexto. Aun cuando no resulte evidente, en términos relativos y comparándolo con al gobierno anterior, el gobierno de Tsipras supone un avance en cuanto a presencia de mujeres. Empecemos por recordar que en el anterior gobierno sólo había una mujer, la Ministra de Turismo (Olga Kefaloyani) y una Ministra Adjunta (Fofi Yenimatá). Conviene tener presente es que el actual gobierno ha llevado a cabo una reducción del número de ministerios, de forma que algunos ministerios tradicionales han sido agrupados bajo uno sólo. De 18 ministerios se ha pasado a 13. Así, por ejemplo, el Ministerio de Interior y Reforma de la Administración comprende los asuntos relativos a la Reforma Administrativa, la Protección Ciudadana, Política Migratoria y Macedonia-Tracia. Tres de estos eran Ministerios con entidad propia en el gobierno anterior. Al frente de tres de los departamentos se encuentran “ministros/as adjuntos” y, entre ellos, la encargada de la Política Migratoria es una mujer, Tasía Jristodulopulu. También está subsumido en ese gran Ministerio la viceministra de Macedonia-Tracia, a cuyo frente se encuentra otra mujer, María Kolia Tsarujá (de Griegos Independientes). El Ministerio de Economía, Infraestructuras, Marina Mercante y Turismo también está dividido en tres subsecciones. De la de Turismo también se encarga una mujer, Élena Kundurá (de Griegos Independientes). Dentro del Ministerio de Finanzas, el más poderoso en cualquier gobierno y especialmente en Grecia en la actual coyuntura, también se ha nombrado a una ministra adjunta, Nandia Valavani. Otro de los Ministerios donde se tomarán decisiones cruciales en los próximos meses es el Ministerio de Trabajo. En él, las dos ministras adjuntas son mujeres. Zeanó Fotíu está a cargo de la Solidaridad Social y Rania Andonopulu de la Lucha contra el Desempleo. En total, pues, hay seis mujeres en el Gabinete de Gobierno, si bien es evidente que son una clara minoría aún si sólo tenemos en cuenta a los veinte ministros adjuntos. A ellas procede sumar a la Presidenta del Parlamento, Zoi Konstandopulu.

En definitiva, las mujeres griegas están claramente infrarrepresentadas tanto en el Parlamento como en el Gobierno. Esto, en parte, se explica por la menor participación de la mujer en la vida pública en Grecia en comparación con otros países de nuestro entorno. No obstante, la presencia de mujeres en el Parlamento ha ido aumentado de forma regular con cada elección. Asimismo, las diferencias entre partidos resultan evidentes y Syriza destaca tanto por el mayor número de mujeres que presenta como candidatas, como por el mayor porcentaje de mujeres elegidas diputadas. No parece descabellado señalar que una parte del revuelo causado por la falta de mujeres en el gobierno de Tsipras se debe al escaso conocimiento del país y, otra parte, a que está siendo sometido al mayor escrutinio al que se ha sometido a ningún gobierno en los últimos tiempos. Sin pecar de optimista, creo que cualquier opinión estará mejor fundamentada si se pone en su justo contexto social e histórico y si se compara con la situación en otros países de nuestro mismo entorno.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha