eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Congreso aprobará la ley Wert la próxima semana en medio de nuevas protestas

El PP saca adelante el texto en el Senado con retoques mínimos y el Congreso le dará luz verde en el próximo pleno

La Plataforma de Defensa de la Escuela Pública convoca nuevas protestas para el 30 de noviembre

La ley entrará en vigor el próximo curso en los niveles impares de Primaria, mientras que las reválidas se aplazan hasta el 2017

- PUBLICIDAD -
Concentración de estudiantes contra la LOMCE frente al Teatro Arriaga de Bilbao./ EDN.

Concentración de estudiantes contra la LOMCE frente al Teatro Arriaga de Bilbao./ EDN.

La nueva Ley de Educación se aprobará en el pleno que el Congreso celebra la próxima semana. La reforma de José Ignacio Wert sale con el visto bueno del Senado después del proceso de enmiendas y en el que se han rechazado ocho peticiones de devolución y debatido casi enmiendas 900 parciales. El texto vuelve al Congreso el próximo jueves para que se voten las enmiendas hechas en el Senado pero mantiene el único apoyo del PP. El resultado de la votación, con muchas ausencias entre los senadores, ha sido de 136 votos a favor, 81 en contra y tres abstenciones (de UPN). La norma va camino de ser la primera ley educativa aprobada con los únicos votos del partido en el gobierno.

Los gobiernos vasco y catalán han anunciado un recurso ante el Tribunal Constitucional y avanzan que evitarán aplicarla porque no respeta sus competencias. El PSOE y todos los grupos parlamentarios se han comprometido a derogarla, por lo que la ley se quedará con el mismo apoyo con el que salió de la Cámara Baja. El triunfo gracias al rodillo parlamentario no ha impedido que la número dos de José Ignacio Wert, la secretaria de Estado Montserrat Gomendio, se haya felicitado del resultado porque está convencida de tener "el apoyo mayoritario de la sociedad". Además, Gomendio relativizó los recursos ante el TC: "E l Consejo de Estado ya dijo que no hay invasión competencial, pero están en su derecho de hacerlo", aseguró.

A pesar de las tres huelgas educativas a las que se ha enfrentado Wert, sus constantes polémicas y el hecho de tener la valoración más baja de todo el Gabinete con un 1,46 según el CIS, el ministro se queda al frente de la cartera de Educación. Mariano Rajoy ha negado que vaya a hacer cambios en el Gobierno antes de Navidad y ha asegurado que Wert tiene su pleno respaldo por ser "muy valiente". Que la reforma educativa no haya obtenido el más mínimo consenso no ha frenado en ningún momento al Gobierno, que mantiene que "algo hay que hacer" contra el fracaso escolar.

Dos días después de aprobarse en el Congreso, las protestas volverán a las calles. La Plataforma por la Defensa de la Escuela Pública ha convocado movilizaciones en Madrid de colectivos de toda España para el sábado. Los sindicatos y las organizaciones que defienden la escuela pública han prometido luchar también en los tribunales para impedir que se aplique.

Pocos cambios y matemáticas 'in extremis'

Minutos después de la votación, Gomendio aseguraba en rueda de prensa que este apoyo parlamentario supone "un hito importante" ya que  "es una de las reformas educativas que más apoyo ha conseguido a lo largo de la tramitación parlamentaria". "Lo que no entiendo es que se diga solo el apoyo del PP, cuando el Partido Popular ha recibido el apoyo de la mayor parte de la sociedad, que le ha dado mayoría absoluta, y por tanto, representa a un ámbito amplísimo de la sociedad" y eso, ha añadido, significa hablar significa hablar de "profesores, estudiantes y un montón de familias que han puesto su confianza en un Gobierno".

La principal modificación que se recoge la ley tras su paso por el Senado es la inclusión de Matemáticas como materia obligatoria para aquellos alumnos que estudien la rama de Ciencias Sociales. Y lo ha hecho 'in extremis' valiéndose de una autoenmienda, a pesar de que habían acordado una previamente con el Foro Asturias. En el proyecto que llegó a la Cámara Alta estaba recogida como una troncal optativa al unificar los bachilleratos de Humanidades y Ciencias Sociales. Con este cambio habrá dos intinerarios, de forma que quienes elijan Humanidades estudiarán Latín y los otros Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales, siendo ambas asignaturas troncales generales y, por tanto, obligatorias. La secretaria de Estado ha justificado el cambio que este cambio de última hora porque "las negociaciones son complejas" y "tienen el tiempo que tienen".

Las modificaciones que impone la LOMCE se implantarán en el curso 2014-2015 en los niveles impares de primaria y, un año después, en los pares. Las reválidas, en cambio, se han aplazado hasta el año 2017 después de que los propios consejeros de educación del PP lo reclamaran por falta de fondos para ponerlas en práctica. Suprimida Educación para la Ciudadanía, la asignatura de Religión volverá a ser evaluable y las escuelas que separan a niños y niñas podrán recuperar las ayudas económicas. 

Gomendio ha señalado que la tramitación de la ley es fruto de una "amplia participación en un diálogo abierto y constructivo" con los sector educativos implicados y las comunidades autónomas. "Este es el principio de un largo recorrido", se ha felicitado al secretaria de Estado de Educación, para "garantizar un futuro mejor y la empleabilidad" de los jóvenes con dos objetivos claros: luchar contra la alta tasa de abandono educativo temprano (del 25%, es decir, uno de cada cuatro estudiantes) y mejorar el rendimiento de los alumnos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha