eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las personas con discapacidad sufren más discriminación cuando tienen mejor currículo

Un experimento demuestra que las empresas tienden a rechazar más a las personas con discapacidad que tienen un buen currículo, aunque la disfunción no afecte a su productividad

Una posible explicación, que "los trabajadores más experimentados recibirían salarios más altos y tendrían más responsabilidad", dicen los autores del estudio a eldiario.es

- PUBLICIDAD -
Los discapacitados en Aragón suelen firmar contratos temporales.

Las personas con discapacidad siguen sufriendo discriminación laboral EFE

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), cerca de 1.000 millones de personas en el mundo tienen alguna discapacidad, de las que al menos 785 millones están en edad de trabajar. Sin embargo, aunque muchas han logrado conseguir un empleo, estas personas aún experimentan formas comunes de discriminación, como un alto nivel de desempleo, prejuicios en cuanto a su productividad o incluso la exclusión del mercado laboral. 

Hasta ahora, diversos estudios habían sugerido que un mejor currículo podría ayudar a los personas con discapacidad a superar la discriminación laboral. Sin embargo, los resultados de un reciente experimento realizado por investigadores de la Oficina Nacional de Investigaciones Económicas de EEUU han mostrado todo lo contrario. "Nos sorprendió mucho descubrir que la discriminación era mayor entre los candidatos con más experiencia y mejor currículo", han asegurado los autores del estudio a eldiario.es

Enviar currículos ficticios

Los investigadores construyeron dos currículos ficticios de especialistas en contabilidad y finanzas, uno de un candidato altamente cualificado y con seis años de experiencia y otro de un recién licenciado. Para cada uno de ellos crearon tres cartas de presentación diferentes, una sin discapacidad, otra en la que se reconocía una lesión de la médula espinal y la última en la que el candidato aseguraba tener el síndrome de Asperger, un trastorno que puede dificultar la interacción social. Finalmente enviaron los currículos a miles de ofertas de trabajo de empresas por todo el país.

Según los resultados del experimento, las empresas mostraban un 34% menos de interés en los candidatos con experiencia que reconocían tener alguna discapacidad, respecto a los que no la tenían. Pero esta diferencia era sólo de un 15% cuando los candidatos eran novatos. "Diseñamos el currículo de estos candidatos para ser superestrellas", ha asegurado a eldiario.es Mason Ameri, principal autor del estudio, sin embargo, "las empresas mostraban mucho menos interés en los que tenían una discapacidad, pese a que tenían credenciales idénticas a los otros".

Un mayor riesgo para las empresas

Los investigadores afirman que no tienen "una respuesta definitiva" que explique esta brecha, aunque consideran que es probable que muchas empresas vean a los candidatos experimentados con discapacidad como una inversión "más arriesgada" para la compañía. "Los trabajadores más experimentados recibirían salarios más altos y tendrían que asumir una mayor responsabilidad, por lo que algunos empleadores podrían tener más dudas sobre la contratación de este tipo de trabajadores en comparación con los candidatos novatos". También es posible, aseguran los investigadores, que "consideren que es relativamente más fácil despedir a un novato que una persona altamente cualificada".

Otros estudios también apuntan a esta explicación y la OIT asegura que las personas con discapacidad son contratadas principalmente "a través de agencias de trabajo temporal, para de esa forma minimizar los riesgos de los empleadores".

Sin embargo, los autores del estudio también destacan que "es posible que los empleadores prestaran más atención a las cartas de presentación de los candidatos con experiencia que a las de los novatos". Con lo que la brecha entre ambos podría deberse en parte a la falta de conocimiento del empleador acerca de la condición de discapacidad de los novatos.

La discriminación no depende de la productividad

Respecto al resultado global, los autores aseguran que sigue existiendo una gran discriminación laboral hacia las personas con discapacidad. "No nos sorprendió tanto el resultado en sí, que era previsible, como el hecho de que fuera tan grande", reconocen. Estudios anteriores, realizados en Francia y Bélgica, ya habían mostrado que tanto los empleadores como los compañeros de trabajo suelen tener prejuicios y, en general, falta de conocimiento acerca de las personas con discapacidad, lo que contribuye a rechazarlos cuando solicitan empleo. 

Además, el estudio mostró resultados de rechazo similares a los candidatos con Asperger y con una lesión en la médula, lo que, según los investigadores, indica que el sesgo no obedece a criterios de productividad. "Si las empresas consideraran que una discapacidad en concreto puede resultar problemática desde un punto de vista de productividad, se habría observado una diferencia entre las discapacidades, pero no ha sido así", afirma Ameri.

"Nuestro experimento es el primero de este tipo que pone a prueba la respuesta de las empresas frente a candidatos con discapacidad en un entorno real", han afirmado los autores del estudio. Sin embargo, este tipo de experimentos en los que se envían currículos ficticios, ya se han utilizado para estudiar para estudiar otros tipos de discriminación en el ámbito laboral, como el racismo y el machismo, y suponen un buen ejercicio para desenmascarar la realidad que subyace en el mercado laboral. En el año 2003, un estudio similar demostró la discriminación racial en EEUU y en 2012 sucedió lo mismo con un estudio sobre discriminación de género, que puso de manifiesto el machismo que aún existe en el mundo académico. 

En España el trabajo se concentra en el sector público

En España, la situación no difiere mucho de otros países de nuestro entorno y el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, reconoció el pasado 5 de noviembre, que el 90% de los contratos indefinidos a personas discapacitadas se suscriben en el sector público. Según los datos del Ministerio, desde 2012 se han firmado en España 68.000 contratos laborales con personas con discapacidad, de los cuales, el 90% pertenecían a la Administración.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha