eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El presidente de Aragón pide una reunión con el Papa para solucionar el conflicto bienes con Cataluña

- PUBLICIDAD -
El presidente de Aragón pide una reunión con el Papa para solucionar el conflicto bienes con Cataluña

El presidente de Aragón pide una reunión con el Papa para solucionar el conflicto bienes con Cataluña

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha anunciado hoy que tiene previsto pedir una "entrevista" con el Papa Francisco para plantearle la necesidad de que la Iglesia cumpla las sentencias que obligan a Cataluña a devolver a Aragón los bienes eclesiásticos aragoneses depositados en esa comunidad.

Lambán ha hecho uso hoy de su facultad para intervenir cuando lo desee ante el Pleno de las Cortes y ha tomado la palabra para explicar la respuesta que ha dado a una carta que le ha enviado el presidente de la Generalitat, Artur Mas, en la que éste "niega cualquier derecho de Aragón" sobre los bienes.

Ante eso, el presidente Lambán ha planteado a los diputados de las Cortes la estrategia que pretende seguir para que se respete lo que es de Aragón desde "la autoestima y la dignidad".

Así, al tratarse de obras de arte propiedad de la Iglesia, se volverá a reclamar a través del nuncio del Vaticano en España la intervención del actual pontífice.

Además, Lambán ha anunciado la creación de una comisión de expertos, con la participación de la Universidad de Zaragoza y la Iglesia, para fijar las estrategias que se llevarán a cabo, y también que se estudiará en este asunto la activación de vías civiles hasta ahora no utilizadas.

El presidente se reunirá también con los alcaldes de los municipios de la zona oriental de Aragón, de los que proceden los bienes depositados en Lérida, para "implicarles activamente" en esta estrategia común, y tiene la intención de citar a sus predecesores en la Presidencia de Aragón (Santiago Lanzuela, Marcelino Iglesias y Luisa Fernanda Rudi) para repasar las acciones llevadas a cabo y fortalecer las actuales y futuras.

La reactivación del conflicto de los bienes de la zona oriental de Aragón ha surgido tras el intercambio de declaraciones y cartas referidas a una primera alusión que hizo hace pocas semanas el consejero de Justicia de la Generalitat, Germà Gordó, quien ofreció la nacionalidad catalana de una hipotética Cataluña independiente a los habitantes de territorios de la antigua Corona de Aragón entre ellos la Franja oriental aragonesa.

Lambán pidió "inmediatamente" una rectificación, pero Mas, en lugar de desautorizar a su consejero, le envió una carta en la que "no solo pone en cuestión la identidad de los ciudadanos aragoneses y la integridad de la comunidad", sino que da por buena la propiedad catalana de los bienes eclesiásticos cuando todas las sentencias al respecto dicen que no es así.

Ninguna institución aragonesa puede "tolerarlo", y según Lambán se requiere una respuesta que tenga, "como mínimo, la dimensión del agravio".

Todo ello, según Lambán, sin olvidar en ningún momento las relaciones de vecindad, afecto, comerciales y económicas entre Cataluña y Aragón.

"Para la recuperación plena de esa convivencia, desde Aragón se puede hacer mucho, pero antes hay que solucionar los problemas que envenenan las relaciones con Cataluña", ha dicho.

Los grupos parlamentarios, excepto Podemos, han alabado la contundencia de Lambán al responder y han ubicado las declaraciones de Gordó y del presidente Mas en el contexto preelectoral y en el proceso independentista impulsado por una parte de las instancias políticas catalanas.

Además, a instancia del portavoz del PAR, Arturo Aliaga, los portavoces de los grupos se han emplazado a redactar una declaración institucional al respecto.

El portavoz popular, Roberto Bermúdez de Castro, ha vaticinado que Lambán no obtendrá del nuncio o del Papa "ni una mala palabra ni un buen hecho", y ha insistido en que la vía de actuación pasa por conseguir que los obispos, "que son como una piedra", concedan al ejecutivo la cesión del derecho de solicitar la devolución de los bienes.

Mientras, el líder de Podemos, Pablo Echenique, ha ironizado con el "torbellino de pasiones" desatado por el intercambio de cartas y se ha preguntado: "Mientras presidentes, expresidentes y presidents se dedican apasionados al género epistolar, ¿quién se dedica a solucionar los problemas de la gente?".

Lo que dijo Gordó le parece a Echenique una "provocación" y ha reconocido que es necesario "cumplir la legalidad" en el asunto de la devolución de los bienes, pero ha advertido a Lambán de que, "al seguir el juego a Mas, le está haciendo la campaña al delfín de Pujol" en su estrategia de "enfrentar a los pueblos de España para no hablar de sus problemas".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha