eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El ministro de Agricultura dice que "clama al cielo" tirar alimentos a la basura

- PUBLICIDAD -
El ministro de Agricultura dice que "clama al cielo" tirar alimentos a la basura

El ministro de Agricultura dice que "clama al cielo" tirar alimentos a la basura

El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, ha dado de plazo este año para presentar la nueva normativa sobre fechas de caducidad y consumo preferente, porque "clama al cielo tirar alimentos a la basura" que pueden distribuir sin riesgo los bancos de alimentos, Cáritas o Cruz Roja.

Así lo ha afirmado Arias Cañete en una entrevista con el programa "Hoy por Hoy" de la Cadena Ser, en la que mostró su sorpresa por la repercusión social que tuvieron unas declaraciones anteriores en las que reconocía consumir yogures pese a estar pasados de fecha.

Según ha apuntado, el Ministerio espera un informe de Agencia Española de Seguridad Alimentaria (Aesan) antes de impulsar la nueva normativa sobre prolongación de fechas de caducidad y límites de consumo preferente, que tendrán que notificar a la Unión Europea (UE) antes y que podría estar aprobada "este año en cualquier caso".

"Sigo comiendo de todo; no se pueden sacar las declaraciones de su contexto", ha indicado Cañete en relación a sus afirmaciones sobre los yogures caducados que comía.

Ha añadido que se pronunció así en un momento en el que el Gobierno está elaborando una estrategia para evitar el desperdicio de alimentos en una situación "muy complicada" en España.

"A veces un yogur con su fecha de caducidad se tira a la basura, a pesar de que está en buenas condiciones", ha insistido el ministro, quien ha resaltado que el Gobierno está pensando en cambiar la norma de calidad de este producto, consciente de que la evolución microbiológica permite fechas más amplias.

El Ministerio ha solicitado a la Aesan "un informe más preciso" para ver si la fecha que hay en este producto "es de caducidad o de consumo preferente", según Arias Cañete.

Ha avanzado que los cambios normativos también podrán alcanzar a más alimentos.

"Si un producto es de consumo preferente, puede perder sabor y cualidades, pero no es dañino para la salud; y a lo mejor la gente no lo quiere comprar, pero quizás se puede repartir sin responsabilidad para las grandes superficies que lo pueden para dar a los bancos de alimentos", ha argumentado.

Cuando Caritas, Cruz Roja, la Iglesia Católica y los comedores están realizando un esfuerzo de solidaridad con los españoles, lo que no debe es tirarse productos comestibles a la basura, ha concluido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha